corral cervantes

Marcas como Inditex Asos, Bimba & Lola, Zadig & Voltaire han decidido enviar la ropa a los domicilios de sus modelos habituales para crear unos catálogos diferentes. Intimistas, diferentes y con un mensaje claro: seguimos en casa pero no hay motivo para no hacerlo con estilo.

Catálogos de moda

Los catálogos de moda se han tenido que reinventar. Que la pandemia nos ha cambiado la vida a todos no es una novedad. Lo que sí es sorprendente hasta qué punto lo ha hecho. Con la primavera instalada en nuestras vidas, pero sin poder disfrutar de ella, la industria de la moda intenta mantenerse a flote braceando con todas sus fuerzas para no hundirse.

En unas circunstancias trágicas como las que vivimos y con un futuro incierto, la necesidad de comprar ropa nueva resulta cuando menos, superflua. Sin embargo, hay que reconocer que el sector se defiende con imaginación y ha hecho de la necesidad virtud: la imposibilidad de editar catálogos clásicos, con fotógrafos profesionales en estudios les ha obligado a que sean las modelos quienes se hagan sus propias fotos.

El resultado son unas fotos más de andar por casa, alejadas del tono frívolo inherente a los reportajes de moda, tan estridente en estos momentos, y con las que el cliente se identifica sin esfuerzo: todos estamos encerrados.

zara ii

Fotos hechas en casa

Asos, Bimba & Lola, Zadig & Voltaire, Zara y otros nombres del grupo Inditex como Bershka y Pull & Bear se han sumado, entre otros, se han sumado a esta tendencia obligados por el estado de alarma. Las marcas envían las prendas a sus modelos habituales, que conocen el estilo de la marca y se hacen las fotos en sus casas. El resultado es menos primaveral, menos playero, menos marinero, qué duda cabe, pero tienen un punto costumbrista y cotidiano, que no carece de atractivo.

Zara ha conseguido que su nuevo catálogo sea una guía del estar en casa, del hugge nórdico pero con estilo: vaqueros cómodos, y camisas holgadas, ropa para verse guapa durante el confinamiento pero que también llevaremos en la calle, si es que llega el gran día.  El editorial también hace una declaración de principios en un entorno sobrio y cerrado que evita lo superfluo y se centra en la ropa, sin referencias a salir o a viajar. El mensaje no puede ser más claro.

La crisis del Covid-19 ha agudizado la creatividad. Como ya hiciera Audi separando los aros entrelazados de su logo o Coca-Cola distanciando sus las letras, muchas firmas de moda han hecho lo propio con sus logos, para reforzar la idea de mantener las distancias. Zara añade el pie de foto: ‘respetemos la distancia, pero más unidos que nunca’ y Massimo Dutti: ‘respetar la distancia social es el camino para estar juntos’.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre