El próximo 31 de Mayo se estrena ‘Rocketman’ donde Taron Egerton es Elton John con la intención de repetir el éxito de ‘Bohemian Rhapsody’

Bohemian Rhapsody ha abierto la caja de Pandora. Su éxito ha animado a la industria cinematográfica a lanzar nuevos biopic de los músicos más legendarios de todos los tiempos. Prueba de ello es Rocketman que se estrenará el próximo 31 de Mayo. Veremos la vida de Sir Elton John con los rasgos de Taron Egerton y se espera que sea un éxito como lo fue el biopic de Queen.

Dexter Fletcher firma este nuevo acercamiento cinematográfico a un artista de la talla de Elton John. No es una elección baladí ya que le respalda éxitos del género como Eddie el Águila (2016 también con Egerton de protagonista) o la mencionada Bohemian Rhapsody tras el despido de Bryan Singer. Además cuenta con la producción del propio Elton John que les ha dado plena libertad para hablar de toda su vida: ‘Contadlo todo, hacedla todo lo no apta para menores como necesitéis’.

Paramount ha desmentido cualquier tipo de censura con respecto a desnudos o inclusión escenas de sexo y drogas. ‘Es y siempre será la fantasía musical sin tabúes en la que los productores de Paramount confían y apoyan de corazón’ afirma el propio Fletcher al respecto.  La elección de Egerton para interpretarle fue del propio Elton John (ambos coincidieron en el set de rodaje de Kingsman II: el circulo dorado) ya que ‘nadie canta sus canciones como él’. En contraposición a Rami Malek, Egerton sí canta con su voz canciones como Tiny Dancer.

Aunque parezca que todo esto es nuevo no es así. Películas sobre mitos musicales ha habido desde hace casi cuatro décadas.

O más si incluyéramos las películas en las que leyendas como Elvis Presley o The Beatles son sus protagonistas. Música clásica, con películas como la pionera y 8 veces oscarizada Amadeus (Milos Forman – 1984) o Amor inmortal (Bernard Rose – 1994 con Gary Oldman como Beethoven), el jazz, el rock, el rythm&blues o incluso el rap. Todos han tenido sus películas sobre sus más representativos artistas. Incluso se ha dado el caso contrario: el cine ha dado bandas de música ficticias que, dado su éxito, se han acabado conformando en la realidad. Es el caso de bandas memorables como The Monkees o los Blues Brothers. Analicemos estas cuatro décadas con las películas más referenciales de otros tantos mitos de la música.

Rocketman

Centrándonos en la música moderna, la década de los ‘80 nos deja ya títulos de peso. El primer éxito representativo sería el de La Bamba (Luis Valdez – 1987) donde Lou Diamont Phillips interpreta al malogrado Ritchie Valens y su icónica canción. Un año después sería el propio Clint Eastwood, amante de la música jazz, el que exploraría este subgénero dirigiendo Bird. Forest Whitaker interpreta el auge y caída del saxofonista Charlie ‘Bird’ Parker que moriría con tan solo 34 años fruto de los excesos del alcohol y las drogas. El mismo director retomaría este subgénero con Jersey Boys en 2014 relatando la trayectoria de los Four Seasons

Este concepto de inicio del artista, su ascenso al estrellado y su caída en excesos y en desgracia suele ser una constante en este tipo de películas.

Otro ejemplo es el de la película Gran bola de fuego (Jim McBride – 1989). Dennis Quaid interpreta a Jerry Lee Lewis abordando cómo su controversial estilo de vida se pone en peligro con la decisión de casarse con su prima de 13 años.

Rocketman

La década de los ’90 nos trae a otro gran cineasta adentrándose en este subgénero: el oscarizado (por Platoon en 1987) Oliver Stone rubrica The Doors. Val Kilmer hace una de sus mejores interpretaciones poniéndose en la piel de Jim Morrison y la creación de la banda que da nombre al film. En 1993 Brian Gibson nos trae Tina: la historia de una de las más grandes: la Reina del Rock, Tina Turner con los rasgos de una genial Ángela Bassett. En 1997 se estrena Selena (Gregory Nava) introduciendo en el panorama audiovisual a una novel Jennifer López interpretando a la cantante mejicana que resultó muerta a manos de una de sus fans.

El siglo XXI no se queda a la zaga en estrenos de este incombustible género.

Rochetman

Así, en 2004, llega Ray (Taylor Hackford) que nos acerca a la convulsa vida del cantante de jazz Ray Charles. interpretación a cargo de Jamie Foxx le valió el Óscar de ese año. Regina King, flamante ganadora del Óscar de este año, también tuvo un papel en este  sobresaliente film. Ese mismo año, el ahora denostado Kevin Spacey dirigió y protagonizó Beyond the sea abordando la trayectoria de Bobby Darin autor de la famosa canción.

En 2005 viene otro hito: En la cuerda floja (James Mangold). Joaquín Phoenix (que le veremos este otoño interpretando al nuevo Joker) fue Johnny Cash en su lucha contra su adicción a las drogas y su ascenso al estrellato musical. Su mujer, June Carter, fue interpretada por Reese Witherspoon y le supuso el Óscar de ese año a mejor actriz principal.

Rocketman

Siguiendo con la temática de la adicción a las drogas de estos cantantes, en 2005 llega Last Days (Gus Van Sant). Relata el abismo de desesperación y soledad en el que se hundió Kurt Cobain a pesar de sus grandes éxitos con su banda Nirvana. Control (Anton Corbijn – 2007) narrando la tortuosa vida de Ian Curtis (Sam Riley), vocalista de Joy Division y Notorious (George Tillman Jr. – 2009) haciendo lo propio sobre el rapero Christopher ‘Biggie’ Wallace (Jamal Woolard), ponen fin a esta primera década del nuevo siglo.

Rocketman

La primera película del género de la nueva década no se hace esperar: The Runaways (Floria Sigismondi – 2010). Kristen Steward y Dakota Fanning interpretan a Joan Jett y Cherie Currie como pioneras que abrirían las puertas a las bandas de rock femeninas futuras. Love & Mercy (Bill Pohlad – 2014) nos cuenta los comienzos de Brian Wilson (Paul Dano y John Cusack) en su camino hacia la formación de la emblemática banda The Beach Boys. Su tratamiento del ‘auge y caída’ desde un punto de vista novedoso con saltos temporales resulta, cuanto menos, interesantes.

Ahora que se está hablando tanto de los Vengadores, cabe mencionar que muchos de sus componentes también han hecho películas de este género.

Uno de ellos es Chadwick Boseman que, antes de ser Pantera Negra, fue James Brown en I Feel Good (Tate Taylor – 2014). Nina Simone (Cynthia Mort – 2015) nos trae a Zoe  Saldaña (Gamora) en la piel de la ‘Alta Sacerdotisa del Soul’ notable por ser la contralto más famosa del panorama musical moderno. Pero aun hay más: Don Cheadle, más conocido como Máquina de Guerra, en 2015, dirigió, escribió y protagonizó Miles Ahead sobre la vida del famoso trompetista de Jazz. Y por último, ¿Quién lo iba a decir? Tom Hiddleston (Loki) y Elisabeth Olsen (Bruja Escarlata) colaboraron en otra película de este género: Hank Williams, una voz a la deriva (Mark Abraham – 2016) sobre el auge y caída de este cantante country. Por lo que se puede ver, los Avengers también son músicos.

Rocketman

Por si todos estos títulos no son suficientes, llegaríamos a 2018 con el abrumador éxito de Bohemian Rhapsody volviendo a poner este género de moda y filón de la industria cara a futuras películas. Esto también viene reforzado por el Óscar de Rami Malek por su entregada interpretación de Freddie Mercury. Rocketman, tiene como objetivo repetir esta proeza en los Óscar del año que viene.

Rocketman es calificada por sus creadores como una ‘fantasía musical épica’

Contará la historia ‘sin censurar’ de los primeros años del tímido y apocado Reginald Dwight, hasta convertirse en la super estrella internacional que es hoy día: Elton John. A Egerton le acompañan Jamie Bell, Richard Madden y Bryce Dallas Howard, y el guion lo firma Lee Hall (‘Billy Elliot’). Habrá que esperar al 31 de mayo para comprobar si la película de Fletcher será digna sucesora del legado dejado por Bohemian Rhapsody.

Rocketman

Por lo pronto, Netflix ya ha apostado por esta nueva tendencia y presenta The Dirt. Habla del salvaje grupo heavy Mötley Clüe en lo que es una película irreverente lleno de humor y desenfreno. Para el futuro ya están anunciadas Stardust (Gabriel Range) biopic de David Bowie encarnado por Johnny Flinn. Por ahora, no cuenta con la autorización de la familia para usar las canciones del Duque Blanco. Habrá que ver que enfoque le dan. Otro biopic que lleva circulando mucho por Hollywood es el de The Beatles. A lo mejor, aprovecha este auge para salir del atasco donde está. Y el que también está confirmado es el de Janis Joplin con Amy Adams como protagonista y Lee Daniels como director.

Este subgénero de biopic musicales nunca ha dejado de estar presente en las carteleras y ahora está más vivo que nunca. ¡Larga vida al rock&roll!

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre