Es el regreso de uno de los pintores más singulares de nuestro tiempo. Mariano Matarranz expone su Trilogía inédita en la Fundación Pons de Madrid. Hasta el 31 de julio. La Fundación les recomienda pedir cita previa. Sin cita, puerta no se abre. Y les aseguro que merece la pena, porque las creaciones de Matarranz producen en el espectador un impacto estético que comienza por la sorpresa y continúa por la curiosidad de los procesos. Las láminas de Levedad, Luz Coagulada o Materismo son como condensaciones del tiempo en el que la materia sólida o líquida, el color y las texturas han cuajado en una obra que suena como un acorde musical.

Un proceso único en cada cuadro

Mariano Matarranz trabaja en un taller de Gijón. Como un anacoreta. Ajeno a las modas y a las corrientes. Su proceso de elaboración es único e irrepetible. Nunca pinta lo mismo. Asegura incluso que sería incapaz de reproducir un cuadro. Porque usa pigmentos naturales, y porque el proceso está ligado a un presente en el que juega el azar de la naturaleza, el capricho estético del momento, o el resultado de buscar pigmentos naturales.

La muestra en la Fundación Pons se debería haber abierto el 12 de marzo. Ya saben que todo se congeló por la pandemia. Ha estado cerrada hasta primeros de julio. Los cuadros que se exponen son el resultado de más de tres años de trabajo de Mariano Matarranz. Recoge una parte de las obras pertenecientes a la nueva Trilogía: Rígida Levedad, Luz Coagulada y Materismo. Son obras de gran formato, realizadas mediante técnicas mixtas varias (sobre tela, sobre madera, sobre resina y sobre papel) creadas por el propio artista tras años de trabajo y experimentación.

Matarranz en su estudio
Mariano Matarranz en su estudio

Trilogía inédita


“Triología Inédita” es una obra abstracta, elaborada a través de las huellas que dejan los procesos en las láminas. Como se ve en el video que adjuntamos en este artículo, el papel es mojado, calentado a través de una antorcha de fuego, cortado, salpicado, manchado. Resinas y pigmentos componen capas en las que la materia adquiere profundidad, transparencia, y un juego de tonalidades que funcionan como acordes.

Con esta muestra, Matarranz reaparece tras un periodo de intenso trabajo. La investigación y el empleo de diferentes elementos químicos, ofrecen como resultado una profusa colección de cuadros con efectos y texturas que son la expresión primaria de la materia en sus cuadros. La exposición está acompañada de un vídeo inédito. El artista comparte el proceso de creación de la última obra de la colección Materismo, realizada durante el confinamiento por el coronavirus, con la que da por finalizada la Trilogía.

Luz coagulada
Luz coagulada

Las reflexiones de Matarranz

Lo que van a leer a continuación son las reflexiones del artista sobre esta trilogía.
“En `Rígida levedad´ (2017 – técnica mixta sobre tela) se fueron conformando unas superficies lisas con algunos relieves laterales para darle más profundidad al cuadro. Poco a poco fui trabajando por capas para darle consistencia y rigidez, sin pensar en intelectualizarlo, ya que desde mi punto de vista pierde frescura. La rigidez tiene que estar en el cuadro, no en la cabeza. Después fui trabajando con los materiales elegidos para conseguir los efectos que emocional y visualmente me atraen; así los óxidos y pigmentos se van entremezclando hasta conseguir una armonía cromática y una sensación de densidad, pesadez y dureza que caracterizan las planchas de metal, pero también se refleja la erosión del tiempo a través de la técnica empleada”.

Luz coagulada

“Con ‘Luz coagulada´ (2018 – técnica mixta sobre resina y tela) iniciaba un nuevo periodo de análisis y meditación sobre la etapa anterior. Necesitaba cambiar la opacidad, dureza y rigidez de las obras precedentes, dándoles más transparencia y luminosidad. Para lograr esa sensación translúcida tuve que replantear mi método de trabajo comenzando a ensayar nuevos enfoques para conseguir unas bases resistentes con ondulaciones y relieves”
“Una vez concluidas las dos colecciones anteriores mi propósito era utilizar una base distinta a las obras precedentes, con el fin de explorar otras posibilidades de expresión. Así surgió `Materismo´ (2019 – técnica mixta sobre papel), iniciando más investigaciones sobre tratamientos de fondos con otras características, más ligeros y sutiles, utilicé un planteamiento opuesto mediante unos livianos pliegos de enorme fragilidad con el propósito de darles cuerpo y solidez suficiente. El propio soporte del cuadro va descubriendo los pasos a seguir para la realización de la pieza y así el cuadro va adquiriendo forma, volumen y color. Es el propio papel, una vez transformado en una superficie nueva respecto a su estado original, se convierte en algo único e irrepetible.

Rígida levedad
Rígida levedad

¿Quién es Mariano Matarranz?

Mariano Matarranz, es un artista consagrado a nivel nacional e internacional. En su trayectoria se anotan más de 20 exposiciones individuales, en España, Italia, Suiza, Austria y Alemania. Ha participado en diversas ferias como Art Chicago y Art Basilea (Galerías Christian Cheneau), Art Lisboa o ARCO en varias ocasiones con la galería Marie-Louisewirth y Vértice. También en exposiciones colectivas en galerías de Roma, Zurich, Viena, Frankfurt, París y Sehlesinger de Nueva York.

Matarranz fue seleccionado para la muestra Acta 88’ celebrada en el Palacio de Velázquez de Madrid, además de otras colaboraciones. Su pintura forma parte de destacadas colecciones: Congreso de los Diputados de Madrid, Fundación Príncipe de Asturias, Fundación Masaveu, Museo de Bellas Arte de Oviedo, Museo Jovellanos de Gijón, Colección Dove de Suiza y la Embajada de España en Pekín. Su método de trabajo le lleva a no mostrar sus obras hasta que no se siente profundamente convencido del resultado. Terminada la obra, sigue un periodo de análisis y reflexión sobre las creaciones. No importa cuánto tiempo emplee en este proceso. Lo que importa, asegura, es el resultado final.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre