Se adapta al teatro la popular novela del escritor leonés Julio Llamazares, La lluvia amarilla. Un testimonio del último habitante de una localidad abandonada llamada Ainielle que reflexiona sobre la posguerra y el abandono de las zonas rurales.

la lluvia amarilla
El protagonista es un moribundo que relata cómo su pueblo se ha ido vaciando.

La lluvia amarilla está representada por Pedro Rebollo y Alicia Montesquiu, y tiene como protagonista a un hombre a las puertas de la muerte que relata cómo su pueblo, Ainielle, en el Pirineo aragonés, se ha ido vaciando. Así, va recordando a otros vecinos del municipio, quienes lo abandonaron o fallecieron, al tiempo que se enfrenta a los desvaríos de su mente y su percepción imaginativa del lugar fantasmal en el que vive.

Julio Llamazares se inspiró en Sarnago, un pueblo deshabitado de las Tierras Altas de Soria que, tras la marcha de sus ciudadanos por una expropiación forestal, una asociación logró rehabilitar y crear un programa cultural de verano con el fin de luchar contra el éxodo rural.

fotonoticia 20080703151749 1024
Llamazares se inspiró en Sarnago, un pueblo deshabitado de las Tierras Altas de Soria.

Jesús Arbués, el director de este montaje teatral, es un titulado superior en Arte Dramático por el Institut del Teatre de Barcelona. Entre sus trabajos más destacados se encuentran Terror y miseria del Tercer ReichUn día, una horaHabibi / Amado o Ligeros de equipaje.

La podemos ver en el madrileño Teatro Español, hasta el 12 de diciembre.

La soledad del protagonista causa que su mente comience a desvariar.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre