Nicaragua ha celebrado unas elecciones con toda la oposición encarcelada, sin candidatos alternativos, con los dirigentes de la empresa privada en prisión, en un clima de terror impuesto por Daniel Ortega a golpe de detenciones, arbitrariedades, y propaganda. El resultado es conocido: Ortega ganará las elecciones. Los que podrían disputarle la presidencia están entre rejas, como Cristiana Chamorro, o en el exilio.

Ortega a por el cuarto mandato

La dictadura en Nicaragua, la de Ortega, ha superado en todos los registros a la de Somoza. Cuenta con el apoyo de los regímenes de Cuba y Venezuela, y con la indiferencia de buena parte de la comunidad internacional. ¿Sorprendente? Sin duda.

La única opción para la oposición es quedarse en casa y organizar protestas en las capitales del mundo. Pero Ortega controla los datos. Controla incluso a un grupo de partidos de reciente creación, hace tan solo dos semanas, que no son nada más que marionetas del poder, activadas para que la farsa tenga al menos una apariencia de pluralidad. Los datos de participación están también en manos del régimen, así que no es probable que tengamos cifras reales de la abstención, única forma de oponerse al cuarto mandato del capo de una familia corrupta hasta la médula.

Nicaragua
Protestas en Madrid contra el régimen de los Ortega

Miedo a usar el Whatsapp

Nicaragua vive sumida en el miedo, el que han impuesto Ortega y su esposa, Rosario Murillo, a los más de seis millones y medio de niraguenses que viven en el país. Periodistas en el exilio, otros citados por la fiscalía para personarse sin excusa ni pretexto, redes sociales contaminadas por los troles creados por el aparato de Ortega, y el control de los famosos Consejos del Poder ciudadano, esa criatura que ya se ensayó con éxito en Cuba y que forma parte del aparato represor: delaciones, control de los barrios, de las calles, de las viviendas. Nada escapa a la supervisión del poder. Miedo. Miedo incluso a utilizar el Whatsapp. Así las cosas, Managua es una capital que celebra elecciones y en la que la única voz que se escucha es la del régimen.

Empresarios, profesores de universidad, estudiantes, no hay nadie que no tema ser detenido en la calle por la policía del régimen. Ortega y el sandinismo, dicen los más optimistas, tan solo tiene el apoyo de un 20 por ciento de los electores. El resto le ha dado la espalda, sobre todo después de las acusaciones de haber violado repetidamente a su hijastra, caso sobreseído, y por los cientos de muertos de la represión que aplastó el levantamiento popular de 2018. Aquella revuelta obligó a escapar del país a más de cien mil personas.

El clamoroso silencio del Papa Francisco

En junio pasado Ortega ordenó la detención de Cristiana Chamorro, hija de la ex presidenta Violeta Chamorro, y que arrasaba en popularidad y amenazaba con terminar con el mandato de los Ortega. Otra de las cuestiones que asombra es el papel ambiguo de la iglesia católica y el silencio del Papa Francisco. José Báez, obispo auxiliar de Managua, que levantó la voz contra los sandinistas, fue mandado callar, y vive en Roma alejado de Nicaragua.  

La cárcel de El Chipote nunca ha tenido una población más ilustre. Encerrados en sus celdas hay 150 presos políticos, entre ellos, cuatro candidatos presidenciales: el jefe del Consejo superior de la empresa privada, Michael Healy Lacayo, el economista Juan Sebastián Chamorro, el exembajador en EE UU Arturo Cruz, el activista Félix Maradiaga y el periodista Miguel Mora, activistas, empresarios y periodistas detenidos a golpes, llevados a prisión de madrugada, después de que la policía allanara sus viviendas.

Compartimos la entrevista que realizamos en junio pasado con Alfredo César Aguirre, presidente del partido Conservador de Nicarauga

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, InstagramIvoox, Spotify YouTube

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre