En Peaky Blinders: la verdadera historia, su autor Carl Chinn nos habla de la verdadera historia de la banda. En esta entrevista descubriremos los aspectos más desconocidos sobre una de las series con mayor acogida por parte de la crítica y el público como es Peaky Blinders.

El verdadero Tommy Shelby

Portada del libro Peaky Blinders de Carl Chinn
Portada del libro Peaky Blinders de Carl Chinn

Si os contara que Tommy Shelby, el héroe glamuroso de la serie Peaky Blinders nunca existió, que la persona que lo inspiró no es una leyenda viva sino solo una cara en una ficha policial, bastante menos agraciada que la de Cillian Murphy, correría el riesgo de convertirme en el heraldo de las malas noticias y perder la cabeza. Por eso mismo, ¡no lo cuento! Porque, como todos los fans de la serie, quiero a Tommy Shelby tal y como es, con sus trajes elegantes, su gorra afilada y su espíritu atormentado.

Sin embargo, he preguntado a Carl Chinn, bisnieto de uno de los verdaderos Peaky blinders, cuyo libro revelador publicó este pasado mes de mayo Principal de los Libros: Peaky Blinders. La verdadera historia. ¡Él lo cuenta todo!

¿Qué te llevó a investigar sobre los Peaky Blinders y a escribir este libro?

Mi investigación sobre los peaky blinders empezó muchos años antes que la serie. Nacido en 1956, como otros Brummies de mi generación y mayores, había crecido oyendo hablar sobre los peaky blinders, pero la primera vez que escribí sobre ellos fue en mi tesis doctoral en 1986. Investigué mucho sobre las pandillas, pero poco después de obtener mi doctorado comencé a trabajar en mi segundo libro: una historia social sobre las apuestas ilegales.

Foto de archivo de la serie Peaky Blinders que sirve para ilustrar el libro de Carl Chinn
Foto de archivo de la serie Peaky Blinders que sirve para ilustrar el libro de Carl Chinn

Durante este tiempo, entrevisté a Simeon Solomon, el hermano menor del verdadero Alfie Solomon, y a Dave Langham, el hijo de George Langham que fue la mano derecha de Darby Sabini.  Continué recopilando información de una gran variedad de fuentes, incluidas fotos, memorias e historias de descendientes de los peaky blinders como Billy Kimber.

Cuando la serie fue propuesta por primera vez y antes de que se emitiera, había mucho interés en Birmingham y escribí varios artículos sobre los gánsteres de la década de 1920 y los Peaky Blinders para el periódico local. Luego, continué con mi investigación y, cada vez más, sentí que era importante recopilar este material que había reunido durante treinta años para que las personas pudieran reconocer que existe una clara diferencia entre los peaky blinders reales y la versión dramatizada.

Esto es importante porque la serie presenta personas reales, lugares y eventos del pasado y ha sido considerada por muchos como historia. No lo es. Es una serie y debe entenderse como tal.

¿Qué piensas acerca de la fama mundial que ha adquirido la serie de la BBC?

Mientras que admiro la serie y acojo con beneplácito la atención que ha traído a Birmingham, como historiador social que proviene de la clase trabajadora creo que es importante resaltar las realidades históricas porque son un marcado contraste con la banda ficticia de los peaky blinders y su líder, el romantizado antihéroe Tommy Shelby. No había nada romántico, glamuroso o heroico en los verdaderas peaky blinders, jóvenes y adultos violentos que pertenecían a las numerosas pandillas callejeras que estaban desenfrenadas en Birmingham antes de la Primera Guerra Mundial y no después.

Foto de archivo que se puede encontrar en el interior del libro Peaky Blinders de Carl Chinn
Foto de archivo que se puede encontrar en el interior del libro Peaky Blinders de Carl Chinn

Sus armas eran cuchillos, cinturones abrochados, botas, extremos de ladrillos y cualquier otra cosa que hiriese, y no estaban preocupados por ganar dinero legalmente sino por luchar entre ellos y atacar a la policía y a cualquiera que los cruzara. No tenían código de honor, no eran grandes gánsteres y aterrorizaban a la mayoría trabajadora y decente de los pobres entre los que vivían. Si estas realidades históricas no se dan a conocer, se verán desbordadas por la historia ficticia.

¿Las bandas de Birmingham, cosían realmente cuchillas de afeitar a sus gorras?

El mito de las cuchillas de afeitar se hizo popular porque el nombre de Peaky Blinders está impregnado de peligro y temor, sugiriendo que el pico de una gorra podría cegar a alguien. En la década de 1930, una generación después de la desaparición de los peaky blinders, algunas personas supusieron que habían cosido trozos de metal en los picos, otras conjeturaron que habían cosido hojas de afeitar desechables, que es el mito que se afianzó. Surgió en un momento en el que las pandillas en Londres y Glasgow lucharon con navajas de afeitar; solo fue un arranque de imaginación.

Steven Knight afirma que los reales hermanos Sheldon, en la ficción son los Shelby. ¿Qué puntos tienen en común los Sheldons reales con los Shelbys ficticios de la serie de la BBC?

Los hermanos Sheldon eran delincuentes violentos que habían sido sloggers y peaky blinders y que se convirtieron en delincuentes de hipódromos. Como tal, tienen algo en común con los hermanos Shelby, pero también hay mucho que no tenían en común. Los hermanos Sheldon no eran grandes mafiosos a escala nacional. Eran matones callejeros y delincuentes menores y su pandilla no se llamaba Peaky Blinders; era simplemente la pandilla Sheldon.

Y tampoco los Sheldon eran carismáticos, vestidos a la moda y exitosos. Vivían en casas consecutivas mal construidas en las calles secundarias y a menudo fueron arrestados y encarcelados. Luchadores sucios que usarían cualquier arma en la que pudieran poner sus manos, como todos los criminales violentos, reales y ficticios, no eran hombres para ser admirados.

Sobre Carl Chinn

Foto de Carl Chinn, autor del libro Peaky Blinders: La verdadera historia
Foto de Carl Chinn, autor del libro Peaky Blinders: La verdadera historia

Es doctorado en Historia social, miembro de la Orden del Imperio británico, escritor, orador y profesor. Además, es hijo y nieto de unos corredores de apuestas de Sparkbrook (profesión que él mismo desempeñó hasta 1984) y, por parte de madre, desciende de trabajadores de fábrica procedentes del barrio de Aston.

Sus escritos están profundamente influenciados por la condición de clase trabajadora de sus familiares y la vida que llevaban en los barrios pobres de casas adosadas de Birmingham, y le han reportado una impresionante fama a nivel nacional. Chinn cree sinceramente que la historia debería democratizarse porque todas y cada una de las personas han dejado su marca en ella y tienen algo que contar. Peaky Blinders: la verdadera historia es su trigésimo tercer libro.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre