Una piensa, en su ingenuidad, que el día que se conoció la noticia de que agentes españoles intentaron entrar en la embajada de México con la intención de proteger la salida del país de ex ministros de Evo Morales, la prensa española desplazaría al país una legión de periodistas de investigación. Saber la verdad de un asunto que provocó una distancia diplomática enorme entre Bolivia y España no es un asunto baladí.

Conocer además el porqué de esa maniobra era un asunto de máxima relevancia. Sobre todo porque esa operación, obscena y sin precedentes, se sospecha que se ejecutó para proteger y cuidar el silencio de ministros que saben mucho de las relaciones entre Evo Morales y Podemos, al menos con Podemos.

Alejandro Entrambasaguas
Alejandro Entrambasaguas

Pues no. Tan solo ABC y OKDiario enviaron equipos con voluntad de investigar, buscar las razones de esa chapuza de operación y rastrear los pagos del régimen de Morales a Podemos, sus empresas, sus terminales. Alejandro Entrambasaguas se fue para seis días y ha pasado dos meses en Bolivia.

En la entrevista con FANFAN cuenta cómo el ministro del Interior de Bolivia le puso escolta, día y noche, al conocer que tres hombres se habían presentado en el hotel de La Paz donde se alojaba el periodista para preguntar si se encontraba allí. Llevaban una foto. Y pidieron detalles. Otro día recibió en su móvil la advertencia de que estaba siendo observado. Para demostrarlo un comunicante anónimo le envió fotografías de cámaras de vigilancia tomadas en varios lugares de la capital.

Una investigación abierta

Pero el incidente más oscuro lo vivió con el ex ministro del Interior de Morales, Carlos Romero. Romero vivía oculto en un apartamento de la ciudad hasta que fue localizado por Entrambasaguas, que consiguió hablar con él un par de minutos. Una hora mas tarde la hermana de Romero le pidió explicaciones. Entrambasaguas le solicitó una entrevista con el ex ministro. Los Romero accedieron, pero las condiciones eran que fuera solo, que no llevara móvil ni grabadora. La entrevista se celebraría en un lugar desconocido a las tres de la mañana. Entrambasaguas no aceptó.

Romero cambió de domicilio pero al día siguiente fue detenido y hoy se encuentra en prisión. Hay que recordar que la fiscalía ha llamado a declarar a Pablo Iglesias, al ex presidente Zapatero y a Garzón. Zapatero, en una entrevista en La Sexta dijo entre balbuceos tartamudos que no pensaba ir porque «Bolivia es un país de extrema derecha».

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre