Inicio Etiquetas Debate

Etiqueta: debate

‘El ocaso de la democracia’, porqué seducen los autoritarismos, según Applebaum

El ocaso de la democracia
El ocaso de la democracia es un viaje político que comienza en la nochevieja de 1999 en Polonia. El país dejaba atrás décadas de totalitarismo bajo la bota soviética y encaraba el siglo XXI con esperanza. Applebaum está en esa fiesta rodeada de personas de perfil ideológico conservador, y algunos liberales. Pocos años después las conexiones se rompen, la amistad se torna en odio, los que conversaban ya no tienen contacto. Cuando este se produce es agrio, espinoso, irracional. Asoma el odio. Este el objeto de análisis de este libro: cómo las sociedades democráticas se han polarizado, cómo el resentimiento se ha convertido en una opción política que promueve un nuevo autoritarismo que crece en un ambiente de desinformación y que amenaza con romper los consensos democráticos en países que parecían ajenos a la tentación de la ruptura.

Miguel Ángel Quintana Paz, el filósofo en el ruedo ibérico

Miguel Ángel Quintana Paz
Miguel Ángel Quintana Paz es un filósofo rara avis, es un académico que baja al ruedo, entra en los platós de las televisiones, y discute en las redes sociales. No con afán de dar espectáculo sino de reflexionar, discutir, debatir en ese ágora virtual en la que está el público. Nada humano le es ajeno. Comenzamos por constatar que acotar los temas de reflexión con Quintana Paz es una tarea imposible. Así que entregamos esta primera conversación con la esperanza de que haya otras, nuevas, que tendrán como objeto otros temas, porque el contexto habrá cambiado. El sentido de la filosofía está en los libros, pero sobre todo está en el presente que se despliega en los medios de comunicación y en las redes de expresión.

Fanfan se une a Debazoom para rescatar el valor de la conversación

debazoom
Los foros han ido migrando y estos días ya empiezan a anunciar sesiones abiertas en la red. Debazoom es una idea que nació antes de la pandemia, pero el contexto ha hecho que crezca con un estirón rápido sin vuelta atrás. Fanfan y Ludiana se unen a ese proyecto para canalizar a través de su marco debates, foros, intercambios de ideas, y formación.

CONECTA CON NOSOTROS

6,069FansMe gusta
1,543SeguidoresSeguir
1,780SeguidoresSeguir
- Ad - An image

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Can Xue

Can Xue:»el universo entero está en el interior de cada uno de nosotros»

Can Xue responde desde China. Son escasas las entrevistas que concede. Un extracto de este diálogo lo publicó el 18 de septiembre el diario ABC. Las limitaciones del espacio de una página obligaron a dejar fuera algunas cuestiones. Por eso, en FANFAN, ofrecemos ahora a los lectores la entrevista íntegra. De Can Xue teníamos hasta ahora noticias lejanas: traducciones al inglés, visitas a algunas universidades americanas, y ese juicio de Sontag que afirma que si alguien en China merece el Nobel esa es Can Xue. La lectura de La frontera nos produjo una conmoción. El hallazgo de una literatura nueva, y a la vez antigua, con ecos de la tradición china y de la occidental. En ella respiran Dante, la Biblia, Borges o Kafka. La escritura de Can Xue es como una danza que va dibujando escenas que se suceden sin tener que cumplir las reglas de la narrativa tradicional.

Una comedia picantona

En esta obra, Oh! Mami , tres amigas deciden abrir una pastelería, pero la cosa no acaba de funcionar y una de ellas propone ampliar el negocio ofreciendo a las clientas masajes con final feliz en la trastienda del local…
Kristof

‘Ayer’, de Agota Kristof: la asfixiante soledad del hijo de la puta

Quienes no conozcan el universo de Agota Kristof encontrarán en Ayer un compendio de todos los elementos que forman su narrativa. Un punto central breve. La novela son algo más de cien páginas de una prosa elemental, fría, despersonalizada, por momentos poética. Ayer cuenta la historia de un hombre, Sándor Lester. Se trata de un emigrante húngaro que se ha marchado a Suiza de joven. Trabaja en una fábrica de relojes. Aquí conviene recordar que Agota Kristof huyó a pie a Suiza con su marido y su hijo de varios meses. Huyeron de la ocupación soviética. Kristof trabajó durante años en una fábrica de relojes, antes de dedicarse a la escritura, en francés, su nueva lengua.
Flipboard