Inicio Autores Publicaciones por Julio Moreno

Julio Moreno

32 MENSAJES 0 Comentarios

Volvemos a las salas, la columna de Julio Moreno

salas
Sitúense. Me encontraba el mediodía del pasado jueves en urgencias, de la Fundación Jiménez Díaz, con mi hijo Juan. Si ustedes tienen hijos habrán comprobado que la visita a urgencias, más si juegan al futbol como los míos, es algo que se da periódicamente de una forma inevitable. Pues en esas estaba, esperando una radiografía del codo derecho de Juan, con la mascarilla, tres horas en una sala de espera, cuando, inesperadamente, me cambió el jueves. Bueno, la verdad es que me cambió el jueves, la semana y el mes.

Soldados de Ainara

Ainara
Twitter, haz tu magia.Si ustedes, como yo, son usuarios asiduos de Twitter, habrán leído esta frase en más de una ocasión. La red social, para bien o para mal, es un inmenso contenedor de ideas, opiniones, quejas, frases vacías, información, desinformación y también, en numerosas ocasiones, peticiones de ayuda. A veces, de un modo solapado. Otras, de una forma literal.Hay insignes tuiteros dedicados en cuerpo y alma a retuitear toda clase de peticiones de ayuda, desde gente desaparecida a perritos extraviados. Yo, sin embargo, creo que hay que filtrar un poco este tipo de tuits, ya que, si no, corres el riesgo de desvirtuar tu cuenta.

La escritura inesperada, por Julio Moreno

escritura
Pues nada, me he quedado en blanco. Aquí estoy, sentado delante del ordenador, esperando a que me visite la musa. Que no sé de qué escribir, vamos. Me pasa a veces, muchas veces. A medida que me voy adentrando en el mundo de la escritura, me voy convenciendo de que lo más difícil de escribir es tener un tema sobre el que hilar el artículo, el relato o lo que quiera que escribas.

La bola de cristal, por Julio Moreno

bola de cristal
No pasa un solo sábado, literalmente, en que no me acuerde de las mañanas de sábado de mi juventud, y es curioso, pero el recuerdo se encuentra completamente ligado a La bola de cristal. Si ustedes tienen aproximadamente mi edad, seguro que lo recuerdan, Este programa se emitió entre los años 1984 y 1988.

Telediario de agosto, por Julio Moreno

telediario
Una de mis costumbres más arraigadas, yo diría que casi un rito, es ver el telediario. Si, el telediario. Yo tengo cincuenta años, así que se pueden conformar con que no lo llame el NODO. Desafortunadamente, este último año, el telediario ha perdido su capacidad de sorpresa e, incluso me atrevería a decir, su utilidad de información general, copado como está por el coronavirus. Así que, cuando muy de vez en cuando, aparece una perla como la que ahora voy a recordar, noticia de este pasado verano, la sonrisa aflora al rostro del televidente avezado, deseoso de alguna nueva que rompa la monotonía.

‘Mi vida es una película’, por Julio Moreno

película
Estos fines de semana confinados, de toque de queda y salvoconducto que nos está tocando sobrevivir, tienen también, si las buscas con interés, sus cosas buenas. Yo, por ejemplo, gracias a la magia de Flixolé, versión castiza de Netflix promovida por don Enrique Cerezo, para más inri presidente del Atlético de Madrid, a la par que productor cinematográfico, estoy volviendo a ver gran cantidad de películas españolas de los años setenta y ochenta. Siempre he sido uno de esos locos a los que les gusta el cine español.

‘La vida en un minuto’, por Julio Moreno

La vida en un minuto
Estaba hoy reflexionando sobre la relatividad del tiempo. Si, ya sé que, en otra ocasión, traté este tema, pero esta vez, si bien igualmente cierto, el prisma es completamente opuesto. Si, es virtud y derecho del ser humano cambiar de parecer o, al menos, de enfoque, sobre una misma materia. Disertaba, meses atrás, sobre algo que, con seguridad, les será familiar. Esas ocasiones en las que un minuto, una hora o cualquier lapso de tiempo discurre veloz, sin que nos demos cuenta de la velocidad de los acontecimientos. Sin embargo, otras veces, es al revés y una hora puede tornarse en eternidad de la que parece que nunca saldremos, densa y fría como el mercurio.

‘Yo hice la mili’, la columna de Julio Moreno

Mili
Estaba yo en el momento feliz de ver el telediario en pijama y zapatillas, cuando me he enterado de que hoy hace veinte años que se abolió el servicio militar. Si, yo veo el telediario, todos los días, si es posible. Antes lo hacía para estar informado, pero últimamente lo veo para ver por dónde nos la quieren colar. Pues eso, que me he enterado que hace veinte años que los españoles no hacen la mili. Yo hice la mili, allá por el pleistoceno medio, en la base aérea de Cuatro Vientos, en Madrid.

‘Yo tengo tres mil amigos’, la columna de Julio Moreno

amigos
Esta mañana se ha producido uno de los acontecimientos que, sin lugar a dudas, te pueden joder el viernes. Estaba yo en mi mejor momento del día, a esa hora de la mañana en la que no hay nadie en casa o, si hay alguien, está dormido, terminando de planchar. Si, yo por las mañanas plancho. Es una terapia tan válida como el yoga o la meditación, con la diferencia de que se puede hacer viendo los programas matinales que suelen ser muy instructivos. Hoy, por ejemplo, he visto a una señora de unos noventa años que el año pasado durmió tres días a la puerta del Cristo de Medinaceli para ser la primera en besarle el pie

‘El alma en el papel’, la columna de Julio Moreno

La columna de Julio Moreno
Bueno, pues aquí estoy. Encarando una nueva columna. Es asombroso, pero, una vez que te sientas delante del teclado, lo menos que puede pasar, si tenías una ligera idea de lo que querías escribir, lo cual es muy deseable, es que el artículo te absorba y te lleve por caminos de perdición, caminos que tu nunca te planteaste abordar pero que te salen al paso, cortando toda posibilidad de ir por donde tú te habías planteado.

‘Odio los lunes’, la columna de Julio Moreno

salas
Lunes. Yo en la cama. Fuera llueve como si se hubieran dejado el grifo abierto. Miro el reloj digital que tengo en la cómoda, pero entre que estoy medio dormido y que ya hace tiempo que la presbicia se empeña en recordarme la edad que tengo, tardo unos 10 segundos, quizá sean 15 minutos, en enfocar para comprobar, como quien va a un baño público y descubre, una vez que ha triunfado, que no hay papel, que ya son las 7:18 y el despertador sonará a las 7:20.

‘La ITV’, la columna de Julio Moreno

itv
Hoy al fin me he decidido a hacer una de esas cosas que, no se porqué, siempre pospongo al máximo; la ITV del coche. Me da una pereza horrible, además de que me levantan 50 euros de vellón por la cara y empezar el día soltando cincuenta eurazos no es precisamente un buen comienzo.

‘Libertad de expresión’, la columna de Julio Moreno

Libertad expresion
“ La libertad de expresión es un bien escaso. Sería terrible dejar a los fanáticos marcar los límites “. ( Salman Rushdie ). Esta reflexión del autor indio-británico Salman Rushdie, Autor de Los versos satánicos, ha de entenderse desde la perspectiva de quien la enuncia. Para los millennials, Salman Rushdie escribió este ensayo en 1988. Su publicación provocó una gran polémica en el mundo musulmán, debido al tratamiento que en él daba al profeta Mahoma. El libro se prohibió en numerosos países y el 14 de febrero de 1989, el ayatolá Jomeini promulgó, a través de radio Teherán una fatwa, un edicto religioso, en el que se instaba a la ejecución de Rushdie y de cualquier editor que publicara su libro.

Barco a la deriva, la columna de Julio Moreno

julio moreno
Pues un lunes más, nos desayunamos con la actualidad más candente, y en este caso, la actualidad son las elecciones al parlamento catalán 2021. Es habitual, incluso lógico, que cada partido tenga una opinión sobre lo que ha ocurrido en las urnas. Incluso daría por bueno que cada uno valore los resultados según el color del cristal con que los miran, pero visto desde fuera, sin los condicionantes que acarrea la militancia e incluso la responsabilidad de dirigir los partidos, solo hay un resultado cierto, tan lógico como las matemáticas que se derivan de la participación ciudadana, esto es, los votos.

‘Estamos a tiempo’, la columna de Julio Moreno

estamos a tiempo
Vivimos tiempos convulsos. Hace ahora aproximadamente un año, el mundo occidental se vio sacudido por una pandemia que está haciendo temblar los pilares del sistema capitalista tal y como lo habíamos conocido hasta ahora. Algo tan nimio como un virus microscópico, con una mortalidad del 4,7 %, ha paralizado la economía mundial, dando al traste con todos y cada uno de los rimbombantes valores estadísticos en los que esta se basa.

‘Un año sin música’, la columna de Julio Moreno

música
“ La música da alma al universo, alas a la mente, vuelos a la imaginación, consuelo a la tristeza y vida y alegría a todas las cosas “ ( Platón ). Si tenemos en cuenta que Platón nació en el año 427 a.C., podemos alcanzar a entender la dimensión que la música ha tenido, universalmente, en la historia del ser humano. Desde mi punto de vista, el mundo podría ser el mismo sin la existencia de otras artes y bellas artes. De hecho, hay disciplinas que nos acompañan desde hace relativamente poco, como es el caso del cine y, sin embargo, se han hecho un hueco más que importante en nuestra existencia. Sin embargo, la música acompaña la historia de la humanidad desde que el hombre puede denominarse así.

‘La polilla’, la columna de Julio Moreno

polilla
Sitúense. Martes, doce de la noche aproximadamente. Masterchef celebrity en la uno, yo en el sillón del salón. Se daban todos los elementos para caer en un suave y dulce sopor que invitaba a irse a dormir. “ Está bien. Ahora te levantas del sillón, un pis y a la cama . Con un poco de suerte, el sueño te cogerá enseguida “. En estas circunstancias, me dirijo al baño, sin encender la luz del pasillo para realizar mi última misión del día, misión, por otro lado, plácida y placentera a la vez. Los niños están en sus cuartos, mi mujer ya dormida. Nada se puede torcer. O al menos, eso pensaba.

«Y el que traidor la abandone….», la columna de Julio Moreno

españa
“ Por España y el que quiera defenderla honrado muera, y el que traidor la abandone, no encuentre quien le perdone, ni en Tierra Santa cobijo, ni una cruz en sus despojos, ni la mano de un buen hijo para cerrarle los ojos “. ( Eduardo Marquina. “ En Flandes se ha puesto el sol “ )”.

Me han dado, algunas veces, más de lo que doy, la columna de Julio Moreno

sabina
“ Tenemos memoria, tenemos amigos, tenemos los trenes, la risa, los bares. Tenemos la duda y la fe, sumo y sigo. Tenemos moteles, garitos, altares “. (Joaquin Sabina. Más de cien mentiras). Esta es una de los millones de frases cargadas de inteligencia, de sabiduría y de experiencia que nos pueden brindar las canciones de Joaquín Sabina. Cabe preguntarse como un hombre como yo, que probablemente podría considerarse políticamente en las antípodas de Don Joaquín, puedo, sin embargo, admirar tanto su trabajo.

“Su invitación, por favor“, la columna de Julio Moreno

invitacion
Una de las historias que recuerdo haberle oído a mi padre de niño, de las muchas que nos contaba, era la supuesta historia real de un aficionado del Atlético aviación, club que más tarde se transformó en el Atlético de Madrid, que se estuvo colando años en el estadio haciéndose pasar por policía, enseñando al portero una galleta maría que llevaba oculta debajo de la solapa. La veracidad de la historia no es contrastable, pero si mi padre dice que es cierta, es cierta. La picaresca española es una parte más, yo diría que una parte importante, de nuestra idiosincrasia. Fíjense, por ejemplo, en el pequeño Nicolás, que llegó a colarse en el besamanos del Rey Felipe VI el día de su coronación, entre otros actos públicos.

CONECTA CON NOSOTROS

6,069FansMe gusta
1,543SeguidoresSeguir
1,780SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

salas

Volvemos a las salas, la columna de Julio Moreno

Sitúense. Me encontraba el mediodía del pasado jueves en urgencias, de la Fundación Jiménez Díaz, con mi hijo Juan. Si ustedes tienen hijos habrán comprobado que la visita a urgencias, más si juegan al futbol como los míos, es algo que se da periódicamente de una forma inevitable. Pues en esas estaba, esperando una radiografía del codo derecho de Juan, con la mascarilla, tres horas en una sala de espera, cuando, inesperadamente, me cambió el jueves. Bueno, la verdad es que me cambió el jueves, la semana y el mes.
Reseña de Entre azules de Ana Hernández Sarriá

‘Entre azules’ confinamiento en las Maldivas

Entre azules – Ana Hernández Sarriá – La esfera de los libros – 19.90€ - 396 páginas Ana...
Qué se come en Italia embutidos

Cuatro semanas, cuatro ‘viajes’, para saber qué se come en Italia

¿Qué se come en Italia? Para contestar a esta pregunta y en estos términos, nada como emprender viaje por su geografía,...