Inicio Etiquetas Filosofía

Etiqueta: filosofía

‘Récord de permanencia’, el aprendizaje de la lentitud de Gabriel Insausti

récord de permanencia
Récord de permanencia, de Gabriel Insausti, es un libro raro, bello y hondo. Raro porque está formado por notas y aforismos, reflexiones de apenas unas páginas o unos párrafos, o destellos de una frase. No es lo común, aunque cada vez es más frecuente. Tiene una belleza sencilla, humilde, y a la vez profunda. Parte a veces de lo aparentemente banal, de una etiqueta en un envase, de una perplejidad, por ejemplo, para llegar a lo radical. Está emparentado, en su visión, con otros libros que ya hemos comentado en Fanfan, con Humano, más humano, de Josep María Esquirol , o con el dietario de Jordi Doce escrito durante los primeros meses de la pandemia. Y suena con el mismo latido rítmico de otros escritores del género, desde Pascal a Cioran, de La Rochefoucauld a José Ramón Eder.

‘Humano, más humano’ la filosofía del más adentro de Josep María Esquirol

Humano más humano
Humano, más humano parte de Nietzsche para tomar un camino diverso. Parte del filósofo del "demasiado humano" para quitarle el martillo con el que filosofaba, el martillo de la demolición, y dejarlo a un lado del camino. El itinerario de Esquirol es bien otro. No lo basta lo humano del primer término, quiere más, quiere llevarlo más adentro, explorar las posibilidades de sentido que ofrece. Las otras, las posibilidades del superhombre, recuperadas en el tiempo presente por el transhumanismo, no nos prometen ni bien, ni verdad, ni afecto, ni cuidado, ni abrazo ni esperanza. Humano, más humano, es un libro de sabiduría de los próximo, de filosofía serena, poética, que se apoya en Lévinas y en Simone Weill, en Miguel Hernández o en San Juan de la Cruz.

‘Por qué dar la vida a un mortal’ de Fabrice Hadjadj, o cómo el progreso es ser conservador

Fabrice Hadjadj
Fabrice Hadjadj es un filósofo de nombre árabe, nacido en una familia judía, y convertido en 1998 al catolicismo. Antes de su conversión pasó por el nihilismo y por el anarquismo. Su familia, originaria de Túnez, practicaba en casa un maoísmo radical, como debe ser todo maoísmo que se precie. Hoy es un filósofo profundo, actual y divertido. Y católico. La obra que hoy les recomendamos está publicada en Rialp, y es una colección de ensayos, textos y conferencias en torno a cuestiones tan vivas como la sexualidad, la pornografía, el suicidio, el ecologismo, el papel de los laicos, la caridad o la compasión.

‘Guía del autoestopista filosófico’: Ramón Caro y la vuelta al mundo de la filosofía en busca del criterio

Ramón Caro
La gran tarea de la filosofía es la de la formación del criterio. No hace falta que les recuerde el efecto corrosivo que tiene en la sociedad la ausencia del pensamiento, la retirada de las humanidades, y el vaciamiento de la lógica. Los efectos se leen a diario en la prensa, se ven en la televisión y nos golpean en las redes sociales, con su bruta inmediatez. Tampoco hay que ser pesimistas hasta lo apocalíptico. La celebración diaria de la necedad convive con un cierto florecimiento de la filosofía en textos nuevos que buscan llegar a un público que demanda reflexión, ideas, debates que vayan más allá de Galapagar. Un viaje más largo requiere compañeros de ruta que tengan una conversación rica. Es lo que nos propone Ramón Caro Plaza en un texto singular, de formato novedoso, ameno y a la vez profundo. Abarca la totalidad de las cuestiones humanas. Y el autor se sube a los "hombros de gigantes" para darnos una visión general de los grandes temas de nuestra vida, que son los grandes temas de la filosofía

Roger Scruton y el placer de la filosofía

Roger Scruton
En tiempos de "pensamiento chatarra", todo libro de Scruton es un placer, un viento fresco, una tarde clara de otoño. Como dice Gregorio Luir en el prólogo a Breve historia de la filosofía moderna, Scruton era un polímata. Uno que sabía de todo. Se entregó con pasión al conocimiento y al disfrute de la vida, con sabiduría, sin complejos. Bebo, luego existo, es uno de esos libros cordiales, de profundo amor a las creaciones humanas, en este caso al vino. Fue músico, se interesó por el medio ambiente o por la arquitectura. Interesarse, en el caso de Scruton, es entregarse a fondo, con pasión, a la tarea de conocer, para preservar. En él la palabra conservador adquiere el valor de "los que mantienen y transmiten el fuego". Escribió óperas, fue un competente organista en su parroquia, y asesoró al gobierno británico en materia de arquitectura. Fundó una granja y fue un notable jinete en la caza del zorro.

‘En primera persona’, la autobiografía de Finkielkraut en el contexto de la guerra de la cultura

Alain Finkielkraut
En primera persona es el repaso de un itinerario personal. Pero es también un libro de batalla, de combate intelectual. Testimonio de una generación, aborda las cuestiones más graves de la cultura contemporánea. Por estas páginas que al lector le parecen escasas, el autor se mete en el ring del antisemitismo, de la ideología de género, del totalitarismo, y de la regresión de la cultura como criterio elaborado en el estudio y el diálogo con los grandes maestros. Enumeremos algunos de los temas que aborda en detalle. La crisis del mundo contemporáneo. El triunfo de las ideologías deletéreas en las que el hombre pierde su nombre. El islamismo y el izquierdismo contra los judíos. La negación de la historia. El desprecio de la tradición y de la memoria. El abandono de las reglas básicas que forman una cultura y una civilización.

El cianuro de Cioran, para lectores desesperados

Emil Cioran
Hermida editores recupera la primera gran obra de Emil Cioran, profeta del nihilismo. Este En las cumbres de la desesperación no es el primer libro que edita Hermida, que ya antes publicó otras dos de las grandes obras del rumano: Soledad y destino, Lágrimas y santos. Nada mejor que una pandemia, una trágica pandemia, adornada de mentiras, muertos que aparecen y desaparecen y todo tipo de atropellos de un poder que se resiste a ser barrido por la peste, para volver a leer esta obra cumbre.

Marina Garcés: «lo posible no puede ser una cárcel»

Marina Garcés
Dice Doris Lessing en alguna de las Conferencias Massey que la especie humana cuenta con una enorme cantidad de información precisa pero no la utiliza para mejorar la vida de la gente. Y añade que seremos recordados por esa paradójica impotencia. Algo similar subyace en Nueva ilustración radical, el libro de Garcés en el que propone una insumisión contra lo que llama la ideología póstuma, la que da por perdida toda esperanza de futuro. La conversación transcurre en la Biblioteca Jaume Fuster de la Plaza Lesseps de Barcelona: un espacio público, un lugar de cultura, una arquitectura abierta a la participación. Uno entiende enseguida que en la elección del lugar hay un mensaje.

CONECTA CON NOSOTROS

6,069FansMe gusta
1,543SeguidoresSeguir
1,780SeguidoresSeguir
- Ad - An image

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Can Xue

Can Xue:»el universo entero está en el interior de cada uno de nosotros»

Can Xue responde desde China. Son escasas las entrevistas que concede. Un extracto de este diálogo lo publicó el 18 de septiembre el diario ABC. Las limitaciones del espacio de una página obligaron a dejar fuera algunas cuestiones. Por eso, en FANFAN, ofrecemos ahora a los lectores la entrevista íntegra. De Can Xue teníamos hasta ahora noticias lejanas: traducciones al inglés, visitas a algunas universidades americanas, y ese juicio de Sontag que afirma que si alguien en China merece el Nobel esa es Can Xue. La lectura de La frontera nos produjo una conmoción. El hallazgo de una literatura nueva, y a la vez antigua, con ecos de la tradición china y de la occidental. En ella respiran Dante, la Biblia, Borges o Kafka. La escritura de Can Xue es como una danza que va dibujando escenas que se suceden sin tener que cumplir las reglas de la narrativa tradicional.

Una comedia picantona

En esta obra, Oh! Mami , tres amigas deciden abrir una pastelería, pero la cosa no acaba de funcionar y una de ellas propone ampliar el negocio ofreciendo a las clientas masajes con final feliz en la trastienda del local…
Kristof

‘Ayer’, de Agota Kristof: la asfixiante soledad del hijo de la puta

Quienes no conozcan el universo de Agota Kristof encontrarán en Ayer un compendio de todos los elementos que forman su narrativa. Un punto central breve. La novela son algo más de cien páginas de una prosa elemental, fría, despersonalizada, por momentos poética. Ayer cuenta la historia de un hombre, Sándor Lester. Se trata de un emigrante húngaro que se ha marchado a Suiza de joven. Trabaja en una fábrica de relojes. Aquí conviene recordar que Agota Kristof huyó a pie a Suiza con su marido y su hijo de varios meses. Huyeron de la ocupación soviética. Kristof trabajó durante años en una fábrica de relojes, antes de dedicarse a la escritura, en francés, su nueva lengua.
Flipboard