Inicio Etiquetas Carlos Zanón

Etiqueta: Carlos Zanón

‘Mi pueblo lee’, la red que acerca la lectura a los pueblos

mi pueblo lee
Nace Mi pueblo lee, una asociación cultural sin ánimo de lucro que tiene por objeto acercar y avivar la lectura en los pueblos. “Una gran tela de araña cultural que fomente la colaboración, la visibilización y el desarrollo de la España Vaciada”.

CONECTA CON NOSOTROS

6,069FansMe gusta
1,543SeguidoresSeguir
1,780SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

amigos

‘Yo tengo tres mil amigos’, la columna de Julio Moreno

Esta mañana se ha producido uno de los acontecimientos que, sin lugar a dudas, te pueden joder el viernes. Estaba yo en mi mejor momento del día, a esa hora de la mañana en la que no hay nadie en casa o, si hay alguien, está dormido, terminando de planchar. Si, yo por las mañanas plancho. Es una terapia tan válida como el yoga o la meditación, con la diferencia de que se puede hacer viendo los programas matinales que suelen ser muy instructivos. Hoy, por ejemplo, he visto a una señora de unos noventa años que el año pasado durmió tres días a la puerta del Cristo de Medinaceli para ser la primera en besarle el pie
infantas

La cola de las ‘infantas’

En un país empobrecido, sumiso y obediente, no hay mayor satisfacción que la de ver en la cola de las vacunas a una condesa. Esas aristócratas de diamantes ocultos en los pliegues de la papada que el día de la banderita se ponen a recaudar monedas para la Cruz Roja, tienen que pasar ahora por el dispensario para dejarse pinchar. Van perdidas, alérgicas a la disciplina dela fila ¡A la cola!, grita la nueva nobleza populista, ¡que se pongan en la cola!
Rita Sánchez

Rita Sánchez, embajadora de la cocina mexicana: «tengo en la memoria todos los sabores...

Rita es en España "la cocina mexicana". Sin más. Nada menos. Nació en Guadalajara de Jalisco. Viene de familia numerosa. Así que creció en los fogones, acostumbrada, como dice "a ver cazos grandes, ya que éramos once de familia, más los invitados que nunca faltaban desde el desayuno hasta la cena. Nadie se resistía a la sazón de mi mamá, que heredó de mi abuelita. Tradición que pasa de madres a hijas y de suegras a nueras". Tiene el español de Rita una música que uno no se cansa de escuchar. Una melodía que viene de antiguo, como una lengua que los españoles hubiéramos perdido y se hubiera conservado al otro lado del océano, enriquecido, amasado con suavidad. Y así también pasa con las historias que cuenta esta mujer que atesora un saber enciclopédico sobre la cocina mexicana. Todo un mundo.