Inicio Etiquetas Pound

Etiqueta: pound

Cuentos únicos: ‘Después de la tormenta’ de Hemingway

hemingway
Cuentos únicos vuelve al mar, con un relato de Ernest Hemingway publicado en la revista Cosmopolitan en 1932. También está incluido en su libro Winner Take Nothing, de 1933. After the Storm es su título original, y narra la salida al mar de un buscavidas que huye de una pelea para rastrear las aguas después de una tormenta. Busca restos de naufragios.

Cuentos únicos: ‘El uso de la fuerza’ de W.C. Williams

william carlos williams
El uso de la fuerza fue publicado por primera vez en Blast, en noviembre-diciembre de 1933, y recogido luego en el volumen Life along the Passaic, en 1938. La historia es sencilla, apenas una anécdota. Llamado de urgencia por una familia de pacientes nuevos, un médico tiene que atender a una joven que sufre fiebres altas. El médico intenta examinar su garganta para hacer un cultivo. La enfermedad de la niña puede llevarla a la muerte. A pesar de su grave situación, la joven se niega a que el médico tome una muestra de su garganta. El relato figura en la Antología del cuento norteamericano que publico en España Galaxia Gutenberg, y seleccionada por Richard Ford.

CONECTA CON NOSOTROS

6,069FansMe gusta
1,543SeguidoresSeguir
1,780SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Recordando a Hannah Arendt

Ernesto Caballero estrena Hannah Arendt en tiempos de oscuridad, en Teatro Galileo dentro del ciclo Teatro Urgente
amigos

‘Yo tengo tres mil amigos’, la columna de Julio Moreno

Esta mañana se ha producido uno de los acontecimientos que, sin lugar a dudas, te pueden joder el viernes. Estaba yo en mi mejor momento del día, a esa hora de la mañana en la que no hay nadie en casa o, si hay alguien, está dormido, terminando de planchar. Si, yo por las mañanas plancho. Es una terapia tan válida como el yoga o la meditación, con la diferencia de que se puede hacer viendo los programas matinales que suelen ser muy instructivos. Hoy, por ejemplo, he visto a una señora de unos noventa años que el año pasado durmió tres días a la puerta del Cristo de Medinaceli para ser la primera en besarle el pie
infantas

La cola de las ‘infantas’

En un país empobrecido, sumiso y obediente, no hay mayor satisfacción que la de ver en la cola de las vacunas a una condesa. Esas aristócratas de diamantes ocultos en los pliegues de la papada que el día de la banderita se ponen a recaudar monedas para la Cruz Roja, tienen que pasar ahora por el dispensario para dejarse pinchar. Van perdidas, alérgicas a la disciplina dela fila ¡A la cola!, grita la nueva nobleza populista, ¡que se pongan en la cola!