domingo, marzo 3, 2024

El robo del siglo en Colombia: el buen ladrón, la maldición del dinero

Share

«Ladrón no es el que roba, ladrón es el que se deja agarrar», dice Chayo en un momento de El robo del siglo. La miniserie evoca el asalto al Banco de la República en Valledupar (Colombia) Fue el 17 de octubre de 1994. El grupo de asalto, la banda, la integraban catorce personas. Entraron escondidos en un camión. El pretexto, arreglar el sistema de aire acondicionado del edificio, un auténtico búnker rodeado por policías las 24 horas del día. Uno de los cerebros de la operación («el abogado» Molina) dirigía la operación desde una habitación del hotel Sicarare, frente al Banco. El encargado del sistema de seguridad del banco era cómplice. Facilitó la apertura de la puerta por la que entró el camión. Se encargó de que las cámaras de seguridad no grabaran nada. Fue amordazado por la banda junto a otro celador. Les pusieron explosivos para que no se movieran. La dinamita era plastilina.

Una banda de locos

«Has convencido a la reina de Inglaterra, has armado una banda de locos, y has cruzado el Atlántico», le dice el abogado a Chayo en medio de una farra de alcohol y mujeres cuando el atraco ya ha terminado. El asalto duró 21 horas. Chayo, un joyero arruinado y acosado por las deudas, decide organizar una banda para dar el golpe definitivo. Recurre a sus viejos amigos, entre los que solo encuentra rencor. Busca financiación en prestamistas implacables y elige a un grupo de delincuentes para dar el golpe. Solo se fía de los que han pasado algunos años en la cárcel.

Con esa banda de locos y el apoyo financiero de Doña K (Marcela Benjumea), que regenta un negocio de chatarra y unas cuantas licencias de taxis, organizan el atraco. Cuentan con la colaboración de un delincuente costeño (Valledupar está en el norte del país cerca de Barranquilla) que les pone en contacto con un encargado de la vigilancia interior del banco.

Andrés Parra como Chayo
Andrés Parra como Chayo

La maldición del dinero

El golpe es más complicado de lo previsto. Ya saben, los planes de la batalla sirven hasta que empieza la contienda, luego todo son imprevistos. Pero después del éxito llegan de verdad los problemas. Gestionar el equivalente a 28 millones de euros no está al alcance de todos. El ex presidiario quiere gasto rápido, placeres intensos y caros, porque no se perdonará volver a prisión sin haber disfrutado de tanta plata. Y todo ese dinero en el mercado pone el país patas arriba.

Los problemas serios comienzan cuando los jefes de la banda tienen que responder a los préstamos que les permitieron financiar la operación. Los billetes no valen, porque el gobierno ha montado una campaña con el pretexto de que no reconocen su valor. El caos en la economía es monumental: nadie se fía del dinero en papel. El éxito del atraco se convierte en un infierno.

Los actores de El robo del siglo

Entre los actores sobresale Andrés Parra (ya le vimos hacer de Pablo Escobar) y un Christian Tappan en el papel de Jairo Molina Valencia («el abogado») Andrés Parra borda un papel de colombiano persuasivo, tipo de la calle que ha llegado a una posición que le permite vestir bien y tener una familia respetable. Por nada del mundo quiere perder su posición. Jairo Molina, le da la réplica. Necesita dinero para conseguir un trasplante de riñón que le salve la vida: «el oro es tiempo», dice.

Muy interesante el papel de Doña K, (Marcela Benjumea) reina en su taller de chatarra y repuestos. Busca en el atraco más que dinero ganarse el respeto del mercado. Perderá en la operación, al único hombre que le fue fiel y la respeto. La serie explota el tópico del ladrón bueno, el que organiza un gran atraco sin pegar un tiro, el que roba a los bancos. Y también la maldición de un dinero rápido que vuelve locos a casi todos. Los hechos en los que se basa son reales. Los personajes y su relación, ficción. Al final de la serie nos dan detalles de la suerte que corrieron los atracadores reales. Siempre trágica y desgraciada.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Read more

Otras historias en FANFAN