José Gómez es el jamón. Hace un año celebrábamos el 150 aniversario de una marca que acumula la gestión de varias generaciones (6). Ahora entra en el mundo de los estudios científicos. Beatos los cobayas que tienen que tomar una dosis extra de Joselito. Los médicos han concluido con rigor académico que las abuelas tenían razón en su intuición: ‘esto, hijo -decía la mía- no puede ser malo en ninguna circunstancia’. El consumo de jamón 100% de bellota, se ha demostrado excelente para la prevención de la Colitis Ulcerosa. Los resultados arrojados por pruebas realizadas en animales abren ahora, la puerta a la investigación con humanos.

Si es cierta la ‘increíble conexión entre intestino y cerebro‘, como proclama por las tardes una radio, el equilibrio del colon tiene que tener un reflejo luminoso en el alma. Joselito ha convertido el jamón en unas píldoras hechas de pata de cerdo y sal marina, en una dosis necesaria y suficiente como para arreglar una mañana de trámites en la Agencia Tributaria. A uno le da miedo que el jamón ibérico llegue a ser algún día un preparado farmacéutico para hipertensos, dispensado solo con receta. Por eso se ve con alivio al fondo de la sala, oculto por un grupo de gente que espera su turno, un cortador profesional, la mano enguantada, el cuchillo jamonero, y el corte finísimo, con el filo pegado a la pata con la delicadeza con la que uno bailaría el tango con una china. Un corte sutil como el papel. Uno se acerca a la cola y enseguida percibe miradas de hostilidad. Y no estamos todavía en época de escasez. El que espera mira como un sindicalista. Y le prometo, para desarmarlo, mantener el orden de preferencia.

El gran embajador de la marca España

Es una bendición que haya religiones que proscriban este manjar, y una prueba más de que la nuestra es la creencia verdadera, la más ajustada a la naturaleza humana. El cerdo, el excelente cerdo de la dehesa joseliteña, está ahí por nuestro bien. En la cita habló primero un médico, al que no se le entendía nada, y luego tomó la palabra el hijo de José, siguiente generación al mando de esta marca estratégica para España. Al hijo de José se le entendía todo. Cuando habla del jamón, del cuidado con el que hacen las cosas, de cómo en la empresa están comprometidos para investigar todo aquello que tenga que ver con el cerdo ibérico, los árboles de los que se alimenta y la dehesa en la que habita, Gómez hace de portavoz nada menos que de seis generaciones. Digo que es una marca estratégica porque José Gómez es un gran embajador de la marca España, y ha llevado la excelencia de su sector al último rincón del mundo, como si fuera un jesuita del siglo XVII. Y con el jamón, con su Joselito, ha conquistado la China, el Japón y Alemania, donde ya empiezan a dudar incluso de sus codillos.

Jamón joselito
Cerdos en la dehesa de Joselito

Volvemos a la prosa científica: las especiales características del Jamón 100% Bellota, con alto componente en ácido oleico y bajo en ácidos grasos omega-6 se han demostrado efectivos útiles para controlar enfermedades inflamatorias del intestino como la Colitis Ulcerosa. Un estudio llevado a cabo por el Departamento de Investigación y Desarrollo de Joselito, la Facultad de Medicina de Oviedo y la Facultad de Veterinaria de la Complutense ha demostrado que una dieta exclusiva de Jamón 100% Bellota, tiene un fuerte efecto preventivo contra esta enfermedad inflamatoria. La dieta con este jamón indujo cambios importantes en la composición de la microbiótica intestinal y produjo una actividad beneficiosa antinflamatoria.

No hace falta una colitis para empezar el tratamiento

El estudio se realizó con tres grupos de animales. Cada uno de ellos fue alimentado, durante una semana, con pienso, jamón control o jamón de Bellota 100%. Este último, un jamón tradicional que acumula en su grasa muscular el ácido oleico de las bellotas, fue el que más beneficios ofreció a los animales de laboratorio. Los resultados hacen que los investigadores sean optimistas para seguir avanzando en el cuidado, control y calidad de los pacientes que sufren colitis ulcerosa. Ahora vendrán las pruebas con humanos. Supongo que admitirán voluntarios. Mientras, puede ir tomando usted sus pastillas. Tres al día. Aunque nada como una dosis recién cortada. Por la noche, con un buen vino, te arregla un día, por muy aciago que haya sido. Volvimos a casa con la bata, felices de jugar a los médicos, ahora que nos van a curar con jamón, jamón Joselito, bueno en cualquier circunstancia.

2 Comentarios

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre