Inicio Etiquetas Anagrama

Etiqueta: anagrama

‘Santander, 1936’, de Álvaro Pombo, o el ángel de la historia

pombo
Santander, 1936. Álvaro Pombo. Anagrama editorial El adentro y al afuera de un país dividido en dos facciones irreconciliables que avanzan hacia la tragedia. El final es conocido. Ese 1936 del título es radical. La tragedia de la Guerra civil. Es una novela, es ficción. En el epílogo lo afirma, por si hubiera dudas....

‘Anoxia’, las fronteras de la vida y la muerte, de Miguel Ángel Hernández

anoxia
Anoxia. Miguel Ángel Hernández. Editorial Anagrama Anoxia. La RAE lo define como la falta casi total de oxígeno en la sangre o en los tejidos corporales. Y es en ese terreno conceptual en el que se mueve esta novela sutil, conmovedora, perfecta en su forma de trabar el arte con la vida. La...

‘La guerra que perdimos’: para entender la tragedia de Colombia.

la guerra que perdimos
La guerra que perdimos. Juan Miguel Álvarez. Premio Anagrama de Crónica Sergio González Rodriguez. Anagrama Crónicas. Debajo de las noticias está la crónica como género periodístico. Exige un trabajo delicado de escucha y reconstrucción. Presupone el hecho de que el reportero se debe ganar la confianza de quienes podrían hablar y contar. La...

‘Agua y jabón’, de Marta Riezu, una carta de amor a todo el que va a la suya

agua y jabón
Agua y jabón. Apuntes sobre elegancia involuntaria. Marta D. Riezu. Editorial Anagrama. Colección Compactos Agua y jabón es uno de esos libros que se ha ido propagando entre el público lector sin ruido, hasta ocupar un lugar destacado. La ola no ha parado. Lo buscas en las librerías y está agotado. El gran distribuidor...

‘El fondo de la botella’, la tragedia fraternal de George Simenon

El fondo de la botella
Cuando llega Navidad se me despierta la querencia de las novelas de Simenon. Desconozco la razón, pero cada año por estas fechas busco en las librerías alguna novela del escritor belga. Este año celebro la reedición de algunas de las más célebres, en un formato que firman al alimón Anagrama y Acantilado. El fondo de la botella tuvo otra edición por parte de Tusquets. Es, por tanto, un título al que recurre cualquier editor que quiera ofrecer lo mejor del creador de Maigret, aunque en la botella no haya rastro del inspector. El fondo de la botella toca un tema nuclear en la humanidad, uno de esos mitos eternos: la fraternidad, el amor/odio entre hermanos, la vinculación entre seres que se conocen de forma íntima, porque han compartido la infancia y la juventud. Caín y Abel. Jacob y Esaú.

‘Revancha’, la belleza de la venganza entre la gente chunga

revancha
Revancha (2021) remite al universo de Rompepistas (2009). Dos historias de gente del Llobregat se cruzan en una novela violenta, cruda, descarnada. Gente chunga. Gente herida, gente de barrio. Revancha cuenta la vida de Amador, skinhead, homosexual. Niño abandonado, criado en un hogar de acogida, con más heridas en el lomo que un caballo de guerra. La otra línea que traza Revancha nos presenta a César Jabalí Beltrán. Ex jugador de rugby, sicario y matón por encargo de un tal Fundador, que le comunica los trabajos por teléfono.

‘Un buen partido’, una adaptación demasiado amable e incompleta

Vikram Seth publicó A suitable boy, traducido como Un buen partido por Anagrama, en 1993. Fue en aquel momento la novela inglesa más extensa publicada hasta el momento en un solo volumen: 1.352 páginas en la versión española. Se trataba de una saga familiar en la India de los años 50. La búsqueda de esposo para la joven protagonista era la excusa para relatar la Historia de la India: la lucha por la independencia, los sangrientos enfrentamientos entre musulmanes e hindúes, la traumática partición, las abismales diferencias de clases o el legado británico. Todos estos temas, que hacían del libro de Seth una obra monumental, han quedado anulados en la serie.

Jesús Pardo, el insólito genio de las memorias

Jesús Pardo
Si nunca has leído a Jesús Pardo, lo siento, pero te has perdido una de las obras más insólitas, ácidas y divertidas de las últimas décadas. Un radical, sin filtros. Sincero hasta la autodestrucción, porque se juzgada con severidad, con extremo rigor. Para después pasear su mirada implacable sobre todo los demás. Su género fueron las memorias. Lo mejor, ahora que se ha ido, y que tendremos unos días de glorificación ruidosa, es empezar por el Autorretrato sin retoques, publicado en 1996 por Anagrama.

La charnega y el «rei» de Cataluña

El corazón de la fiesta
El lector se asoma a la nueva novela de Gonzalo Torné con muchos datos en la memoria: la vulgar avaricia de los Pujol, el latrocinio de las élites del nacionalismo catalán, el discurso victimista, los dineros en Andorra, un prócer del catalanismo que paga la boda de su hija con dinero público, bolsas de basura repletas de billetes de quinientos euros, traiciones sentimentales, y una familia que gobierna la autonomía con unos valores que oscilan entre el catolicismo impostado y el racismo.

Marina Garcés: «lo posible no puede ser una cárcel»

Marina Garcés
Dice Doris Lessing en alguna de las Conferencias Massey que la especie humana cuenta con una enorme cantidad de información precisa pero no la utiliza para mejorar la vida de la gente. Y añade que seremos recordados por esa paradójica impotencia. Algo similar subyace en Nueva ilustración radical, el libro de Garcés en el que propone una insumisión contra lo que llama la ideología póstuma, la que da por perdida toda esperanza de futuro. La conversación transcurre en la Biblioteca Jaume Fuster de la Plaza Lesseps de Barcelona: un espacio público, un lugar de cultura, una arquitectura abierta a la participación. Uno entiende enseguida que en la elección del lugar hay un mensaje.

Gubern, un cinéfilo en el Vaticano

roman gubern
Cuenta Román Gubern que cuando su cuñado Jorge Herralde le propuso escribir su experiencia como asesor del Vaticano en cuestiones de cine, tuvo alguna duda de conciencia. Lo pensó dos veces, asegura, echó cuentas de los años que habían pasado desde entonces (25) y cayó en la certeza de que su "padrino" purpurado (el cardenal Foley) estaba muerto y enterrado. En esas condiciones, se dispuso a escribir, y el texto que comentamos estaba listo en un mes, porque Gubern es hiperactivo, duerme poco, y en un encierro de agosto, el recuerdo estaba fijado. A uno, que coincidió con Gubern en sus años romanos como director del Instituto Cervantes, todas esas cautelas le suenan a relato armado para darle un barniz de publicidad al librito.

‘Con los ojos bien abiertos’, o de cómo mirar el arte sin pedantería

Con los ojos bien abiertos. Julian Barnes. Anagrama ¿Cómo se aprende a amar el arte? 'Con los ojos bien abiertos' parece querer responder a esa pregunta desde su introducción. En los primeros párrafos del libro, Barnes, a quien conocemos por sus obras literarias, por El loro de Flaubert, por ejemplo, se pregunta si...

CONECTA CON NOSOTROS

6,069FansMe gusta
1,543SeguidoresSeguir
1,780SeguidoresSeguir
- Ad - Banco Santander

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Lo último de la mejor magia

El conocido mago Jaime Figueroa presenta su nuevo y divertido espectáculo de ventriloquía, precisamente, titulado El ventrílocuo. Lo podemos ver en el madrileño Teatro...

Llega el ballet de Nueva York

La compañía de ballet fundada por el coreógrafo George Balanchine y Lincoln Kirstein, el New York City Ballet, representa tres coreografías llenas de...
hiperion

William González gana el XXXVIII Premio de poesía Hiperión

Reunido en Madrid el jurado del XXXVIII Premio de Poesía Hiperión el 20 de marzo de 2023, aniversario del nacimiento de Friedrich...
Flipboard