Los ayuntamientos están poniendo carril bici con una pasión incontenible. Se trata de achicar el espacio del coche. Pero de momento, esos carriles están casi vacíos. De vez en cuando una bicicleta cruza la ciudad. Algunos ciclistas pedalean con fruición. Otros van a su aire, mientras el tráfico de coches alrededor ralentiza y uno imagina al conductor con el cerebro lleno de interjecciones. Para fomentar el uso de la bicicleta se anuncian subvenciones. La Comunidad de Madrid va a poner hasta 600 euros por cada bicicleta eléctrica que se compre. Ojo porque este tipo de subvenciones terminan cuando se acaba la caja. Se agota el dinero, y si llegas tarde te quedas sin la pasta. Así que conviene estar «al loro» y darse prisa. Es fundamental que la bicicleta sea eléctrica en ciudades con desniveles pronunciados. Por ejemplo Madrid. Para eso, tenemos esta Littium que se fabrica en Vizcaya y tiene precios que van desde los 1.890 para arriba.

Una bicicleta plegable

Bicicleta, eléctrica y plegable. Lo cierto es que esos dos elementos: eléctrica y plegable, son dos atributos que para el público urbano de las bicis resultan fundamentales. Sobre todo si tienes que alternar transportes: bicicleta y metro, bicicleta y tren (en grandes ciudades esta opción es crítica) o incluso bicicleta y autobús. Necesitas un vehículo fácil de guardar, y que tenga las mismas prestaciones que una bicicleta tradicional, con energía eléctrica.

La Littium Ibiza tiene todo eso, y además se fabrica en España, concretamente en Vizcaya. En su página web aseguran que llevan trabajando 35 años en tecnología e innovación y que el futuro de la movilidad pasa por la bici eléctrica. En algunos ayuntamientos están convencidos también de esto, porque como les digo, están haciendo carriles bici donde no caben. Al que se mueve en coche por la ciudad ya empiezan a mirarle mal.

Carga y autonomía

Con una carga completa de la batería puedes recorrer cien kilómetros. La velocidad con asistencia eléctrica llega a los 25 kilómetros por hora. El peso es otro de los retos que tienen este tipo de bicicletas. Esta pesa veinte kilos y medio: 20,5 kilos. La puedes comprar en su página web, pero solo permite elegir el tipo de batería, siempre extraíble, que le vas a poner. Para cargar la batería son suficientes entre tres y cuatro horas y media, en función de los amperios que tenga.

Littium-ibiza-titanium-galeria-6-e1598434442963
Littium Ibiza Titanium

De luces está bien equipada. La led delantera está integrada en el chasis. Tiene una luz trasera que utiliza luz solar para cargarse. Los frenos son hidráulicos y una pantalla en el manillar te dice la autonomía que tienes y la velocidad a la que circulas.

Littium Ibiza Titanium
Littium Ibiza Titanium

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre