La compañía Club Caníbal propone monta un espectáculo cómico basado en la pasión del rey Alfonso XIII por las películas porno, titulado Alfonso, El Africano.

alfo
Alfonso XIII ordenó producir películas pornográficas.

Chiqui Carabante, Font García, Vito Sanz y Juan Vinuesa han elaborado un texto donde se profundiza en la esencia de España y sus clases dirigentes a través de una historia inspirada en un hecho real: los filmes pornográficos que mandó producir Alfonso XIII, a través del conde de Romanones y dos cineastas, los hermanos Baño. El espectáculo se llama Alfonso, El Africano.

Las actrices protagonistas eran prostitutas del Barrio Chino de Barcelona y los actores eran borrachos y vagabundos de la misma zona. El monarca formulaba los argumentos, todos fundamentados en abusos de poder: un cura que se beneficiaba a las feligresas, un doctor que se lo montaba con sus pacientes o un ministro que le pedía sexo a una mujer a cambio de favores políticos. Alfonso XIII proyectaba sus filmes en una sala de cine privada de palacio, acompañado, en ocasiones, por amigos y otros nobles.

alfonso
La obra cuenta cómo el Rey desoyó las voces que le advertían del hartazgo del pueblo hacia la monarquía y de cómo pedía una república.

La función retrata cómo esas exhibiciones se convierten en las mofas de sus amigos, pues las intérpretes carecen de cualquier encanto. Por eso, Alfonso XIII se obsesiona con encontrar a mujeres de alta cuna que estén dispuestas a participar en una cinta porno. Mientras, políticos y militares advierten al Rey de la posible sublevación del pueblo, el cual ya habla de república. Pero el monarca no hace caso de sus consejos porque lo principal es su nueva película…

La podemos ver hasta el 26 de diciembre, en el madrileño Teatro María Guerrero.

Alfonso XIII estaba obsesionado por encontrar mujeres de alta alcurnia dispuestas a participar en grabaciones cinematográficas porno.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre