Inicio Etiquetas Lita cabellut

Etiqueta: lita cabellut

Lita Cabellut: «Yo, cuando pinto, me duele»

Lita Cabellut
Esta conversación forma parte del libro Cuéntame algo bueno. Conversaciones con mujeres. Editado por Ludiana, es un tomo que reúne conversaciones con 43 mujeres, de todos los ámbitos, desde las letras a la medicina, pasando por las Fuerzas Armadas. Nos vemos en Sevilla, en una mañana amarilla y cálida de octubre. Antes fue en Madrid, en El Prado, el día que Lita Cabellut dijo que Goya es la Guardia civil de la ética, el día que enrolló el lienzo de una de sus pinturas, un retrato, para golpearlo hasta dejar sobre la mesa un resto de cascotes que algunos creyentes se llevaban como reliquias. La pintura, arruinada, tenía la magia de un desastre azaroso. Lita Cabellut, Manolita, llega vestida de negro, el cabello negro, los ojos negros, como si viniera de un tiempo remoto. Evita el relato de una infancia triste. No quiere esa leyenda. Tiene una sonrisa reciente, serena, y una mirada viva, enérgica. Luego sacaremos a la calle un sillón para la foto, como rebuscadores. Se sienta en el trono como una reina callejera, esta mujer arrebatada.

‘Cuéntame algo bueno’ Alfredo Urdaci conversa con 43 mujeres excelentes

Lita Cabellut
Cuéntame algo bueno. . En el libro han participado, por ejemplo, la pintora Lita Cabellut, las filósofas Victoria Camps y Marina Garcés, la Directora de la Academia de la Historia, Carmen Iglesias, la capitán del Ejército del Aire, Rosa García Malea, la periodista Rosa María Calaf, la presidenta del Grupo Eulen, María José Álvarez, Cayetana Álvarez de Toledo, Miriam Tey, la fotógrafa Isabel Muñoz, las científicas Damiana Álvarez, Elena García Armada, María Victoria Fonseca, la doctora Inmaculada Sierra, la editora Beatriz de Moura, Maite Pagaza, Brenda Escobedo, la directora para España y Portugal del banco Julius Bär, Carolina Martínez Caro y las abogadas Pilar Menor y Romana Sadurska, entre otras.

ARCO ya no es un circo

Picasso en Arco
Una mañana en ARCO. La primera impresión es que el arte gana terreno, que se han marchado los saltimbanquis, los maestros del efecto mediático. ¡Espera! Está Franco. Es un Franco irónico, un Franco como de sello. Esta vez no ha sido un artista nacional, como aquel que lo metió en el refrigerador de la cocacola. Ahora es un nórdico. ¿Qué les habrá hecho Franco a los nórdicos, a los que permitió tostarse en las playas hasta desangrarse como langostinos torrados a la parrilla? Franco atrae a un equipo de televisión de La Sexta, excita sus hormonas, y quieren a toda costa hablar con el dueño de la galería, con el artista, que reside en España. Arco en La Sexta será Franco, desalojado del Valle para acabar en la Feria de Arte. Uno sospecha que el arte para algunos es lo que llevan dentro antes de entrar en Arco. El Franco de Riko Sarinen cuesta 50.000 lereles. En Arco, si quieres salir en La Sexta, lo tienes fácil: haz un Franco.

Las ‘Bodas de sangre’ de Lita Cabellut

Bodas de sangre
El arte y la literatura. García Lorca y Lita Cabellut. Ahora unidos en un libro que es un objeto de arte, como los que fabrica Artika, una marca que ha dedicado obras a Plensa, a las mujeres neumáticas de Botero o a Antonio López. Para la pintora que ha dedicado una parte de su obra a Camarón, que afirma que los negros de sus cuadros son notas musicales sacadas de las coplas del genio de la Isla, la visita a García Lorca parece una estación de paso natural, casi obligado.

Una hora en El Prado con Lita Cabellut

Lita Cabellut
La conversación comienza en torno a una lámina de Pedro Pablo Rubens: Las tres gracias. Cuando Lita, una niña, vio por vez primera el cuadro, dijo que quería pintar eso, que quería pintar así: "gente feliz gente que vive, en el fondo El Prado está lleno de gente como nosotros, que sufre, que sonríe, que vive, aquí...

CONECTA CON NOSOTROS

6,069FansMe gusta
1,543SeguidoresSeguir
1,780SeguidoresSeguir
- Ad - An image

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

morandi

Morandi, la vida íntima de los objetos

Morandi. Resonancia infinita, en la Fundación Mapfre, es una gran oportunidad de hacer un recorrido por toda la obra de uno de los pintores más singulares del siglo XX. Giorgio Morandi (Bolonia, 1890-1964) es inclasificable. Morandi es solo Morandi, aunque en sus primeros pasos demuestre la influencia de la pintura metafísica, del cubismo o de la corriente que nace con fuerza en Cézanne. Apenas viajó fuera de Italia, y pasó toda su vida en su taller, que era su casa, en la Via Fondazza de Bolonia. Su proyecto, al que dedicó toda su vida, se alimenta de objetos cotidianos, de los paisajes que ve desde su casa, de las cosas que tiene a mano. Con ellos construye, como afirma Ardengo Soffici «un conjunto armonioso de colores, formas y volúmenes que obedecen exclusivamente a las leyes de la unidad, como la belleza de los acordes». La muestra dialoga además con algunos pintores y escultores en los que la huella de Morandi es profunda, como Aquerreta o Bertozzi.
ciudad de los prodigios

«La Ciudad de los Prodigios», de Mendoza, como novela gráfica

Planeta Comic publica la versión gráfica de la novela de Eduardo Mendoza La Ciudad de los Prodigios, situada temporalmente en la ciudad de Barcelona durante el periodo comprendido entre las dos Exposiciones Universales de 1888 y 1929. En ella se nos narran las andanzas de Onofre Bouvila, un inmigrante paupérrimo repartidor de propaganda, anarquista y vendedor ambulante de crecepelo y su ascensión a la cima del poder financiero y delictivo.

Festival de San Sebastián 2021, tres días de un reportero

Tras un fuerte inicio, las siguientes 3 jornadas en el 69 SSIFF no han reportado una pesca tan abundante. Aunque sí ha sido muy interesante. Además, pudimos aprovechar para comprar discos y el Diario Vasco nos ha sacado en una página.
Flipboard