Lo cierto es que nunca es hora de morir. Todos los días nos vienen mal si se trata de despedirse. NO time to die llega con una curiosa mezcla de pesadez y de despreocupación. La muerte planea en las bromas y en las persecuciones, no solo en  la esperada matanza de secuaces anónimos. Casi al comienzo, en medio de unas animadas vacaciones en el Mediterráneo, Bond visita la tumba de Vesper Lynd, la amante que murió en Casino Royale en 2006. No Time to Die está impregnada de recuerdos y suena a despedida

A medida que se solucionan los nudos en la trama, las complejidades del espionaje pasan a un segundo plano para dejar el protagonismo a un drama familiar y pesado de sacrificio y venganza. El sombrío villano alfa (Rami Malek), quiere acabar con gran parte de la humanidad.  Tiene una mezcla de idealismo y trauma pendiente que recuerda al Thanos de las últimas películas finales de Los Vengadores. El ambiente general es opulento y genérico; un tono que mezcla una profesionalidad vivaz con la l lástima hacia uno mismo; una agresiva fusión de grandiosidad y diversión. Parece más una saga de superhéroes que una travesura de espionaje.

El viejo náufrago

Bond, ahora oficialmente retirado del MI6, se refiere irónicamente a sí mismo como «un viejo naufrago». A diferencia de algunos de sus predecesores, Craig no intenta parecer más joven de lo que es. (Craig tiene 53 años. El personaje, concebido por Ian Fleming como un hombre que había visto acción en la Segunda Guerra Mundial, debe rondar los 100 a estas alturas). Lo que no quiere decir que el magnetismo de Craig  haya disminuido o que haya abandonado el gimnasio.

Como hombre ideal del siglo XXI, su Bond siempre ha tenido el cuerpo duro y el corazón blando. Dejando a un lado la leve misoginia de playboy de las encarnaciones anteriores, se lamenta y suspira y  es capaz de decir «Te quiero» en varios idiomas.

En francés, por ejemplo, a Léa Seydoux, que interpreta a Madeleine Swann, una posible mujer fatal cuya historia de fondo la vincula con el principal chico malo, el Lyutsifer de Malek. Le toma un tiempo emerger, lo que le da tiempo a la película para desentrañar una intrincada madeja de traiciones y también para controlar a algunos viejos amigos y enemigos. El espectro de SPECTRE resurge, al igual que su antiguo cerebro, Ernst Stavro Blofeld (Christoph Waltz), y el viejo y salado agente de la CIA y amigo de Bond, Felix Leiter (Jeffrey Wright).

En No time to die, el enemigo del enemigo de mi enemigo es mi novia. O algo parecido. Para cuando termina la canción de Billie Eilish, James se separa de Madeleine y se instala en un complejo tranquilo en una isla caribeña. Cuando se roba un arma biológica de un laboratorio de Londres,  entra de nuevo en acción con un arsenal a estrenar de coches y relojes y trajes hechos a medida.

Y un equipo de crackerjack que mezcla caras nuevas y familiares. M es Ralph Fiennes. Q es Ben Whishaw. Moneypenny es Naomie Harris. El Imperio Británico es un recuerdo lejano, se echa mucho de menos a Judi Dench y la geopolítica contemporánea es un débil rumor. Sin embargo, hay un nuevo 007: Nomi (Lashana Lynch), a quien se le ha dado el antiguo número de identificación de Bond y que tiene un conjunto de habilidades similares, incluida la capacidad de soltar chistes en medio de un tiroteo. Su presencia parece apuntar a la vez en la dirección de los argumentos recurrentes sobre el casting de Bond: ¿el personaje tiene que ser masculino? ¿Debe ser siempre blanco? ¿Quizá una saga con  Nomi podría ser interesante? El tiempo lo dirá

La historia de Daniel Craig como James Bond

15 años de Bond: Daniel Craig ha interpretado al superespía británico James Bond cinco veces desde 2006, un mandato que ha sobrevivido al de cualquiera de sus predecesores.

“Casino Royale” (2006): Craig, conocido por su intensidad de enfoque y su amplia gama de roles desafiantes y contrarios a la intuición antes de ser elegido como Bond, hizo su debut en el 007 en “Casino Royale”. La película relanzó la franquicia con una versión más mezquina y oscura del personaje.

«Quantum of Solace» (2008): El inquietante 007 regresó en «Quantum of Solace» con el Sr. Craig retomando el papel de la secuela «aún más sombría y abatida».

«Skyfall» (2012): la tercera entrega del mandato de Craig en Bond también fue la más lucrativa. «Skyfall» se convirtió en la película más taquillera de la saga, hasta el momento, con una recaudación de 1.100 millones de dólares en todo el mundo.

«Spectre» (2015):  Craig se asoció por segunda vez con el director Sam Mendes en «Spectre». Después del agotador rodaje de la película, Craig expresó un fuerte deseo de dejar el papel, aunque más tarde regresaría como Bond por última vez.

«No Time to Die» (2021): Craig se despide de 007 con «No Time to Die», que se estrenará el 8 de octubre después de varias demoras debido a la pandemia.

La vida después de Bond: ¿El próximo paso para el Sr. Craig? El actor de 53 años planea protagonizar el papel principal de «Macbeth» en su regreso a Broadway la próxima primavera.

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, InstagramIvoox, Spotify YouTube

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre