Inicio Etiquetas Jessie buckley

Etiqueta: jessie buckley

‘Men’. Como una pesadilla dentro de una alucinación

Men, un cuento de terror sobre las muchas formas de la masculinidad tóxica, pero también sobre la culpa y el miedo que sienten las mujeres

Romeo y Julieta: el montaje Covid

Romeo y Julieta
Jessie Buckley y Josh O'Connor, los amantes perdidos del nuevo y disruptivo montaje teatral filmado del National Theatre, explican por qué su adaptación de Shakespeare es el drama adecuado para este momento. Lenguaje desconcertante, tramas intrincadas, texto ultradenso, escenarios anticuados, personajes que no te dicen nada sobre tu vida, escenarios irreales (¿Un príncipe danés loco hablando con una calavera?) una noche de en el teatro, bajo coacción de los progenitores… Los creadores de la nueva producción de Romeo & Julieta del National Theatre lo saben todo. Entienden el miedo a Shakespeare. Por eso su versión se condensa en 90 minutos. Ambientada en el año pasado, no hace 400 años. En el Reino Unido, no en la Italia del siglo XVI; un poco de techno; una escena de club; moda de la calle; muchos menos viejos soliloquios y rostros jóvenes mucho más diversos; especialmente filmado y gratis en la televisión británica.

CONECTA CON NOSOTROS

6,069FansMe gusta
1,543SeguidoresSeguir
1,780SeguidoresSeguir
- Ad - Banco Santander

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

celine

‘Guerra’, de Céline, el borrador de una obra maestra

"On attrape la guerre comme on attrape la grippe, la gastrite, la gale, la goutte ou la gonorrhée" La guerra como...
gaetano volpi

El fervor por los libros, de Gaetano Volpi

El fervor de tener libros. Gaetano Volpi. Traducción y prólogo de Natalia Zarco. Trama editorial. Gaetano Volpi era un...
tomás baleztena

Tomás Baleztena, o la pintura como un estado del alma

Tomás Baleztena se asoma a la puerta de su estudio, en un bajo del Carabanchel de Vista Alegre. Tiene un aire de marino, elegante, enjuto, elemental. En el estudio están clavados en la pared tres grandes lienzos. Son tres obras en marcha que le dan al rincón un ambiente abisal de grises, azules y negros oceánicos. El suelo está impregnado de óleo, y en un lado hay una montaña de tubos de color, como si los hubiera arrastrado una marea. Tomás va cogiendo cuadros terminados y los coloca en la luz para que tengan la misma vida que los animó. Hay paisajes de fronda y luz, árboles que han convertido su larga vida en un garabato, algún retrato de aire holandés en el que la luz pinta un rostro que pudiera ser de cualquier tiempo.
Flipboard