Esperando a Godot, una obra que se ensaya para ser estrenada en 2060 y reivindicar las salas alternativas

La compañía [los números imaginarios] y la productora Esto Podría Ser se han unido en el compromiso de representar el clásico de Beckett en El Umbral de Primavera.El estreno ocurrirá el 27 de marzo del año 2060, en una función ensayada y soñada durante casi cuarenta años. Carlos Tuñón dirigirá a Luis Sorolla y a Pablo Gómez-Pando, Vladimir y Estragón en escena

En el Día Mundial del Teatro del pasado año 2022, la compañía [los números imaginarios] (liderada por Carlos Tuñón) y la productora Esto Podría Ser (creada por Luis Sorolla) firmaron una carta de compromiso para representar la obra Esperando a Godot en El Umbral de Primavera el 27 de marzo de 2060. Este encuentro inició el proceso de investigación de la pieza de Samuel Beckett y el compromiso de reunirse anualmente para ensayar durante los próximos casi cuarenta años.

Siguiendo este pacto entre compañías, el próximo lunes 27 de marzo de 2023, se realizará el siguiente ensayo del proyecto en El Umbral de Primavera, que acoge este proceso sin saber si podrá albergar su estreno, ya que la posibilidad de que no exista está presente. “Queremos aprovechar este gesto para celebrar las salas alternativas, llamadas convenientemente off teatral, las únicas que realmente sostienen vínculos y proyectos a medio y largo plazo, pese a contar con muy pocos recursos y estar abocadas a una precariedad sistémica”, defiende el director Carlos Tuñón.

esperando a godot

Los intérpretes Luis Sorolla  y Pablo Gómez-Pando serán los Vladimir y Estragón, amigos y compañeros de escena desde 2013, que tendrán más de setenta años en el momento de la representación. Durante décadas, seguirán ensayando, “reivindicando el valor del acto no-práctico, para re-encantar el mundo y despragmatizarlo, como un acto absurdo, pero poderoso por lo que posibilita”, exponen.

Este equipo espera encontrarse con el público en 2060, “en un espacio compartido, con un texto que habrá cumplido cien años, que pertenece al canon, pero que no es propiedad del canon ni de los centros de producción nacionales, con dos compañías que habrán crecido y quizás resistido”.

Manifiesto

Hoy, 27 de marzo de 2022, Día Mundial del Teatro, [los números imaginarios] y Esto Podría Ser hemos firmado una carta de compromiso para estrenar la obra Esperando a Godot, de Samuel Beckett, el 27 de marzo de 2060, en la sala El Umbral de Primavera.

Cuando los derechos de autor sobre la obra hayan expirado en 2059 y sea de dominio público.

Comenzamos a ensayar ahora, esperando compartir el proceso con el público en cuarenta años. Y lo hacemos junto a una pata de elefante (beaucarnea gracilis), una planta ahora que crecerá para ser el árbol con el que hacer la función en cuarenta años.

Lo hacemos queriendo atravesar el tiempo. Lo hacemos como un acto de fe. Siendo conscientes de que el proyecto del Umbral puede desaparecer. Incluso el edificio mismo, ahora en la calle Primavera 11, Lavapiés, puede desaparecer. Sabiendo que puede que no estemos vivas entonces las personas que firmamos este documento hoy.

Pero aún con todo, el deseo está vivo y el ánimo alto. Luis Sorolla  y Pablo Gómez Pando, Vladimir y Estragón, amigos y compañeros de escena desde 2013, tendrán más de setenta años. Olivia, hija de Pablo, cumplirá treinta y ocho, la edad que tiene ahora Pablo firmando este documento.

Ante la evidencia de que son las salas alternativas, llamadas convenientemente “off teatral”, las únicas que realmente sostienen vínculos y proyectos a medio y largo plazo, pese a contar con muy pocos recursos y estar abocadas a una precariedad sistémica.

esperando a godot

Reivindicando el valor del acto no-práctico, para re-encantar el mundo y despragmatizarlo, como un acto absurdo pero poderoso por lo que posibilita.

Esperando encontrarnos con el público en 2060, en un espacio compartido, con un texto que habrá cumplido cien años, que pertenece al canon pero que no es propiedad del canon ni de los centros de producción nacionales, con una compañía que habrá crecido y quizás resistido.

Una función ensayada y soñada durante cuarenta años, con la esperanza intacta de que vea la luz. Y si no ocurre, que esta acción sea el testimonio de esta posibilidad. Como en todo acto teatral, que se haga visible lo imposible y palpable lo infinito.

Un estreno más cercano

En un tiempo más próximo, la compañía [los números imaginarios]estrenará La vida es sueño. El auto sacramental que ya se encuentra ensayando en una residencia en Navel Art. Será el 25 de mayo en el Teatro de la Comedia, en una propuesta en la que han fijado la atención sobre el «hombre» en el centro de la experiencia, enfrentado a los elementos esenciales que nos componen, en conflicto con nuestro entendimiento y nuestro libre albedrío, en compañía de nuestro sueño, la sombra que nos acompaña y todo lo que nos decimos en la oscuridad

Read more

Otras historias en FANFAN