El disidente. Director: Bryan Fogel. Filmin

El 2 de octubre de 2018 Jamal Khashoggi entró en el consulado de Arabia Saudí en Estambul para recoger unos documentos que le permitieran casarse con Hatice Cengiz. Ella le esperó en el exterior durante horas. Khashoggi nunca regresó del interior. Después de una exhaustiva investigación, en la que se aportaron como pruebas grabaciones de voz del interior del consulado, la fiscalía turca y la CIA determinaron que el periodista saudí más conocido en el mundo había sido asesinado, su cadáver troceado con una sierra y sus restos quemados en un horno en la residencia del cónsul. Fue una operación organizada por el heredero del trono saudí, el poderoso Mohammed bin Salman. Un crimen que al estado saudí le ha salido gratis. Las potencias siguen vendiendo armas a Arabia, y los poderosos del G20 asisten sin despeinarse a las reuniones que convoca en Riad.

el disidente
El disidente narra el asesinato de Jamal Khashoggi, periodista saudí

Khashoggi y la primavera árabe

El disidente, documental de Fogel, el director de Ícaro, reconstruye la trayectoria profesional de Jamal Khashoggi, su ruptura con el régimen saudí, sus relaciones con la oposición que vive en el exilio y su asesinato en el consulado de su país en Estambul. Khashoggi era un periodista que había vivido durante treinta años en buenas relaciones con la monarquía saudí. Había trabajado para ellos. Pero durante la primavera árabe, Khashoggi se da cuenta de las cosas han cambiado. El régimen de los Al Saud financia la reacción contra la sublevación en Egipto.

Khashoggi no se calla, y comienza a ser una pieza molesta para la familia real. La nominación como heredero de Mohammed bin Salman tiene la apariencia de un movimiento reformador. Bin Salman, ambicioso e impaciente, lanza una ofensiva contra parte de la «nobleza» saudí. Lo que parece un movimiento de lucha contra la corrupción no es más que un jaque para cortar cualquier competencia en la disputa por el trono. Khasoggi deja Arabia y se refugia en la capital de los Estados Unidos, escribe en The Whasington Post y sufre la soledad del exilio.

Abejas contra moscas

Pronto entra en contaco con Omar AbdelAziz, un joven activista exiliado en Quebec, que es el centro de otra de las tramas de El disidente. Omar maneja las redes sociales y su activismo se despliega en Twitter. Khashoggi se une a su grupo, a pesar de que muchos desconfían de un periodista que ha trabajado durante treinta años para el régimen. Piensan que puede ser un espía. Omar le abrirá el mundo de las redes. Khashoggi financia una estrategia para neutralizar al ejército de cuentas falsas creadas por bin Salman para traducir en propaganda sus ambiciones. Ese es el momento en el que la investigación del asesinato señala como clave. Riad, que espía a los disidentes gracias al software Pegasus, comprado a una empresa israelí, decide eliminarle. Las abejas de Omar y Khashoggi consiguen situar sus hastags de oposición por encima de la propaganda del régimen que difunden las moscas de Bin Salman.

El disidente revela no solo las redes de espionaje tejidas por la tiranía saudí sinola hipocresía de las potencias occidentales. En control y el espionaje llega hasta infectar con un virus de escucha el teléfono de Jeff Bezos, propietario de The Whasington Post. Bin Salman no le perdona que le dejara plantado en una conferencia internacional en la que Riad buscaba inversores para su programa de venta de acciones de sus principales empresas. Poco después, un tabloide publica noticias de la infidelidad de Bezos, obtenidas del seguimiento de sus mensajes de Whatsapp.

Las consecuencias del crimen

El asesinato de Jamal Khashoggi fue perpetrado por un grupo de altos funcionarios del estado saudí, enviados a Estambul con la orden de acabar con su vida. Entre ellos estaba el jefe del servicio secreto y mandos de la seguridad de bin Salman. Viajaron a Estambul en dos aviones de la flota de naves privadas de la familia real. Los asesinos volvieron a Riad. Estambul exigió su extradición para juzgarlos en Turquía pero Arabia se negó.

Varios de los implicados fueron juzgados en secreto en Riad, y condenados a penas de prisión. Nada se sabe del juicio y de las pruebas que se aportaron en la vista. Pero las que están a disposición de la opinión pública, las grabaciones del interior del consulado y la presencia de los funcionarios saudíes no dejan lugar a dudas sobre la implicación del heredero al trono saudí. Asesinar a Khashoggi fue una orden de bin Salman. Ese es el hombre que heredará el reino saudí. Llegó con aires de reforma, pero su única ambición es hacerse con el poder de la petromonarquía. El disidente es un documental pero sus tramas y su relato tienen la factura de un thriller.

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre