pan

‘Modernist bread’, la biblia del pan, palabra de dios panadero

Modernist bread. Phaidon Press. Nathan Myhrvold y Francisco Migoya ¿Se pueden dedicar cinco tomos al pan? ¿Qué...
Comprimidos de Jamón Joselito

Jamón Joselito, de venta en farmacias

José Gómez es el jamón. Hace un año celebrábamos el 150 aniversario de una marca que acumula la gestión de varias...

Los mejores vinos para sorprender a familiares y amigos en una barbacoa

Vinissimus, el eCommerce líder en Europa en venta de vino español online, nos recomienda cuáles maridan a la perfección en una...

CONECTA CON NOSOTROS

1,160FansMe gusta
1,247SeguidoresSeguir
880SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Francisco Javier Irazoki

Irazoki, el contador de gotas

Confieso algunos hábitos felices. La Puerta de Alcalá de Madrid para mi es sólo un apéndice de la calle de Salustiano Olózaga, donde tiene Francia su embajada, con sus guardias civiles en la puerta. Ahí estuvo, en la calle de Villalar, que hace esquina con Olózaga, mi primera residencia en Madrid. Era un piso tercero con más de veinte habitaciones, dos cocinas y cuatro baños. Estaba en proceso de venta y ahí me instale, como un okupa, a la espera de que mi beca en Diario16 se convirtiera en salario.
Tim Walker

‘El tesoro de Don’ un viaje singular a tu infancia

Lola Gil ha escrito una novela para recordar esos veranos donde todo era posible. “El tesoro de Don” es un reflejo de todo aquello que anhelamos o quisiéramos haber vivido, un mundo donde todo es posible.
Pérez Siquier

Pérez Siquier, el cazador de imágenes

Un cazador. Era banquero y dejó la caja, los balances y el arqueo de la contabilidad para dedicarse a su pasión: la fotografía. La descubrió en las calles de La Chanca, el barrio de Almería que cuelga de la Alcazaba. Eran los años 50. Finales de la década. Pérez Siquier se adelantó a la curiosidad de Goytisolo, que publicó su novela/reportaje en París en el año 62. En España no se publicaría hasta veinte años después, en 1981. A Goytisolo le declararon persona non grata por aquel relato de las condiciones infrahumanas en las que vivía aquella gente. Nada especial esa declaración si tenemos en cuenta que un alcalde, después de leer su otro libro de viajes, Campos de Níjar, prometió colgarle de los testículos si volvía a aparecer por aquella tierra. No estaban para bromas.

¡TENEMOS UN REGALO PARA TI!

psst... no te vayas todavía...

Consigue tu copia del libro

Cuéntame Algo Bueno

de Alfredo Urdaci.

*Al suscribirte, aceptas nuestra política de privacidad.