Inicio Autores Publicaciones por Luis Miguel Dena

Luis Miguel Dena

1 MENSAJES 0 Comentarios

La pandemia dispara el número de ciberdelitos

ciberdelitos
La división de las tecnologías de las comunicaciones y las tecnologías de la información se fracturó, la digitalización provocó la pérdida de esta frontera, hoy se vive virtualmente en el mensaje o se usa una computadora para hacer una llamada y con la Pandemia, porque no una videoconferencia. La dependencia digital ha aumentado el número de delitos. En algunos casos, como los correos maliciosos, el aumento ha sido de un 600 por ciento. En México, país donde el autor de este artículo dirige la empresa Blackind, el crecimiento de la ciberdelincuencia ha llegado al 14 %.

CONECTA CON NOSOTROS

4,805FansMe gusta
1,543SeguidoresSeguir
1,518SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Littium Ibiza

Eléctrica, plegable, hecha en España. La bicicleta urbana de Littium

Los ayuntamientos están poniendo carril bici con una pasión incontenible. Se trata de achicar el espacio del coche. Pero de momento, esos carriles están casi vacíos. De vez en cuando una bicicleta cruza la ciudad. Algunos ciclistas pedalean con fruición. Otros van a su aire, mientras el tráfico de coches alrededor ralentiza y uno imagina al conductor con el cerebro lleno de interjecciones. Para fomentar el uso de la bicicleta se anuncian subvenciones. La Comunidad de Madrid va a poner hasta 600 euros por cada bicicleta eléctrica que se compre. Ojo porque este tipo de subvenciones terminan cuando se acaba la caja. Se agota el dinero, y si llegas tarde te quedas sin la pasta
Orwell

Orwell también es un cómic: ligero, banal, plano e intrascendente

Los setenta años de la muerte de Orwell son una cifra más, un pretexto más, para profundizar en la obra de uno de los grandes escritores del siglo XX. Escritor trascendente, autor perspicaz. Orwell no fue un gran artista de la palabra, pero sí un autor con motivaciones políticas que fue capaz de analizar los mecanismos del poder totalitario, de igualar al nazismo, el fascismo, y el comunismo, en lo que tienen en común: la voracidad inagotable del poder. Orwell fue además un defensor de lengua inglesa, del valor de la palabra, y un escritor que captó con clarividencia el uso perverso de la lengua como arma del poder. La palabra fue otro ejército para el nazismo y para los regímenes comunistas. La oportunidad de ofrecer ese complejo mundo intelectual de Orwell en versión cómic era una gran oportunidad. El cómic de Christin y Verdier es una ocasión fallida. El Orwell del cómic es un Orwell de redacción de bachillerato.
Pandemia

A los que no hicieron nada por evitar la segunda oleada de la pandemia

Madrid camina hacia el confinamiento. Hacia el segundo confinamiento. El cierre de la capital será también el silencio de los que han salido a la calle a decir que la pandemia es una cuestión de clases sociales, antes de acudir al barrio de Salamanca a pedir que les sirvan más vino. En la primera clausura estuvimos todos. Parece que en esta también. La eficacia de los negacionistas, como los de la imagen, que paseaban el 19 de septiembre por la playa de las Canteras en Las Palmas, ha sido nula. Pero ¡cuidado! aquí sufrimos a los negacionistas de todos los partidos: los que niegan el virus y los que niegan la realidad del contagio. Lean el testimonio de un médico de atención primaria de Madrid. Los médicos eran conscientes en julio de que el virus volvía a estar descontrolado. Y nadie ha hecho nada. Los negacionistas de todos los colores, los de todos los partidos, se fueron de vacaciones.