Inicio Autores Publicaciones por Julio Moreno

Julio Moreno

49 MENSAJES 0 Comentarios

El síndrome de Sjögren y el papel fundamental de las asociaciones

Sjögren
Hoy celebramos el día mundial del síndrome de Sjögren, encuadrado en las llamadas enfermedades  autoinmunes, con motivo del nacimiento de su descubridor, el doctor Henrik Sjögren. Este síndrome, cuyos principales síntomas son dolor articular, inflamación de las glándulas salivales, erupciones cutáneas, sequedad vaginal y de la piel, tos seca y fatiga prolongada, afecta a una persona de entre cada 1.000 a 10.000, lo que la convierte en la enfermedad autoinmune sistémica más frecuente.

Las malas intenciones

Las malas intenciones
Hoy he querido empezar estas letras citando a Umberto Eco, autor, entre otras muchas obras de “ el péndulo de Foucault “ y “ el nombre de la rosa “. Novelista y, sobre todo, ensayista preclaro, Eco siempre decía que había escrito “ el péndulo de Foucault “ con la intención de que quien lo leyese, se arrojase por la ventana. La intención puede considerarse ética o no, pero desde luego es una intención.

Aquellos maravillosos años

maravillosos años
“ Calle arriba caminé tranquilo, al encuentro de un invierno frio que dejé pasar. Al doblar la esquina de la acera, di de bruces con la primavera, no la vi llegar. Un verano sin escusa y en otoño me olvidó la musa, me dejó marchar. Me perdí en las estaciones y hoy el tren paró por vacaciones, no quiere arrancar “. ( “ Estaciones “ . Antonio Vega ).

El orgullo del heterosexual

orgullo
Bueno, pues esta semana pasada se ha llevado a cabo la celebración, para quien entienda que hay algo que celebrar, del orgullo Gay. Recuerdo muy bien una entrevista que le oí una vez al genial Camilo José Cela. Era Don Camilo un hombre preclaro y sin pelos en la lengua, como buen gallego, mordaz y rápido. Le preguntaba entonces el periodista por un homenaje que se había rendido en esas fechas a Federico García Lorca, por parte de alguna asociación de homosexuales. Si, a nadie puede ofender la palabra homosexual

Vuelvo al bar

bar
Me gusta el bar. Sin más. A veces, cuando ya no puedo más, que es a menudo, solo me quedan dos opciones razonables; el Orfidal y el bar. Así que, remodelando el dicho de que “ la masturbación está bien, pero follando conoces gente “, se podría decir que los antidepresivos hacen su función, pero en el bar le puedes contar tus cuitas a otro, aunque sea el camarero.

Gracias Panchito, Panchito

panchito
Tras estos meses pandémicos que hemos venido sufriendo, parece que, aunque de manera sutil, empezamos a ver la luz al final del túnel. Es verdad que, si atendemos a la lógica, nada de esto ha terminado. Existen signos evidentes de que nuevas cepas, venidas de exóticos lugares, nos harán retroceder. Pero no es menos cierto que las circunstancias permiten el optimismo y, sobre todo, una vuelta a la normalidad que ya es, para todos y para todo, una necesidad.

Más de cien palabras, por Julio Moreno

Más de cien palabras
Me encontraba días atrás manteniendo una conversación filosófica con mis hijos, de esas que, no sabes cómo, derivan por todo tipo de temas, Cuando uno de ellos me hizo una pregunta a la que me fue imposible responder. La pregunta era cual es mi canción favorita. Simple, en apariencia. Complicada, imposible, en realidad.

Deprisa y mal

deprisa y mal
"En este siglo acabaremos con las enfermedades, pero nos matarán las prisas “. (Gregorio Marañón) Vivimos, sin duda, una exaltación de lo urgente. Este siglo XXI, que no es el mismo al que se refería Don Gregorio Marañón en la cita anterior, se caracteriza por la necesidad de lo inmediato. El asombroso...

Canta por mí

canta por mi
Sitúense. La gente, inquieta y excitada, comenta lo que está por venir. Unos cantan, otros saltan. Otros miran al escenario, impacientes. De repente, como en una catarsis, se paga la luz, provocando una exclamación unánime. El humo en el escenario nos impide la visión, pero podemos intuir que el grupo ha salido a escena. El griterío precede, ahora, al silencio. Contenemos la respiración. Las baquetas de Javi Molina, como un redoble de tambores antes de las salvas, nos erizan la piel. Cinco segundos y la guitarra de Rafa nos da la melodía. Entonces, junto al bajo de Dani Mezquita, David empieza a cantar.

Esta boca es mía

esta boca es mía
Me han ocurrido muchas cosas desde que empecé a escribir. La mayoría, la inmensa mayoría, buenas. Es muy gratificante que gente a la que no conoces, o a la que no conocías, alabe tu trabajo. Es cierto que, por lo general, hay que huir del alago como de la peste, pero siempre sienta mejor un beso que una patada

Después de habernos servido bien

tio juan
Siempre que el verano despunta por el horizonte, como en estas fechas, me vienen a la cabeza los recuerdos de veranos pretéritos, con sus días luminosos, su olor a hierba cortada y al cloro de las piscinas, las chanclas, la crema solar que mi madre nos aplicaba y, sobre todo, los domingos en familia. Si tengo que elegir qué recuerdos viajarán conmigo al más allá, sin duda estos domingos de los veranos de infancia compondrán varios capítulos.

Sin timón ni timonel

timón
Decía Aristóteles Onasis que “ tal vez la voluntad de abandonar todo se torne mi compañera, pero, en vez de huir, correré detrás de lo que deseo “. Es cierto. Llega un momento, en la vida de todo ser humano, en el cual, sea cual sea su condición, siente la necesidad de huir. La mayoría de las veces, afortunadamente, la huida es hacia delante, ese tipo de huida que nos obliga a avanzar, a dejar atrás lo que hemos sido, para dirigirnos a lo que queremos ser.

Los cien golpes

cien golpes
Maldita sea mi estampa morena. Otra vez aquí, otra vez en viernes y otra vez sin saber de que coño escribir. Tengo que confesar que la mayoría de las veces me siento ante el teclado sin saber de que voy a escribir. Increíblemente, es así. Lo hago, porque, aunque ustedes no lo crean, casi todas las veces que me siento con una idea clara de lo que quiero plasmar, acabo escribiendo de otra cosa. El artículo, que tú crees bajo control, no se deja doblegar, de tal modo que, al final, no escribes lo que querías, sino lo que el teclado y tus manos, sin duda poseídas por Eduardo Manos Tijeras te obligan a escribir.

‘El animal que yo llevo dentro’ (Franco Battiato)

battiato
Me despierto hoy con la triste, más aun, la desoladora noticia de la muerte de Franco Battiato. Pensarán que exagero, pero no. Franco Battiato es, era más bien, uno de los últimos pilares del bastión de mi juventud, casi mi niñez, que aún quedaban en pié. Su muerte, además de un gran disgusto, es una señal de que se acabó lo que se daba, como cuando dejaron de fabricarse los juegos reunidos Geyper. Parafraseando a otro de mis ídolos de ahora y de entonces, Joaquín Sabina, que Dios me lo conserve muchos años, “ hoy dijo la radio, que han hallado muerto al niño que yo fui “.

Llenen su vida de luz, por Julio Moreno

luz
Disiento profundamente de este enunciado de Bergman, lo siento mucho. Para mí, nada va más directo a nuestras emociones que la literatura. Es cierto que una película puede contar en una hora y media, milagrosamente, la misma historia que se refleja en una novela, pero, por esto mismo, por su inmediatez, no puede alcanzar a reflejar de ningún modo lo que un autor plasma en un papel. En el papel se encuentra la esencia de lo que el creador quiere transmitir, pero también trasluce aquello que el autor tiene bajo la piel.

Sin tambores ni trompetas, por Julio Moreno

julio moreno
Cuentan que un día, un joven se acercó a Balzac para pedirle consejo sobre como titular un libro que acababa de escribir. Balzac, tras estudiar al individuo, le contestó : “ Muy fácil, ¿ sale algún tambor ? “. “ No “. “ ¿ Y alguna trompeta ? “. “ Tampoco “. “ Pues entonces está clarísimo… Sin tambores ni trompetas “. Hay que ser un genio como Honoré de Balzac, y tener los nervios templados, de acero fundido, para que te salga una respuesta así, de forma espontanea, que deja una cita que trasciende los siglos, mientras vas por la calle, no sé, a comprar el pan.

Hay mil historias que no debes contar, ni en los bares

bares
En estos días inciertos, en que vivir es un arte, me encuentro releyendo, por enésima vez, un libro de uno de mis autores favoritos del que ya me habrán oído hablar, Juan Tallón. Este autor gallego, con numerosas novelas en su haber, es realmente un articulista genial. Columnista de numerosas publicaciones, hace algunos años publicó una recopilación de sus artículos llamada “ Mientras haya bares “.

Volvemos a las salas, la columna de Julio Moreno

salas
Sitúense. Me encontraba el mediodía del pasado jueves en urgencias, de la Fundación Jiménez Díaz, con mi hijo Juan. Si ustedes tienen hijos habrán comprobado que la visita a urgencias, más si juegan al futbol como los míos, es algo que se da periódicamente de una forma inevitable. Pues en esas estaba, esperando una radiografía del codo derecho de Juan, con la mascarilla, tres horas en una sala de espera, cuando, inesperadamente, me cambió el jueves. Bueno, la verdad es que me cambió el jueves, la semana y el mes.

Soldados de Ainara

Ainara
Twitter, haz tu magia.Si ustedes, como yo, son usuarios asiduos de Twitter, habrán leído esta frase en más de una ocasión. La red social, para bien o para mal, es un inmenso contenedor de ideas, opiniones, quejas, frases vacías, información, desinformación y también, en numerosas ocasiones, peticiones de ayuda. A veces, de un modo solapado. Otras, de una forma literal.Hay insignes tuiteros dedicados en cuerpo y alma a retuitear toda clase de peticiones de ayuda, desde gente desaparecida a perritos extraviados. Yo, sin embargo, creo que hay que filtrar un poco este tipo de tuits, ya que, si no, corres el riesgo de desvirtuar tu cuenta.

La escritura inesperada, por Julio Moreno

escritura
Pues nada, me he quedado en blanco. Aquí estoy, sentado delante del ordenador, esperando a que me visite la musa. Que no sé de qué escribir, vamos. Me pasa a veces, muchas veces. A medida que me voy adentrando en el mundo de la escritura, me voy convenciendo de que lo más difícil de escribir es tener un tema sobre el que hilar el artículo, el relato o lo que quiera que escribas.

CONECTA CON NOSOTROS

6,069FansMe gusta
1,543SeguidoresSeguir
1,780SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

servicio de lavandería

‘Servicio de lavandería’, los poemas del desamor y la muerte de Begoña Rueda

Como en las fases del programa de una lavadora automática, Servicio de lavandería comienza por el prelavado: una nota poética cargada de la vida cotidiana de esas periferias de los hospitales que no vemos, donde la miseria se depura para que sábanas y camisones vuelvan a un blanco inmaculado. "Dos lavadoras industriales bastan para blanquear la ropa de las heces y de la sangre que podría ser mi sangre, mi miseria podría ser algún día un camisón cubierto de vómito..." "Bendita sea mi vida, bendita mi salud, porque algún día, quizás, podría ser mi miseria un camisón" Este poemario de Begoña Rueda, que tiene el tono de aquellos bodegones "vanitas" del barroco, la forma de un dietario, y la sencillez de un horario laboral, mereció el XXXVI premio Hiperión de poesía. Y ahora llega el libro, que celebramos.
Julio Cortázar

Cuentos únicos: ‘Casa tomada’ de Julio Cortázar

En Casa tomada solo hay una fecha: 1939. Es el año que según el narrador dejaron de llegar a Argentina libros de literatura francesa. Casa tomada apareció en 1947. Enseguida se convirtió en uno de los cuentos más aplaudidos de Julio Cortázar. Vio la luz gracias a la revista Los Anales de Buenos Aires que estaba dirigida por Jorge Luis Borges. Casa tomada es un cuento central en la obra de Cortázar, porque contiene todos los elementos de estilo y narrativa del autor: la mezcla de la realidad y la fantasía, y la deformación de todo aquello que conocemos, el juego y la experimentación
ignacio de loyola

‘Ignatius’, el relato del peregrino de Ignacio de Loyola

Miguel Ángel Blázquez creó Bookman, libros únicos en 2018, y desde entonces dedica la editorial a poner ante el público libros inesperados. Libros imprevistos, como dice en una cita del poeta italiano Eugenio Montale: "un imprevisto es la única esperanza". Su última criatura es Tulibrería, una tienda online donde Blázquez vende los libros que propone para llevar a la vida actual lo imprevisto. Una librería de editor. La librería de una aventurero, de un apasionado de los libros, la edición, la tipografía, y la impresión mecánica. En ese contexto se publica este Ignatius, el relato autobiográfico de la vida de Ignacio de Loyola, un gigante colosal del siglo XVI, uno de esos pocos hombres que pueden decir que han cambiado el mundo.