El proyecto de la Fundación Montemadrid para revivir el Palacio de la Música de Madrid capital –cerrado desde el 23 de junio de 2008– ha obtenido la licencia necesaria para la reforma que le permitirá reabrir como teatro.

La Agencia de Actividades  acaba de otorgar a la Fundación Montemadrid la correspondiente licencia para que puedan iniciar las obras de reestructuración puntual, acondicionamiento y restauración de los interiores y exteriores del Palacio de la Música.

El inmueble, situado en Gran Vía 35, fue levantado por el arquitecto Secundino Zuazo entre 1924 y 1926 –con un derrumbe parcial incluido en 1925- y goza de protección integral. Entre 2009 y 2011, su rehabilitó su estructura para reforzar las vigas, columnas y forjados. Pero en aquel entonces, una serie de asociaciones de defensa del patrimonio criticó dichas obras. Su preocupación se debía, sobre todo, a que el inmueble pudiera acabar siendo una tienda de ropa como el vecino cine Avenida.

Tras varios proyectos fallidos, el edificio ha permanecido a la espera de uno en el que prevaleciera el uso cultural original. El 6 de marzo del año pasado, la Fundación Montemadrid –propietaria de este emblemático espacio– solicitó la licencia de obras de un nuevo proyecto. Éste lograba mantener el uso cultural del 80 por ciento del edificio con el objetivo de acoger conciertos, musicales y diversos espectáculos. Mediante esta reforma, se conservará y y devolverá a su estado original todos los elementos valiosos que conserva el edificio.

Además de teatro, el nuevo Palacio de la Música también será sala de conciertos.
Además de teatro, el nuevo Palacio de la Música también será sala de conciertos.

Actividades futuras

La reforma, según el diario ABC, contempla una sala multiusos en su última planta que podrá incluir restauración. Dicha sala se ubicará bajo la cubierta de la azotea, onstruida durante las obras de 2011. Esta zona dispondrá de un espacio abierto con vistas a la Gran Vía, desde su balaustrada. La balaustrada se revestirá de cristal para cumplir con la normativa. El edificio sufrirá pocos cambios en su estructura aunque será necesario abrir un nuevo hueco de fachada por la calle de la Abada para la recepción de mercancías y la mejora de las condiciones de protección contra incendios.

El proyecto prevé modificar la cota de la solera en el sótano 2 sin afectar a la cimentación del edificio para la formación de un nuevo foso de orquesta. El forjado del escenario se mantendrá como estaba originalmente. Pero se introducirá un foso de escena y una planta técnica en el sótano 1. También se incorporará una entreplanta adicional entre el sótano y la planta baja. En la parte superior del escenario, el forjado se demolerá para poder elevar el peine que soporta la tramoya y las maquinarias del escenario.

En el interior de la sala –que llegó a acoger 1.782 espectadores– se desmontarán los paramentos laterales para insonorizarla. Tras ello, los paramentos se restaurarán. La idea es devolver el lustre a todos los elementos originales que sea posible.

Por último, la fachada se restaurará de forma integral respetando los acabados originales. En la restauración se recuperarán también las molduras y elementos decorativos.

Fachada actual del Palacio de la Música, en la Gran Vía madrileña.
Fachada actual del Palacio de la Música, en la Gran Vía madrileña.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre