Ulises X. Alberto Guirao. Premio València Nova. Editorial Hiperion.

Ulises X es un libro de poemas de las mudanzas, de la itinerancia del poeta entre Roma y Madrid, entre la edad incierta y la adulta, entre la gloria y el dolor. En dos paisajes: la Roma de las colinas y el Madrid de la Residencia de Estudiantes. Y son también poemas de un diálogo con la Odisea, con los personajes de sus cantos. Guirao (Madrid,1989) es autor de Los días mejor pensados y de Ascensores. Los dos fueron poemarios premiados, con el Premio Nacional Félix Grande y con el Premio Marcos Pavón del Centro de Poesía José Hierro. Y este tercero llega también con premio. Así que no es extraño que en algún momento del libro el poeta se sitúe en la disyuntiva del laurel o la patria. De momento todo lo que escribe recibe reconocimiento. Con galardones, y con la edición de su obra. Hiperion, la editorial más atenta a la poesía joven, reconoce en el imprimatur del libro que el verano de 2020, cuando se compuso este libro en la imprenta, fue un verano duro. A prueba de Ulises y de Robinsones.

Un errar sonámbulo

Ulises X
Ulises X

El viaje de este Ulises X comienza en Casilina, esa Via romana que nace en la Porta Maggiore de la antigua muralla Aurelia, desde donde el poeta recuerda el tiempo de «peregrinación entre el tiempo sin trabajo ni imaginación». Y en este poema, Ulises se muestra liberal, cansado y desprendido hasta el punto que se lanza a decirle a Penélope «cásate con quien quieras, vete y no pongas cuidado en nuestra curiosidad». Un Ulises que busca certezas al tiempo que contempla sus bienes repartidos: «somos sonámbulos con un solo presagio, odiado como amigos que han triunfado a pesar nuestro, temido enemigo tras el muro, donde anotamos estados y apuntalamos destinos».

La voz del escritor se pregunta por el sentido del exilio romano ¿será el exilio un agosto madrugando?, y se mueve entre las dudas sobre el viaje. En busca de una divina morada, «distrito donde he esperado, espero ser feliz y empadronarme. ¿Cuál de los hombres cuál seré repensando los días? Lejana y brumosa Ítaca Dudosos poema o patria a los que solo los fatuos queremos aún regresar» Guirao es un poeta de inspiración surrealista, que mezcla imágenes conceptuales con elementos de la vida cotidiana y hechos y momentos de su propia biografía.

De Roma a Madrid

Y se van sucediendo en los poemas el sentirse forasteros pobres de lengua («nos hemos sentido forasteros desfallecer y acudido al idioma: gramatical desencanto»). Y el autor dialoga con Eumeo, el criado que reconoció a Ulises: «ahora sé, familiar Eumeo, que siempre habrá un lema cerca: No hay recompensa al esfuerzo, sí a la obra».

En la segunda parte de Ulises X este Odiseo se mueve a Madrid, y cambian sus preguntas. Si antes se cuestionaba ¿quién seré? ahora la pregunta es ¿mi aptitud para el marketing? Hay mudanzas, libros, pisos como aldeas, muebles anacrónicos. Lo cotidiano analizado de forma minuciosa, hasta convertirlo en una cadena de imágenes.

Evoca el tiempo de bonanzas: «terminé y prometí que hablaría de vosotros: hablaré de vosotros, pero da tanta lástima sentir que esta iconografía nunca será viral». Poemas que están llenos de referencias familiares: «tomamos de nuestros padres las rezagadas parrillas (flor de VHS) Otras formas de nostalgia y guiones de emergencia Lo aleatorio del rebobinado Prohibido hablar de política».

Casilina ida y vuelta

Y en la tercera parte el regreso de Ulises a Casilina, menos dubitativo: «me arrojé de cabeza con armas al mar El remolino me sacó limpio de nombre». Ulises ofrece su pecho confiado al enemigo. Busca sufrir a cambio de la gloria. «Por ti, imaginación, la ley de los mundos; sin ti, la ley de los locos». El poeta mezcla su voz con la del speaker del partido en que España se coronó campeona del mundo en Johannesburgo: «clava su suerte en la red hasta la empuñadura, siega césped y tiempo Nos fuimos a tallar a voces el oro ganado al otro lado del orbe una hora más tarde en Johannesburgo».

Y termina con ecos de Catulo y unos acrónimos rítmicos, sonoros y brillantes en Siempre llegas tarde: «metas metamorfoseándose en nubes nubemorfoseándose en motores» y «mientras, mi hermana tunelmorfoseándose en ojos con colmillos colmimorfoseándose en incienso» A Ulises le cuestan más los reencuentros que las despedidas, y se siente torpe en esas emociones: «algo ocurre entre el ir y volver y a casi nadie se le puede exigir un correcto dominio del lamento». Podemos decir que Guirao es un poeta que tiene voz propia, una voz que se reafirma en cada paso, y este de Ulises X es un paso gigante.

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre