Desde 2006 se celebra cada 25 de mayo en España el Día del Orgullo Friki. Fans de sagas de películas, franquicias de cómics o series de culto se dan cita hoy para decir orgullosos que ellos son frikis y no se esconden.

25 de mayo de 2020. Para muchos españoles, una fecha así pasará a la memoria colectiva como la de cambio de fase en la desescalada de esta pandemia. Pero hay un grupo, cada vez más numeroso, que siempre tendrá esa fecha en su cabeza. Estos son los frikis españoles. Aquellos que desde 2006 celebran cada 25 de mayo el Día del Orgullo Friki.

Un día made in Spain

Aunque en muchas ocasiones hemos utilizado la palabra friki con un sentido despectivo, lo cierto es que cada vez hay más gente que se identifica con este adjetivo y que lleva con orgullo pertenecer a este colectivo.

Si nos basamos en criterios estrictamente lingüísticos, la palabra friki (que aunque nos suena a anglicismo, no es el término con el que angloparlantes nombran a este tipo de sujetos) denomina a aquellas personas que son “extravagantes, raras o excéntricas”, pero también a las que “practican desmesurada y obsesivamente una afición”. A partir de esta segunda acepción que podemos leer en la RAE desde 2012 es de donde parte la celebración de un día como el de hoy, que, por cierto, tiene su origen en nuestro país.

La celebración del Día del Orgullo Friki comenzó en 2006 en España. Fue Germán Martínez, un bloggero más conocido como Señor Buebo, quien comenzó con esta tradición. Lo hizo a través de una convocatoria por Internet que terminó en una encuentro multitudinario en la madrileña Plaza de Callao, donde se reunieron fans de películas y series de ciencia ficción, videojuegos o cómics.

Que la fuerza de Star Wars os acompañe

¿Y por qué se escogió este día? La respuesta la tiene Star Wars. Si bien es cierto que la saga de George Lucas tiene su propio día, el 4 de mayo, (May the 4th, que suena como ‘May the force’ icónica frase de la película) la elección tiene que ver con el estreno de su primer título.

Corría el año 1977 cuando el 25 de mayo vio la luz la película La guerra de las galaxias: Una nueva esperanza. Esta saga cinematográfica es unas de las más icónicas del universo friki en todo el mundo. De forma que establecer el Día de Orgullo Friki en el aniversario de su estreno, es toda una declaración de intenciones. Una forma de que todos los frikis del mundo diga: “soy un friki, ¿y qué?” . Y lo celebren por todo lo alto.

Cine, series, cómics y juegos de rol

A partir de la opera espacial de George Lucas, muchos títulos de diversas artes se han unido al catálogo del friki de manual. Si bien es cierto que Star Wars es el Santo Grial de esta cultura, a él se han unido series de culto como Star Trek o las ya finalizadas The Big Bang Theory y Juego de Tronos, pero también la moderna Stranger Things, con sus continuas referencias a los años 80.

Por supuesto, el cine ocupa un lugar privilegiado en el universo friki con títulos como El Señor de los Anillos y todas las franquicias basadas en cómics tanto de Marvel como de DC. Con los icónicos Super Man, Linterna Verde, Thor, Spiderman o Batman entre otros muchos. Incluso el mago de la literatura, Harry Potter se encuentra entre las aficiones de los que gritan orgullosos que son frikis y que hoy celebran su día.

El frikismo nació en los 70

Muchas de las obras que pertenecen a la biblioteca y cineteca más frikis comenzaron relegadas a un segundo plano en el momento de su lanzamiento. Precisamente antes de que Star Wars se estrenase en el mundo, la ciencia ficción era un género de unos pocos que nada interesaba al espectador medio de la época. Con Un nuevo amanecer, todo esto cambió.

Esa misma eclosión e irrupción del universo de la ciencia ficción permitió que Michael Eisner, entonces jefe de Paramount, anunciase en 1978 la adaptación de Star Trek como título de cine con el casting original de la serie.

Ese mismo año llegó Superman a las pantallas. Dirigida por Richard Donner, fue la primera gran película protagonizada por un héroe de cómic y la película más vista en España en 1979. Con él, la hora del superhéroe no había hecho más que empezar. En 1980 llegó Flash Gordon, en el 82 lo hizo La Cosa del Pantano y en 1983 Superman III. Supergirl llegó en 1984, seguida de El Vengador Tóxico (1986) o Batman, en 1989.

El siglo de los frikis

Pero si hay una siglo que puede apuntarse el tanto de ser la era del frikismo, ese es el siglo XXI. Una vez comenzados los 2000, hemos vivido una explosión de películas basadas en cómic y videojuegos. No en vano, la lucha de las franquicias de cómics Marvel y DC ha traspasado el papel y se juega en las pantallas de cine.

No hay actor o actriz que se precie que no se enorgullezca de ponerse el traje de superhéroe y los directores con sueldos más estratosféricos de Hollywood aparecen en los títulos de crédito de estas adaptaciones.

Ya nadie se avergüenza de ser friki. Más bien al contrario. Sacan sus banderas, sus trajes de colores, sus calzoncillos por fuera de la mallas y hacen del cosplay la nueva normalidad. Porque sí, señores, ser friki es parte de la antigua normalidad, pero también lo será de la nueva.

¡Larga y próspera vida, frikis! ¡Que la fuerza os acompañe hoy y siempre!

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre