pan

‘Modernist bread’, la biblia del pan, palabra de dios panadero

Modernist bread. Phaidon Press. Nathan Myhrvold y Francisco Migoya ¿Se pueden dedicar cinco tomos al pan? ¿Qué...
Comprimidos de Jamón Joselito

Jamón Joselito, de venta en farmacias

José Gómez es el jamón. Hace un año celebrábamos el 150 aniversario de una marca que acumula la gestión de varias...

Los mejores vinos para sorprender a familiares y amigos en una barbacoa

Vinissimus, el eCommerce líder en Europa en venta de vino español online, nos recomienda cuáles maridan a la perfección en una...

CONECTA CON NOSOTROS

1,159FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
877SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Rembrandt

Rembrandt, maestro del selfie

Atentos los fan del selfie, los que tienen algo de curiosidad por la relación de los humanos con el retrato. Esto tiene siglos, y ha habido momentos de la historia en los que los grandes pintores elevaron este gusto por el retrato a niveles de arte, arte con mayúsculas. Esto no quita para que el propósito y sentido fuera el mismo. Ahora la tecnología nos los ofrece como una extensión de nuestro brazo. En otros tiempos, había que acudir a Rembrandt. ¡Dichosos los que tuvieron esa oportunidad!
rugby

‘El ingenuo salvaje’: el rugby como pretexto

Impedimenta edita This sporting life, que se ha traducido en españa como El ingenuo salvaje, 60 años después de su publicación en Inglaterra. El ingenuo salvaje habla de rugby, pero no es una novela sobre rugby. David Storey compone un fresco de la Inglaterra de los años 50 en una novela que rezuma violencia, humedad y barro y que retrata la hipocresía de la sociedad inglesa que afecta por igual a las clases altas y a las trabajadoras.
Victoria Subirana

Victoria Subirana, la maestra en Katmandú

Ríe. Ríe como las personas que han llorado mucho. Cuando el relato se hace crudo la risa crece. Cuando cesa, es que todavía llora por ese tramo de su vida que aún duele. Pero eso solo sucede en un punto de la conversación. Mira con atención. Y si en la conversación aparece una copla o un fandango, se desnuda de su acento catalán y canta con aire flamenco. Ha cumplido treinta años como maestra en Katmandú, en el Nepal más pobre.