Inicio Etiquetas Julio moreno

Etiqueta: julio moreno

Sin timón ni timonel

timón
Decía Aristóteles Onasis que “ tal vez la voluntad de abandonar todo se torne mi compañera, pero, en vez de huir, correré detrás de lo que deseo “. Es cierto. Llega un momento, en la vida de todo ser humano, en el cual, sea cual sea su condición, siente la necesidad de huir. La mayoría de las veces, afortunadamente, la huida es hacia delante, ese tipo de huida que nos obliga a avanzar, a dejar atrás lo que hemos sido, para dirigirnos a lo que queremos ser.

Los cien golpes

cien golpes
Maldita sea mi estampa morena. Otra vez aquí, otra vez en viernes y otra vez sin saber de que coño escribir. Tengo que confesar que la mayoría de las veces me siento ante el teclado sin saber de que voy a escribir. Increíblemente, es así. Lo hago, porque, aunque ustedes no lo crean, casi todas las veces que me siento con una idea clara de lo que quiero plasmar, acabo escribiendo de otra cosa. El artículo, que tú crees bajo control, no se deja doblegar, de tal modo que, al final, no escribes lo que querías, sino lo que el teclado y tus manos, sin duda poseídas por Eduardo Manos Tijeras te obligan a escribir.

Hay mil historias que no debes contar, ni en los bares

bares
En estos días inciertos, en que vivir es un arte, me encuentro releyendo, por enésima vez, un libro de uno de mis autores favoritos del que ya me habrán oído hablar, Juan Tallón. Este autor gallego, con numerosas novelas en su haber, es realmente un articulista genial. Columnista de numerosas publicaciones, hace algunos años publicó una recopilación de sus artículos llamada “ Mientras haya bares “.

La escritura inesperada, por Julio Moreno

escritura
Pues nada, me he quedado en blanco. Aquí estoy, sentado delante del ordenador, esperando a que me visite la musa. Que no sé de qué escribir, vamos. Me pasa a veces, muchas veces. A medida que me voy adentrando en el mundo de la escritura, me voy convenciendo de que lo más difícil de escribir es tener un tema sobre el que hilar el artículo, el relato o lo que quiera que escribas.

La bola de cristal, por Julio Moreno

bola de cristal
No pasa un solo sábado, literalmente, en que no me acuerde de las mañanas de sábado de mi juventud, y es curioso, pero el recuerdo se encuentra completamente ligado a La bola de cristal. Si ustedes tienen aproximadamente mi edad, seguro que lo recuerdan, Este programa se emitió entre los años 1984 y 1988.

Telediario de agosto, por Julio Moreno

telediario
Una de mis costumbres más arraigadas, yo diría que casi un rito, es ver el telediario. Si, el telediario. Yo tengo cincuenta años, así que se pueden conformar con que no lo llame el NODO. Desafortunadamente, este último año, el telediario ha perdido su capacidad de sorpresa e, incluso me atrevería a decir, su utilidad de información general, copado como está por el coronavirus. Así que, cuando muy de vez en cuando, aparece una perla como la que ahora voy a recordar, noticia de este pasado verano, la sonrisa aflora al rostro del televidente avezado, deseoso de alguna nueva que rompa la monotonía.

‘La vida en un minuto’, por Julio Moreno

La vida en un minuto
Estaba hoy reflexionando sobre la relatividad del tiempo. Si, ya sé que, en otra ocasión, traté este tema, pero esta vez, si bien igualmente cierto, el prisma es completamente opuesto. Si, es virtud y derecho del ser humano cambiar de parecer o, al menos, de enfoque, sobre una misma materia. Disertaba, meses atrás, sobre algo que, con seguridad, les será familiar. Esas ocasiones en las que un minuto, una hora o cualquier lapso de tiempo discurre veloz, sin que nos demos cuenta de la velocidad de los acontecimientos. Sin embargo, otras veces, es al revés y una hora puede tornarse en eternidad de la que parece que nunca saldremos, densa y fría como el mercurio.

‘Yo hice la mili’, la columna de Julio Moreno

Mili
Estaba yo en el momento feliz de ver el telediario en pijama y zapatillas, cuando me he enterado de que hoy hace veinte años que se abolió el servicio militar. Si, yo veo el telediario, todos los días, si es posible. Antes lo hacía para estar informado, pero últimamente lo veo para ver por dónde nos la quieren colar. Pues eso, que me he enterado que hace veinte años que los españoles no hacen la mili. Yo hice la mili, allá por el pleistoceno medio, en la base aérea de Cuatro Vientos, en Madrid.

‘Yo tengo tres mil amigos’, la columna de Julio Moreno

amigos
Esta mañana se ha producido uno de los acontecimientos que, sin lugar a dudas, te pueden joder el viernes. Estaba yo en mi mejor momento del día, a esa hora de la mañana en la que no hay nadie en casa o, si hay alguien, está dormido, terminando de planchar. Si, yo por las mañanas plancho. Es una terapia tan válida como el yoga o la meditación, con la diferencia de que se puede hacer viendo los programas matinales que suelen ser muy instructivos. Hoy, por ejemplo, he visto a una señora de unos noventa años que el año pasado durmió tres días a la puerta del Cristo de Medinaceli para ser la primera en besarle el pie

‘Odio los lunes’, la columna de Julio Moreno

salas
Lunes. Yo en la cama. Fuera llueve como si se hubieran dejado el grifo abierto. Miro el reloj digital que tengo en la cómoda, pero entre que estoy medio dormido y que ya hace tiempo que la presbicia se empeña en recordarme la edad que tengo, tardo unos 10 segundos, quizá sean 15 minutos, en enfocar para comprobar, como quien va a un baño público y descubre, una vez que ha triunfado, que no hay papel, que ya son las 7:18 y el despertador sonará a las 7:20.

Barco a la deriva, la columna de Julio Moreno

julio moreno
Pues un lunes más, nos desayunamos con la actualidad más candente, y en este caso, la actualidad son las elecciones al parlamento catalán 2021. Es habitual, incluso lógico, que cada partido tenga una opinión sobre lo que ha ocurrido en las urnas. Incluso daría por bueno que cada uno valore los resultados según el color del cristal con que los miran, pero visto desde fuera, sin los condicionantes que acarrea la militancia e incluso la responsabilidad de dirigir los partidos, solo hay un resultado cierto, tan lógico como las matemáticas que se derivan de la participación ciudadana, esto es, los votos.

‘La polilla’, la columna de Julio Moreno

polilla
Sitúense. Martes, doce de la noche aproximadamente. Masterchef celebrity en la uno, yo en el sillón del salón. Se daban todos los elementos para caer en un suave y dulce sopor que invitaba a irse a dormir. “ Está bien. Ahora te levantas del sillón, un pis y a la cama . Con un poco de suerte, el sueño te cogerá enseguida “. En estas circunstancias, me dirijo al baño, sin encender la luz del pasillo para realizar mi última misión del día, misión, por otro lado, plácida y placentera a la vez. Los niños están en sus cuartos, mi mujer ya dormida. Nada se puede torcer. O al menos, eso pensaba.

«Y el que traidor la abandone….», la columna de Julio Moreno

españa
“ Por España y el que quiera defenderla honrado muera, y el que traidor la abandone, no encuentre quien le perdone, ni en Tierra Santa cobijo, ni una cruz en sus despojos, ni la mano de un buen hijo para cerrarle los ojos “. ( Eduardo Marquina. “ En Flandes se ha puesto el sol “ )”.

“Su invitación, por favor“, la columna de Julio Moreno

invitacion
Una de las historias que recuerdo haberle oído a mi padre de niño, de las muchas que nos contaba, era la supuesta historia real de un aficionado del Atlético aviación, club que más tarde se transformó en el Atlético de Madrid, que se estuvo colando años en el estadio haciéndose pasar por policía, enseñando al portero una galleta maría que llevaba oculta debajo de la solapa. La veracidad de la historia no es contrastable, pero si mi padre dice que es cierta, es cierta. La picaresca española es una parte más, yo diría que una parte importante, de nuestra idiosincrasia. Fíjense, por ejemplo, en el pequeño Nicolás, que llegó a colarse en el besamanos del Rey Felipe VI el día de su coronación, entre otros actos públicos.

‘La mentira, y el olvido que les fortalece’, la columna de Julio Moreno

mentira
“ Esperar lo inesperado. Aceptar lo inaceptable “. Esta frase de Confucio podría ser el eslogan de nuestras vidas desde marzo de 2020, hasta hoy. Decía Joseph Goebbels, personaje extremo como a los que ahora nos toca sufrir, “ Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira, más gente la creerá “. Este año de mentiras y bajezas morales que nos está regalando el gobierno de este país, sin embargo, supera todas las expectativas. De entrada, ya finalizamos 2019 imbuidos de mentiras.

‘Odio el siglo XXI’, la columna de Julio Moreno

siglo xix
A veces, te despiertas una mañana, o una tarde y han pasado 27 años de vellón. Yo hice la mili en el año 1993. Para los millennials, hace mucho, mucho tiempo, en un universo muy, muy lejano. Entonces gobernaba España un señor llamado Felipe González, cuando a los políticos, incluso a los rivales, aun...

‘Pan y circo’. La columna de Julio Moreno

pan y circo
“ Todos somos prisioneros de nuestros miedos, de nuestro pasado y de nuestro arbitrario concepto del bien y del mal “. La frase no es mía, que más quisiera yo. La pronuncia Cecilia Roth en un episodio de la serie El embarcadero. Es bastante evidente que somos prisioneros de nuestros miedos. Unos más, otros menos. Hay gente muy miedosa, que evidentemente vive atenazada por cada circunstancia. Por lo general, son gente llena de inseguridades, incapaces de tomar una decisión sin darle mil vueltas al asunto, y que, cuando la tienen tomada, y analizando los posibles contras, reculan.

‘Nos vemos en los bares’, la columna de Julio Moreno

Los bares
“Buenos días. ¿ lo de siempre ?”. Esta frase, que parece sencilla, compendia sin embargo valores que trascienden la mera sintaxis del enunciado. Valores tales como respeto, conocimiento y profesionalidad. Si, el análisis sintáctico no nos va a llevar a esta conclusión, pero hay que ir más allá, hay que mirar al fondo, traspasando la frase, con una de esas miradas que no te miran, sino que te hacen la autopsia, como la de Michael Douglas cuando Sharon Stone cruza o, más bien, descruza las piernas en instinto básico.

Vivan la literatura, por Julio Moreno

vivan la literatura
Siempre me ha fascinado, como el lector irredento que me precio de ser, la capacidad de ciertos autores para, a través de sus textos, imitar a la vida. Esto, que enunciado parece una obviedad, no siempre es así. O debería decir que casi nunca es así.

La columna vacía, por Julio Moreno

salas
Hay un momento en la vida de todo autor, aunque sea un autor aficionado como yo, en el que debe enfrentarse a una columna vacía. La columna, que habitualmente está llena cuando empiezas a escribirla, solo necesita ser ordenada y redactada. Es sencillo. Todo suele suceder de tal manera, al menos en mi caso, que muchas veces tengo la sensación de que no soy yo quien escribe, sino que me la han dictado.

CONECTA CON NOSOTROS

6,069FansMe gusta
1,543SeguidoresSeguir
1,780SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

shore

El cinturón del óxido que se desmorona en USA, revive en las imágenes de...

El fotógrafo captura de manera conmovedora el colapso de la industria pesada estadounidense en los últimos días de la década de 1970. Las tomas en Steel Town van desde retratos tradicionales y tomas de viviendas suburbanas hasta imágenes endurecidas de la industria, aunque el trabajo del veterano fotógrafo Stephen Shore es más evocador cuando juega con combinaciones
familia normal

‘Una familia normal’, de Mattias Edvardsson, una historia insostenible

Una familia normal, tan solo en apariencia, ve trastocada su vida de la noche a la mañana: la hija de una pareja de profesionales de éxito, de 19 años, es detenida acusada de asesinato. La novela arranca con una idea que engancha, pero pronto pierde fuelle

‘Un lugar tranquilo’. Maratón cinematográfico de la 1 y la 2

Un lugar tranquilo', maratón cinematográfico de la 1 y la 2. Algunas salas han programado este maratón previo al estreno de la segunda el 18 de junio