Que Carmen Laffón haya regresado a Madrid es una gran noticia. Que siga pintando, dibujando, creando esculturas, es un motivo de celebración. Tiene 87 años. Sigue activa. No hay júbilo sin trabajo. Jubilación es seguir creando, óleos pintados sobre madera, y no pequeños. Otros de formato más manejable. Sigue haciendo dibujos y esculturas, también bajorrelieves. Ya pasó por los temas de la cal, los paisajes de las viñas, las laderas llenas de arbustos de los cotos. Ahora declina la sal y sus paisajes, sutiles, porque pintar los matices del blanco es acercarse a la abstracción. A sus 87 años, Carmen Laffón regresa a Madrid, pero en realidad ha emprendido un camino a su infancia, a las salinas de Bonanza, en Sanlúcar de Barrameda. La ciudad blanca, con el verdegris de los días nublados, y el blancoazul de los luminosos. Donde Carmen comenzó a pintar y a soñar.

La Jara como inicio

Carmen vive en La Jara, un lugar que ha marcado íntimamente su vida, «el mar al fondo. Era un sitio que soñaba. Cuando decíamos venir a la Jara era algo maravilloso, hacer los baúles. Incluso esa expectativa de llegar aquí me llenaba de felicidad. Yo pinto porque vine a La Jara, porque aquí había un pintor, un maestro, muy amigo de mi padre. Desde que tenía unos pocos años le veía pintar y me fascinaba. Era don Manuel González Santos. Y esto era suyo entonces y pintaba en una casita que había al lado». De ahí arranca la pintura de Carmen. Su primer trabajo fue pintar una lata de sardinas.

Su mundo es un mundo sencillo, expresado al máximo, «con la más absoluta sencillez. El arte es expresar algo profundo con pocas palabras, o en los toros con una faena corta y prodigiosa». Carmen vive en la proximidad del Coto de Doñana. La exposición de Carmen que se abre en Madrid se llama «La sal» y reúne cuadros blancos que reflejan ese principio de que en arte menos es más. Mínima expresión para captar la hondura del paisaje.

Dos muestras en Madrid

'La Sal, Salinas de Bonanza, Sanlúcar de Barrameda, Los Caños, Esteros'
‘La Sal, Salinas de Bonanza, Sanlúcar de Barrameda, Los Caños, Esteros’ – © CARMEN LAFFÓN

Las obras han pasado antes por el Museo Patio Herreriano de Valladolid y por el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla. Ahora se exhiben en el Jardín Botánico de Madrid, en su pabellón Villanueva, dos alas del edificio para contemplar estos cuadros con espacio suficiente para dejar que «respiren». Conviene verlos primero de lejos, para luego acercarse y percibir el detalle de una pincelada a veces garabato y otras sutil y tenue transparencia en la pintura del aire. Pero hay Carmen Laffón por partida doble porque en la pequeña galería Leandro Navarro se pueden ver otras obras, dibujos y sobre todo esculturas en las que la sal y sus formas son la declinación de ese arte mínimo, intimo y sutil de Laffón.

Carmen Laffón y Madrid

Como escribe Estrella de Diego en la presentación de la obra de Laffón en la Galería Leandro Navarro, «bajo su aspecto delicado –a ratos casi evanescente– las obras de Laffón son asertivas, sin concesiones en la negociación. Nada ocurre simplemente, sino que, guiada por el ojo, Laffón va proponiendo cada ángulo, cada fotograma, con precisión implacable, a la manera del director de cine ruso Tarkowsky cuando, en Solaris, detiene la cámara un instante suspendido, frente al bodegón dispuesto para el desayuno. En ese instante cada movimiento se amplifica. De repente, se entromete la lluvia en la loza familiar abandonada en el porche de la dacha -caen gotas de agua- y me viene a la memoria el bodegón de Carmen conservado en la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Allí el tiempo se ha emborronado como en la película del ruso, casi sumergido entre agua invisible, igual que ocurre con el pensamiento mientras vuela».

Carmen Laffón guarda un afecto especial por Madrid. En 1992 pudimos ver en el Reina Sofía una exposición antológica que reunía de un centenar de obras que expresaban ya una alta madurez, y un estilo figurativo y lírico, más clásico que romántico. Una pintura que como apuntaba el crítico de arte Kevin Power, es “la tendencia a la abstracción desde una atmósfera de intimidad”.

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre