La empresa de tecnología Continental Mobility ha hecho público este jueves 7 de enero su último estudio sobre la movilidad en 2020, que demuestra la división del consumidor respecto al coche eléctrico. Según el estudio la inclinación por los coches eléctricos es fuerte en China, pero en Alemania, Francia, Estados Unidos y Japón las reservas del público están lejos de superarse. En las principales ciudades europeas, los críticos se quejan de la falta de estaciones de carga públicas. A pesar de todo, la aceptación de la movilidad eléctrica ha aumentado en los cinco países encuestados en los últimos años.

La estación de carga, primer y gran problema

El debate de este año está centrado en el coche eléctrico. Más de la mitad de los alemanes, (59 por ciento) no se ven comprando un vehículo eléctrico en el futuro próximo. Así lo desvela estudio de Continental Mobility de 2020, que recopila los datos sobre los hábitos de movilidad de grupos representativos Francia, EE. UU., Japón, China y Alemania. Las principales reticencias de los encuestados se deben a la falta de estaciones de carga sobre todo si se las compara con el número de estaciones de servicio para los vehículos de gasolina o diésel. Según Helmut Matschi, miembro de la Junta Ejecutiva de Continental, “una mejor conectividad de los vehículos eléctricos podría ayudar a remediar la situación y, por lo tanto, aumentar su aceptación”.

Tanto en Francia (57 por ciento,) como en Estados Unidos (50 por ciento), al menos la mitad de la población aún no puede imaginarse comprando un automóvil eléctrico. En Japón el porcentaje es apenas más bajo, (46 por ciento). De entre los países testados en el estudio, tan solo los consumidores chinos ser ven comprando un vehículo eléctrico en un futuro cercano. Aunque los estadounidenses no son entusiastas del vehículo eléctrico tienen una actitud mucho más positiva que los de Alemania. Francia y Japón.

Argumentos en contra

Según el estudio, aunque persisten muchas dudas sobre los coches eléctricos, la falta de estaciones de carga es el  argumento más citado contra la conducción eléctrica en cuatro de los cinco países estudiados. Solo los franceses, tan mirados ellos, ven el precio como principal obstáculo. El resto de los inconvenientes que ven los electroescépticos son la preocupación  por la autonomía, la necesidad de pausas de carga en viajes más largos y el alto precio de lo vehículos eléctricos en comparación con los automóviles con motor de combustión. “La conectividad inteligente mejora considerablemente el atractivo de la movilidad eléctrica”, afirma Matschi.

coche eléctrico
Estación de carga de coche eléctrico

Sin embargo, todavía se puede observar una tendencia positiva en general: desde 2013, la proporción de propietarios de automóviles que declaraban tener la intención de comprar un automóvil totalmente eléctrico ha aumentado significativamente en los EE. UU. (+28 puntos porcentuales), China (+27 puntos porcentuales) y Alemania (+18 puntos porcentuales). En Francia (+3 puntos porcentuales) y Japón (+1 punto porcentual), también se observa un pequeño aumento. Matschi responsable de Redes e Información de Vehículos en la Junta Ejecutiva de Continental afirma que “Se está haciendo evidente que los fabricantes y proveedores deben tomar en serio las reservas de los consumidores sobre la movilidad eléctrica, incluso si rara vez se justifican, y deben refutarlas si la tecnología quiere lograr un gran avance en el mercado”,

Voluntad de conducir un coche eléctrico

Según el estudio Continental Mobility  2020, el tema de las estaciones de carga sigue siendo un problema importante en las áreas metropolitanas: en las ciudades más grandes, la proporción de propietarios de automóviles que potencialmente podrían cargar un automóvil eléctrico en su lugar de estacionamiento normal es significativamente menor que en las áreas rurales. Este es particularmente el caso de las ciudades europeas y japonesas. La falta de estaciones de carga se cita con mayor frecuencia como un argumento en contra de la compra de un automóvil eléctrico en un futuro próximo en las ciudades más grandes.

La preocupación por la autonomía

La preocupación por la autonomía es otro argumento clave contra la compra de un automóvil eléctrico en todos los países, pero la mayoría de las personas ya pueden satisfacer fácilmente sus necesidades diarias de movilidad con un vehículo eléctrico.Llas distancias que cubren suelen ser cortas y las estaciones de carga están cada vez más disponibles, en casa o en el trabajo y en espacios públicos: lugares donde un automóvil suele estar estacionado durante un período de tiempo más largo.

Sin embargo, existen otros obstáculos que no pueden superarse únicamente con los avances tecnológicos. En Alemania, un tercio de los encuestados dice que no consideraría un automóvil eléctrico ya que duda de que la tecnología sea respetuosa con el medio ambiente. En Francia, una cuarta parte dice lo mismo. La situación es completamente diferente en los otros tres países incluidos en el estudio, donde el porcentaje de quienes dudan de las credenciales ecológicas de los autos eléctricos es mucho menor, y oscila entre el 11 por ciento en Estados Unidos y el escaso 1 por ciento en Japón.

Desde 2013, la proporción de propietarios de automóviles que pueden imaginarse conducir un automóvil totalmente eléctrico en el futuro ha aumentado en la mayoría de los países, y de manera bastante considerable en algunos. Pero todavía existen grandes reservas en lo que respecta a la movilidad eléctrica: la baja disponibilidad de estaciones de carga, la ansiedad por la autonomía, la necesidad de pausas de carga en viajes más largos y el alto precio en comparación con los automóviles con motor de combustión.

El estudio de movilidad Continental

Desde 2011, la empresa de tecnología Continental realiza periódicamente el Estudio de Movilidad. El Continental Mobility Study 2020 es la sexta edición del estudio, con entrevistas a población en Alemania, Francia, EE. UU., China y Japón.

El Estudio de Movilidad 2020 se ha realizado conjuntamente con  el instituto de investigación social y de mercado INFAS, que apoya el Estudio de Movilidad desde 2011.

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre