Inicio Etiquetas Columna

Etiqueta: columna

Barco a la deriva, la columna de Julio Moreno

julio moreno
Pues un lunes más, nos desayunamos con la actualidad más candente, y en este caso, la actualidad son las elecciones al parlamento catalán 2021. Es habitual, incluso lógico, que cada partido tenga una opinión sobre lo que ha ocurrido en las urnas. Incluso daría por bueno que cada uno valore los resultados según el color del cristal con que los miran, pero visto desde fuera, sin los condicionantes que acarrea la militancia e incluso la responsabilidad de dirigir los partidos, solo hay un resultado cierto, tan lógico como las matemáticas que se derivan de la participación ciudadana, esto es, los votos.

‘La polilla’, la columna de Julio Moreno

polilla
Sitúense. Martes, doce de la noche aproximadamente. Masterchef celebrity en la uno, yo en el sillón del salón. Se daban todos los elementos para caer en un suave y dulce sopor que invitaba a irse a dormir. “ Está bien. Ahora te levantas del sillón, un pis y a la cama . Con un poco de suerte, el sueño te cogerá enseguida “. En estas circunstancias, me dirijo al baño, sin encender la luz del pasillo para realizar mi última misión del día, misión, por otro lado, plácida y placentera a la vez. Los niños están en sus cuartos, mi mujer ya dormida. Nada se puede torcer. O al menos, eso pensaba.

«Y el que traidor la abandone….», la columna de Julio Moreno

españa
“ Por España y el que quiera defenderla honrado muera, y el que traidor la abandone, no encuentre quien le perdone, ni en Tierra Santa cobijo, ni una cruz en sus despojos, ni la mano de un buen hijo para cerrarle los ojos “. ( Eduardo Marquina. “ En Flandes se ha puesto el sol “ )”.

“Su invitación, por favor“, la columna de Julio Moreno

invitacion
Una de las historias que recuerdo haberle oído a mi padre de niño, de las muchas que nos contaba, era la supuesta historia real de un aficionado del Atlético aviación, club que más tarde se transformó en el Atlético de Madrid, que se estuvo colando años en el estadio haciéndose pasar por policía, enseñando al portero una galleta maría que llevaba oculta debajo de la solapa. La veracidad de la historia no es contrastable, pero si mi padre dice que es cierta, es cierta. La picaresca española es una parte más, yo diría que una parte importante, de nuestra idiosincrasia. Fíjense, por ejemplo, en el pequeño Nicolás, que llegó a colarse en el besamanos del Rey Felipe VI el día de su coronación, entre otros actos públicos.

‘La mentira, y el olvido que les fortalece’, la columna de Julio Moreno

mentira
“ Esperar lo inesperado. Aceptar lo inaceptable “. Esta frase de Confucio podría ser el eslogan de nuestras vidas desde marzo de 2020, hasta hoy. Decía Joseph Goebbels, personaje extremo como a los que ahora nos toca sufrir, “ Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira, más gente la creerá “. Este año de mentiras y bajezas morales que nos está regalando el gobierno de este país, sin embargo, supera todas las expectativas. De entrada, ya finalizamos 2019 imbuidos de mentiras.

‘Pan y circo’. La columna de Julio Moreno

pan y circo
“ Todos somos prisioneros de nuestros miedos, de nuestro pasado y de nuestro arbitrario concepto del bien y del mal “. La frase no es mía, que más quisiera yo. La pronuncia Cecilia Roth en un episodio de la serie El embarcadero. Es bastante evidente que somos prisioneros de nuestros miedos. Unos más, otros menos. Hay gente muy miedosa, que evidentemente vive atenazada por cada circunstancia. Por lo general, son gente llena de inseguridades, incapaces de tomar una decisión sin darle mil vueltas al asunto, y que, cuando la tienen tomada, y analizando los posibles contras, reculan.

‘Tengan criterio’, la columna de Julio Moreno

criterio
Bueno, pues, al fin, está nevando en Madrid. De verdad, ya pensaba que esto de la nevada era como la cura del Covid; algo que se anuncia, y se anuncia, y se anuncia, pero nunca llega. Aun así, no deja de ser asombroso que una nevada que, hasta hoy, no pasaba de ser anecdótica, lleve cuatro días abriendo los telediarios. Es la noticia anticipada, como en Minority report, la película protagonizada por Tom Cruise, en la que, por medio de la tecnología, pueden conocer un delito futuro antes de que ocurra y así detener al delincuente antes de que lo cometa. Con la diferencia de que en ese caso, resulta práctico, pero en el caso de la pre-noticia de la nevada, no ha resultado muy útil. Debe ser que la gente, a base de oír a diario que viene el lobo, ha perdido su capacidad de asombro y credulidad.

Cuento de Navidad, la columna de Julio Moreno

NAVIDAD
Bueno, pues al fin es Navidad. He de confesar que la Navidad, no en lo referente al hecho religioso, sino a la época del año en sí, no es que no me guste, es que la borraría del mapa con toda su parafernalia. Si pudiera permitírmelo, me metería en la cama el veinte de diciembre, o mejor aún, el dieciocho, y no saldría hasta el diez de enero, más o menos, para que ya no quedase ni una lucecita, ni un arbolito ni ninguna de las cosas que pueblan el periodo navideño y que se supone que nos tienen que encantar.

‘Nos vemos en los bares’, la columna de Julio Moreno

Los bares
“Buenos días. ¿ lo de siempre ?”. Esta frase, que parece sencilla, compendia sin embargo valores que trascienden la mera sintaxis del enunciado. Valores tales como respeto, conocimiento y profesionalidad. Si, el análisis sintáctico no nos va a llevar a esta conclusión, pero hay que ir más allá, hay que mirar al fondo, traspasando la frase, con una de esas miradas que no te miran, sino que te hacen la autopsia, como la de Michael Douglas cuando Sharon Stone cruza o, más bien, descruza las piernas en instinto básico.

La columna vacía, por Julio Moreno

Julio Moreno
Hay un momento en la vida de todo autor, aunque sea un autor aficionado como yo, en el que debe enfrentarse a una columna vacía. La columna, que habitualmente está llena cuando empiezas a escribirla, solo necesita ser ordenada y redactada. Es sencillo. Todo suele suceder de tal manera, al menos en mi caso, que muchas veces tengo la sensación de que no soy yo quien escribe, sino que me la han dictado.

Julio Camba en Nueva York

Julio Camba en Nueva York
Vuelve Camba. Vuelven sus artículos de viajes, sus columnas de un humor muy serio. Camba hizo tres viajes a los Estados Unidos. El primero en 1916. Era corresponsal de ABC. De aquella primera visita es Un año en el otro mundo, publicado por vez primera en 1917. Regresó invitado por la Fundación Carnegie en 1927. La ciudad automática corresponde a esa segunda inmersión. En plena guerra mundial, Camba deja atrás Europa y sus años de corresponsal en París y Berlín, el fragor de los cañones y algunos incidentes diplomáticos en las capitales europeas. Camba está con los aliados. En Estados Unidos asiste a las elecciones presidenciales de ese año, que ganará Wilson, el presidente que metió a los Estados Unidos en la primera guerra mundial. "¡Qué hondura, qué originalidad, qué delicadeza en las páginas escritas por este hombre indiferente e irónico!", escribe Azorín al leer Un año en el otro mundo.

CONECTA CON NOSOTROS

6,069FansMe gusta
1,543SeguidoresSeguir
1,780SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Marina Tsvietáieva

‘Mi padre y su museo’, la herencia espiritual de Marina Tsvietáieva

En su exilio de París, en el que malvivía de las traducciones que le encargaba Boris Pasternak, Marina Tsvietáieva escribe sus recuerdos. Los elabora. En este pequeño tomo, la escritora evoca los afanes de su padre para construir un museo que llevara el nombre del zar Alejandro III. Iván Tsvietáiev fue un profesor universitario que dedicó el tramo final de su vida a la fundación del museo de bellas artes de Moscú, lo que hoy se conoce como el Museo Puschkin.

‘Curva España’, una obra acerca de la muerte

Curva España es una obra de Chévere, Es una función que se puede relatar de nueve formas diferentes y donde el público elige con qué personajes verla.
cartarescu

‘Lulu’, de Cartarescu, vuelve a ser ‘Travesti’ con dibujos de Baudoin

Travesti fue su título original. En la primera edición en España, Impedimenta le llamó Lulu, que es el nombre del personaje que dispara el mecanismo complejo, juego de espejos, onírico, de pesadilla, que se despliega en la novela. Victor es el personaje desdoblado, un narrador que le habla a su otro yo, al joven de 17 años que ha llegado al mezzo del camino, "el apogeo de mi vida, en el que tuve que conocer la maquinaria pesada, obscena, la picadora de carne hecha de carne del mundo-infierno-purgatorio-paraíso o del espacio-tiempo-cerebro-sexo, y tuve que presentir el final del crecimiento". Lulu (Travesti) es una obra misteriosa, oscura y salvaje, en la que aparecen algunas de las claves de la obra de Cartarescu. No es una novela autobiográfica. Y el propio autor se presenta en este cómic como un personaje más, para llevar a Edmond Baudoin a su universo, a Bucarest, a la vieja mansión de Budila donde se desarrolla la novela.