El próximo 9 de octubre sale a la venta la primera novela de la naturalista Delia Owens. Una historia sobre la naturaleza, la soledad, la marginación y la capacidad de superación del ser humano.

La chica salvaje es Kya. Desde la edad de seis años vive sola. Los miembros de su familia han ido abandonando la mísera cabaña del pantano en la que vivían, uno detrás de otro. Y tiene que aprender a valerse por sí misma. Sin escolarizar, sin nadie que la alimente y la cuide, la naturaleza es su refugio. Y este es el punto fuerte de la historia. Owens es una reputada zoóloga, que se recrea en la vida de todo bicho viviente en el pantano: sus ritos de apareamiento; la relación de los animales con sus crías. Y de ellos aprenderá Kya a cómo vivir.

La chica salvaje
La chica salvaje

Un asesinato en el pantano

La novela tiene su parte de misterio. Se inicia con el hallazgo del cadáver del chico de oro de la ciudad. No hay huellas alrededor del cuerpo, pero el sheriff local está convencido de que se trata de un asesinato. La investigación se solapa con los años de la adolescencia y juventud de la protagonista. Cómo aprende a valerse por sí misma, a leer y sobre todo a sobrevivir prácticamente en soledad.

Éxito de masas

Delia Owens ha tenido la inmensa suerte de que su libro fuera elegido para el club de lectura de la actriz Reese Whitherspoon. Y éste, y no sus méritos literarios, es a juicio de quien escribe estas letras, el origen del éxito de La chica salvaje.

Delia Owens
Delia Owens

No solo la historia no consigue enganchar al lector, hay tramos en los que sencillamente aburre, tiene un problema de verosimilitud. Es increíble que en los años 60 los servicios sociales de Estados Unidos dejaran a su suerte a una niña de 6 años; es increíble que una analfabeta aprenda a escribir y a dibujar por sí sola y que llegue a tener varios doctorados Honoris Causa por distintas universidades; es increíble que una paria de los pantanos consiga enamorar a los dos mejores jóvenes partidos del pueblo. Todo en esta historia es increíble.

El final es, a mi juicio, precipitado. En las seis últimas páginas, la autora resume los 40 últimos años de la vida de la protagonista y desvela el misterio que la envuelve. Creo que el paciente lector merecía más pistas para adivinar cuál iba a ser el desenlace.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre