la escena

01/FANFAN Escena, el podcast semanal sobre las artes escénicas

Este mes de mayo estrenamos en FANFAN el podcast Escena, destinado a comentar la actualidad en las artes escénicas en España: teatro, danza, ópera, circo, monólogos y todo lo que ocurra en la escena de las ciudades de España. El mundo de la cultura ha permanecido muy vivo en Madrid a partir del final del confinamiento, y da señales de una actividad creciente en ciudades como Barcelona. "Lo de Madrid ha sido una liberación", comentaba el rey Felipe VI en su reunión con el presidente del gobierno y los vicepresidentes en el viernes 7 de mayo.
siglo de oro

‘Voces del siglo de oro español’, la actualidad de un legado universal

Volver al siglo de Oro, a Cervantes, a Lope de Vega, a Quevedo. Es un regreso cotidiano. Aquella época dorada de las letras españolas, con sus luces y sus sombras, está presente en nuestra lengua, porque creó una onda expansiva que no cesa, que se reitera, y a la que pocos momentos de la cultura española han hecho sombra. No se trata, dice el autor, de regresar a un pasado por nostalgia. No es verdad que cualquier tiempo pasado fue mejor, “ese tiempo ya pasó y no volverá, y la nostalgia que paraliza y fosiliza no es un buen método para afrontar los retos del presente”. El autor reconoce en el prólogo que en el siglo de oro y en sus escritores buscamos información, sabiduría, inspiración, en sus hallazgos, que son universales, “que perduran en el tiempo. Y también para evitar sus errores y procurar no repetirlos”.
Aprendívoros

‘Aprendívoros’, de Santiago Beruete: la curiosidad como cualidad esencial

Confieso que abrí Aprendívoros con una curiosidad efervescente. La curiosidad no mató al gato, como dice la fórmula popular. La curiosidad lo convirtió en tigre. Estoy de acuerdo con el autor en que quizá es la virtud más útil para nuestro mundo, y para el que viene: la curiosidad es siempre crítica, no se conforma con el primer puesto de helados, es inquisidora, desconfía de las modas, recela de los dogmas, es alérgica a los grandes discursos, y sin tener que caer en la llamada escuela de la sospecha, es una actitud humana creadora, vigilante, que nos permite crecer como humanos y preservar la especie. Tuve en la primera aproximación a este libro magnífico un destello de desconfianza: temí que detrás del título anidara el enésimo libro apocalíptico que nos advierte del fin del mundo. Me equivoqué. Hay algún pasaje en que la intensidad de la advertencia climática es alta. Pero Beruete busca una fusión de lo humano con lo cósmico, y en ese camino es apasionado, y profundamente humano.
bares

Hay mil historias que no debes contar, ni en los bares

En estos días inciertos, en que vivir es un arte, me encuentro releyendo, por enésima vez, un libro de uno de mis autores favoritos del que ya me habrán oído hablar, Juan Tallón. Este autor gallego, con numerosas novelas en su haber, es realmente un articulista genial. Columnista de numerosas publicaciones, hace algunos años publicó una recopilación de sus artículos llamada “ Mientras haya bares “.
salas

Volvemos a las salas, la columna de Julio Moreno

Sitúense. Me encontraba el mediodía del pasado jueves en urgencias, de la Fundación Jiménez Díaz, con mi hijo Juan. Si ustedes tienen hijos habrán comprobado que la visita a urgencias, más si juegan al futbol como los míos, es algo que se da periódicamente de una forma inevitable. Pues en esas estaba, esperando una radiografía del codo derecho de Juan, con la mascarilla, tres horas en una sala de espera, cuando, inesperadamente, me cambió el jueves. Bueno, la verdad es que me cambió el jueves, la semana y el mes.
escritura

La escritura inesperada, por Julio Moreno

Pues nada, me he quedado en blanco. Aquí estoy, sentado delante del ordenador, esperando a que me visite la musa. Que no sé de qué escribir, vamos. Me pasa a veces, muchas veces. A medida que me voy adentrando en el mundo de la escritura, me voy convenciendo de que lo más difícil de escribir es tener un tema sobre el que hilar el artículo, el relato o lo que quiera que escribas.
bola de cristal

La bola de cristal, por Julio Moreno

No pasa un solo sábado, literalmente, en que no me acuerde de las mañanas de sábado de mi juventud, y es curioso, pero el recuerdo se encuentra completamente ligado a La bola de cristal. Si ustedes tienen aproximadamente mi edad, seguro que lo recuerdan, Este programa se emitió entre los años 1984 y 1988.
telediario

Telediario de agosto, por Julio Moreno

Una de mis costumbres más arraigadas, yo diría que casi un rito, es ver el telediario. Si, el telediario. Yo tengo cincuenta años, así que se pueden conformar con que no lo llame el NODO. Desafortunadamente, este último año, el telediario ha perdido su capacidad de sorpresa e, incluso me atrevería a decir, su utilidad de información general, copado como está por el coronavirus. Así que, cuando muy de vez en cuando, aparece una perla como la que ahora voy a recordar, noticia de este pasado verano, la sonrisa aflora al rostro del televidente avezado, deseoso de alguna nueva que rompa la monotonía.
Miguel Ángel Quintana Paz

Miguel Ángel Quintana Paz, el filósofo en el ruedo ibérico

Miguel Ángel Quintana Paz es un filósofo rara avis, es un académico que baja al ruedo, entra en los platós de las televisiones, y discute en las redes sociales. No con afán de dar espectáculo sino de reflexionar, discutir, debatir en ese ágora virtual en la que está el público. Nada humano le es ajeno. Comenzamos por constatar que acotar los temas de reflexión con Quintana Paz es una tarea imposible. Así que entregamos esta primera conversación con la esperanza de que haya otras, nuevas, que tendrán como objeto otros temas, porque el contexto habrá cambiado. El sentido de la filosofía está en los libros, pero sobre todo está en el presente que se despliega en los medios de comunicación y en las redes de expresión.
La vida en un minuto

‘La vida en un minuto’, por Julio Moreno

Estaba hoy reflexionando sobre la relatividad del tiempo. Si, ya sé que, en otra ocasión, traté este tema, pero esta vez, si bien igualmente cierto, el prisma es completamente opuesto. Si, es virtud y derecho del ser humano cambiar de parecer o, al menos, de enfoque, sobre una misma materia. Disertaba, meses atrás, sobre algo que, con seguridad, les será familiar. Esas ocasiones en las que un minuto, una hora o cualquier lapso de tiempo discurre veloz, sin que nos demos cuenta de la velocidad de los acontecimientos. Sin embargo, otras veces, es al revés y una hora puede tornarse en eternidad de la que parece que nunca saldremos, densa y fría como el mercurio.
natallidad

Alejandro Macarrón, el declive de la natalidad

Alejandro Macarrón, ingeniero de Telecomunicaciones, comenzó a preocuparse por el declive demográfico de los países occidentales hace doce años. La demografía es una cuestión crucial en el futuro de las naciones, en el peso de su influencia y de su poder. ¿Quién dominará el siglo XXI? A esa pregunta que se repite cada vez más, le corresponde una respuesta en la que la demografía tiene un peso de factor crucial, quizá más que el poder militar y la fuerza económica.
Mili

‘Yo hice la mili’, la columna de Julio Moreno

Estaba yo en el momento feliz de ver el telediario en pijama y zapatillas, cuando me he enterado de que hoy hace veinte años que se abolió el servicio militar. Si, yo veo el telediario, todos los días, si es posible. Antes lo hacía para estar informado, pero últimamente lo veo para ver por dónde nos la quieren colar. Pues eso, que me he enterado que hace veinte años que los españoles no hacen la mili. Yo hice la mili, allá por el pleistoceno medio, en la base aérea de Cuatro Vientos, en Madrid.
Alejandro Hermida

Alejandro Hermida, el triunfo discreto del editor osado

Alejandro Hermida llega a Fanfan con libros bajo el brazo: el Atenas y Jerusalén de Shestov y el Diario de duelo de Mary Shelley. Uno tiene muchas preguntas para un editor discreto, al que le gusta que sea la editorial la que hable a través de sus tomos. Hermida no hace apenas marketing, no invierte en publicidad. ¡Que hablen los libros, que grite el catálogo! parece ser el santo y seña de una editorial que traduce en ejemplares los gustos y las veredas intelectuales de las tres almas que componen su orquesta. En la lista hay filósofos, escritores románticos, poetas, escritores de western y clásicos que vienen del XIX como el colosal Balzac. Más de uno al ver el catálogo se echa las manos a la cabeza, y se pregunta cómo es posible sobrevivir con una propuesta tan especial, tan atrevida. Osados. Hermida editores osados, debería ser la marca. A Alejandro le pedimos que se defina en los primeros compases de la charla. Él, elegante y florentino, nos da las gracias y saluda con elogios. No quiere hablar de sí mismo. Sí de los libros. Escuchen.
María Zabay

María Zabay: ‘haz lo que te apasione, no lo que esperen de tí’

María Zabay llega por la tarde al estudio de Fanfan. Acepta las fotos sin pedir un espejo, sin tiempo para el retoque. Ni siquiera insiste cuando le digo que tiene que esperar a ver el resultado. Exhibe una seguridad recia. Se sienta ante el micrófono. Sabe modular la voz y estirar la respuesta para pisar suelo firme sin patinar. Viene de Teruel, precisa, y antes de que le pidamos explicaciones por ese capricho nos asegura de que la provincia existe. Su primer escape fue a Zaragoza, estudió Derecho y dio unos pasos en la legislación concursal, pero la vida es ancha y rica, y anotar quiebras y pagar a los acreedores es una tarea aburrida que no permite una realización compleja. O quizá si, quién sabe. El caso es que a la chica, entonces muchacha, le atraían las letras, el oficio de modelo, y contar, contar y contar. Tiene el verbo suelto, como el pelo, y gesticula como un flamenco. Le hemos puesto música de Barry White, que es lo que lleva en el móvil y escucha a diario, la música del negro que se apellida blanco. Zabay imita su tono elegante, una mezcla de oro y marfil.
amigos

‘Yo tengo tres mil amigos’, la columna de Julio Moreno

Esta mañana se ha producido uno de los acontecimientos que, sin lugar a dudas, te pueden joder el viernes. Estaba yo en mi mejor momento del día, a esa hora de la mañana en la que no hay nadie en casa o, si hay alguien, está dormido, terminando de planchar. Si, yo por las mañanas plancho. Es una terapia tan válida como el yoga o la meditación, con la diferencia de que se puede hacer viendo los programas matinales que suelen ser muy instructivos. Hoy, por ejemplo, he visto a una señora de unos noventa años que el año pasado durmió tres días a la puerta del Cristo de Medinaceli para ser la primera en besarle el pie
político

‘Odio los lunes’, la columna de Julio Moreno

Lunes. Yo en la cama. Fuera llueve como si se hubieran dejado el grifo abierto. Miro el reloj digital que tengo en la cómoda, pero entre que estoy medio dormido y que ya hace tiempo que la presbicia se empeña en recordarme la edad que tengo, tardo unos 10 segundos, quizá sean 15 minutos, en enfocar para comprobar, como quien va a un baño público y descubre, una vez que ha triunfado, que no hay papel, que ya son las 7:18 y el despertador sonará a las 7:20.
Adolfo Ramírez

Adolfo Ramírez: demasiado joven para jubilarse, demasiado viejo para tener jefe

Adolfo Ramírez estaba en la cumbre de su carrera en Banco Santander, pero a los sesenta años necesitaba una nueva vida. Dejó el banco y encargó una camiseta que dice: demasiado joven para jubilarse, demasiado mayor para tener jefe. Y ahí empezó su segunda vida profesional. Nuestra primera conversación fue hace unos años. Tuvo como pretexto su libro Digitalizarse o desaparecer. Libro que ya va por la novena edición. Así que hoy vamos a hablar con un gran experto en transformación digital. Pero además ahora ha lanzado una revolución profesional, Revolución Silver, se llama, y consiste en aprovechar la enorme riqueza de la experiencia de profesionales relegados por su edad.
itv

‘La ITV’, la columna de Julio Moreno

Hoy al fin me he decidido a hacer una de esas cosas que, no se porqué, siempre pospongo al máximo; la ITV del coche. Me da una pereza horrible, además de que me levantan 50 euros de vellón por la cara y empezar el día soltando cincuenta eurazos no es precisamente un buen comienzo.
Nikodem Dyzma

‘La carrera de Nikodem Dyzma’, un mediocre arribista universal en la Polonia de los...

Estamos ante la edición de uno de los grandes clásicos de la literatura polaca. Nikodem Dyzma es en Polonia un personaje popular, el estereotipo del pícaro que llega a la cumbre del poder, el desvergonzado cínico capaz de engañar a todos. La novela más conocida de Tadeusz Dolega Mostowicz transcurre en los años veinte del siglo pasado. Nikodem Dyzma, es un antiguo funcionario de correos. Está en paro, en una Polonia que atraviesa una profunda crisis económica. Viaja Varsovia en busca de nuevas oportunidades. Malvive. Toca la mandolina en restaurantes, convive con prostitutas, apenas gana dinero para comer. Un día, después de su último fracaso, recoge del suelo de un tranvía una carta de invitación a una fiesta oficial. Antes de vender su último traje para pagar el alquiler, piensa en acudir a la fiesta. Solo quiere comer, calentar su estómago. No espera más. Un incidente le abrirá las puertas del poder.
julio moreno

Barco a la deriva, la columna de Julio Moreno

Pues un lunes más, nos desayunamos con la actualidad más candente, y en este caso, la actualidad son las elecciones al parlamento catalán 2021. Es habitual, incluso lógico, que cada partido tenga una opinión sobre lo que ha ocurrido en las urnas. Incluso daría por bueno que cada uno valore los resultados según el color del cristal con que los miran, pero visto desde fuera, sin los condicionantes que acarrea la militancia e incluso la responsabilidad de dirigir los partidos, solo hay un resultado cierto, tan lógico como las matemáticas que se derivan de la participación ciudadana, esto es, los votos.

CONECTA CON NOSOTROS

6,069FansMe gusta
1,543SeguidoresSeguir
1,780SeguidoresSeguir
- Ad - An image

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

karen blixen

‘Daguerrotipos y otros ensayos’, el regreso a casa de Karen Blixen

Daguerrotipos y otros ensayos es eso, una colección de textos y reportajes en los que predomina el recuerdo. Karen Blixen habita el pasado como el territorio en el que se siente más cómoda. El futuro no es lo suyo. Cuando lo imagina, vuelca su sentido esteticista y patina. Pero en la descripción de los viejos tiempos es una maestra, una gran dama de la literatura, a pesar incluso de que ahora sepamos, por la biografía La leona. Karen Blixen en África (Ediciones del viento) que la vida en Kenia fue menos romántica de loq eu contó y más dura y prosaica de lo que nunca admitiría. Los textos de Blixen abordan aspectos de su vida en África, un viaje por la Alemania nazi, su visión del feminismo, lo que piensa de los ensayos clínicos con animales, y un texto final en el que explica su vuelta al hogar.

‘Golfa’: el acoso sexual online, a estudio

El madrileño Teatro Quique San Francisco repone la representación de Golfa, sobre el acoso online y la educación sexual que se imparte. Con dramaturgia...
materia prima

Materia Prima, un templo del producto

Un concepto original. Un restaurante de producto. Los mejores pescados y mariscos recién traídos de la lonja de Isla Cristina. Unas materias primas de excepción que elaboran meticulosamente y con mucho cariño para satisfacer a los paladares más exigentes.
Flipboard