Una selección de películas poco controvertida acompañó a una edición con escasez de grandes estrellas

Tras un año más en San Sebastián, en esta primera columna trato de resumiros lo sucedido en los 10 increíbles días del 70 SSIFF. Un festival que inauguraba la cinta Modelo 77 y se clausuraba con Marlowe.

Fotograma de Modelo 77, la cinta que inauguraba el 70 SSIFF
Fotograma de Modelo 77, la cinta que inauguraba el 70 SSIFF

La películas y secciones del 70 SSIFF

He de decir que las películas han resultado de bastante buen nivel. Aunque hablaré en el siguiente artículo acerca de ellas, os diré que aplico la teoría de la cucaracha. Esto es, si ves una es que hay 10. Así que, si mi selección me ha dado una serie de películas decentes, he de pensar que el conjunto del Festival estaba cargado de cintas de calidad.

Han regresado además las secciones de Klasikoak y Retrospectiva. Así que el festival recupera todas sus secciones tradicionales.

Amigos que regresan y otros que hemos hecho en este 70 SSIFF

Regresar al festival es regresar al grupo de amigos. Es reencontrarse con Sofía Squittieri, actriz y productora, con Carlos Minondo, de Donostilandia, miembro de Signis y del Círculo de Escritores Cinematográficos, con Daniel Arrébola e Iván Gutiérrez , de APTC Cine, con la actriz, productora y ex candidata a Miss Universo Noelia Roel, o Martin Page, fotógrafo y organizador de eventos como el ciclo Sound and Vision en los madrileños Cines Paz.

Hemos echado de menos a David Pujol, que ha tomado un camino profesional mejor remunerado. Pero hemos descubierto nuevas gentes, como Carlos Aguilera, gran persona, miembro también de Signis y crítico de cine en Pantalla 90. O a amantes del cine como el diseñador de sonido Brendan Golden, Pablo Parra de Avalon, la actriz Agustina Leoni o la actriz (actriz en proceso) Jazmín Cáceres.

La organización

Siempre atentos, siempre encantadores. Desde los jefes hasta los voluntarios tratan de conseguir que todo vaya bien y resuelven los problemas con una sonrisa. Una vez más, en este 70 SSIFF, no tengo más opción que enviar una cálida felicitación y un mensaje de agradecimiento por la simpatía y el buen hacer. Mi especial agradecimiento para Koro Santesteban.

Un único detalle. Las sesiones han comenzado tarde en casi cada ocasión. Si has de ir de una a otra, de un lado a otro a la carrera, poder fiarte de los horarios ayuda mucho.

Una app muy mejorada

La app fue un punto negro en las dos anteriores ediciones. Pero en esta tercera su usabilidad ha mejorado tanto, que pasa de negro a brillo. Se puede elegir cada entrada individual y queda seleccionada de modo inmediato, las preguntas innecesarias han desaparecido.

¿Hay cosas por mejorar? Sí. Pero cuando se ha trabajado en algún desarrollo informático, ya se sabe que siempre quedan cosas por mejorar.

La ausencia de papel

En este 70 SSIFF el pack para los acreditados era muy escaso. No había libro con la sinopsis de las películas, tampoco teníamos programa de mano. A cambio, todo el material estaba disponible online. Creo que pierde cierto encanto. Pero es el signo de los tiempos, evitar los residuos y reducir los costes (el impacto ambiental de los contenidos online es muy discutido en la actualidad).

Eso sí, los acreditados podíamos escoger la, roja o negra, la tradicional. Yo elegí la roja, que era la menos popular.

Los periódicos del festival en el 70 SSIFF

Es casi el único vestigio de papel que queda. Aquí os dejamos las portadas.

El periódico de la primera jornada del 70 SSIFF
El periódico de la primera jornada del 70 SSIFF

La prensa vs. el público. 0-1

Uno no puede sino sorprenderse de lo que sucede en los festivales. Como habitual de las salas estoy muy acostumbrado a la mala educación de muchas personas en los cines. Pero este año he acudido a sesiones abiertas en las que el público se comportaba, manteniendo el silencio y prestando sus ojos y oídos a la experiencia cinematográfica. Punto para el público.

En cambio las sesiones de prensa han sido una agonía. El teléfono encendido, llamadas entrantes (¡varias para el mismo!), selfies, mensajes, comida en las salas (estando prohibido), ruidos con las bolsitas de lo anterior, entradas y salidas y que se haya consentido entrar a la prensa tarde con la proyección iniciada.

La moda de la faringitis

No ha habido apenas material promocional, pero lo hemos sustituido por la afonía.

Pues sí, ha habido una auténtica epidemia. Desde mi perspectiva el paciente 0 fue Daniel Arrébola, pero vete a saber. He visto múltiples periodistas tosiendo, afónicos… y al final hasta mi invencible sistema inmune se ha visto superado. Quería hacer crónicas en video y desde e segundo día ha sido imposible.

Formato cuadrado, la segunda moda

Pues sorprendentemente, el formato 4/3 y similar estuvo bastante presente en estos tiempos panorámicos. Pudimos verlo en Blonde, con una brillante Ana de Armas, en Runner, la cinta que nos evocó a Malick, en la dura pero necesaria El sostre groc o en Fifi / Spare Keys, coming of age francés con carga social y un universitario decente (alguno existe).

¿Es una tendencia? ¿Es un artificio de festival, un cebo para cinéfilos? Sólo el tiempo tiene la respuesta.

Dos premios Donostia

Como en anteriores ediciones, este 70 SSIFF ha contado con dos Premios Donostia.

Gala del Premio Donostia otorgado a Juliette Binoche durante el 70 SSIFF

Por un lado, la actriz francesa Juliete Binoche recibía el suyo el día 18, de la mano de Isabel Coixet. Su trabajo quedaba representado a través de la película Avec amour et acharnement (Fuego en español).

Por el otro era el director canadiense David Cronenberg quien recogía el Premio Donostia el día 21. La película que acompaño la gala fue Crimes of the Future, que se estrenó en Cannes con buena acogida.

Las estrellas

Se ha dicho de este 70 SSIFF que han faltado estrellas y que a última hora Glenn Close se cayó del cartel. Puede ser cierto, aunque no completamente. Pero conociendo a gente más joven, uno descubre que quizá un par de influencers, una instagrammer o una conocida actriz de series televisivas pueden tener el mismo tirón que Tom Cruise.

De todos modos, y además de la sorpresa de última hora, por salas y fiestas vimos pasar a Penélope Cruz, Hirokazu Koreeda, Ricardo Darín y su hijo Chino, David Guetta, Fernando Tejero, Miguel Herrán, Olivia Wilde, Anna Castillo, Noémie Merlant, Luis Tosar, Juliette Bincohe, David Cronenberg, Vicky Luengo, Eva Ugarte, Belén Cuesta, Natalia de Molina, Lali Espósito, Bárbara Lennie (espectacular en su embarazo), Louis Garrel (que disfruta de los mismos restaurantes y fiestas que el que escribe), Pilar Palomero, Hong Sang-soo (al que he de reprochar su última película), Vicky Krieps, Kila Lord Cassidy, Carla Simón, Kike Maíllo, Verónica Echegui, Liam Neeson, Diane Kruger, Neil Jordan y un sinnúmero de otras caras conocidas que no completamos para no aburrir al lector.

Las cintas de Netflix

Pues presentaba cuatro, pero fueron cinco con la película sorpresa, Rainbow, The Wonder, Ruido y Bardo, falsa crónica de unas cuantas verdades, o último de Iñarritu. De ellas coincidimos con dos, Bardo, falsa crónica de unas cuantas verdades y The Wonder. También coincidimos con la película sorpresa.

La cinta sorpresa… con invitada sorpresa

Cuándo parecería que este 70 SSIFF iba a estar corto de glamour llegó Ana de Armas y restableció el equilibrio del cosmos. Una mujer que no puede ser más encantadora. Sí, es guapa, pero ese charme que desprende, esa simpatía… superan a su belleza.

Aunque de Blonde hablaremos, podemos decir que Ana de Armas se mimetiza con Norma Jean.

Un fotograma de Blonde, la cinta sorpresa del 70 SSIFF con una magnífica Ana de Armas
Un fotograma de Blonde, la cinta sorpresa del 70 SSIFF con una magnífica Ana de Armas

Fanfan  te mantiene al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrece servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, InstagramIvoox, Spotify YouTube

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre