El portal Weekendesk.es nos muestra algunos originales destinos, si lo que buscáis es tener unas vacaciones que se desmarquen de lo habitual

Las cuevas son una de las maravillas de la naturaleza que se esconden en parajes que, en un primer momento, pueden no llamar mucho la atención. España cuenta con un patrimonio natural de más de 10.000 cuevas conocidas y exploradas. Espacios que consagran un universo bajo tierra, presidido por un encanto especial en el que poder experimentar unas originales vacaciones subterráneas.

Esto se conoce por espeleoturismo, una forma diferente de viajar para exploradores y amantes de la naturaleza. La web Weekendesk.es ha hecho una selección de planes a dos pasos de inmensas grutas plagadas de alucinantes formaciones, como estalactitas y estalagmitas, para disfrutar de una escapa underground al más puro estilo Indiana Jones.

Vacaciones subterráneas

Vacaciones subterráneas

  • Sabor a vino en las enigmáticas cuevas de Requena

En este hermoso lugar, las únicas cavernas con ventana son las que están situadas en la Villa. Ubicadas en plena plaza del pueblo, encierran un sinfín de usos repartidos en diferentes espacios, que los habitantes les han ido dando con el paso de los años. En ellas se pueden observar vasijas de vino, pozos que servían de suministro de agua a los vecinos y más elementos que muestran la originalidad de los requenenses para darles utilidad.

El Hotel La Villa, con su decoración rústica y acogedora, es el lugar ideal para una escapada en pareja. El plan incluye entradas para hacer una visita a estas enigmáticas cuevas. Y para terminar el día, los huéspedes podrán degustar un vino con denominación de origen, cortesía de la casa.

Diseño Web
  • ¿Dormir en una cueva? En Granada es posible

Si con pasar un día visitando grutas no ha sido suficiente, existe la posibilidad de dormir en una de ellas. En el Hotel Cuevas la Granja – Francisco Rivera Navarro, situado en Benalúa de Guadix, a menos de una hora de Granada, se puede disfrutar de unas verdaderas vacaciones subterráneas, mezclando la forma de vida antigua con la modernidad de nuestro tiempo, en medio de un entorno rural coronado por paisajes como Sierra Nevada.

Estos pequeños apartamentos se adaptan perfectamente a las formas curvas de las cavernas, creando un ambiente natural y pintoresco a la vez, que se fusionan perfectamente con el mobiliario rural. Dormir en la cueva, nadar en la piscina y tomar algo en su original bar restaurante es uno de los planes, pero hay más. El hotel ofrece actividades como salidas a caballo y deportes de aventuras.

  • Visita a las Grutas de Mira de Aire, en Portugal

Para aquellos que quieran hacer una escapada de espeleología fuera de España, las Grutas de Aire, a 15 kilómetros de Fátima, son el lugar perfecto. Estas grutas son las más grandes del país, con 4 kilómetros de longitud y grandes cavidades, en las que se encuentran aguas de color turquesa y grandes formaciones rocosas que han sido esculpidas por la filtración del agua.

Para exprimir cada momento de la escapada, el Hotel Estrela de Fátima es la elección perfecta, porque con el paquete incluye dos entradas para visitar las grutas con un guía que conoce hasta el más mínimo detalle de este misterioso lugar. Además, está situado en una ubicación privilegiada para visitar Fátima y descubrir sus encantos. El plan incluye una exquisita cena que consta de platos típicos de la zona.

  • Escapada para exploradores en la única montaña de sal de España

En constante cambio a medida que la lluvia la erosiona, las minas de sal de Cardona son un fenómeno natural sin comparación. Es una de las dos montañas de sal que existen en el mundo y, por su puesto, uno de los grandes tesoros de España. Los 120 metros de la cueva son solo el inicio de una enorme gruta de 2 kilómetros de profundidad, con formaciones de diferentes texturas en las que la sal es la verdadera protagonista.

Para disfrutar de la experiencia y pasar unas auténticas vacaciones subterráneas, el Hotel Bremón ofrece el plan de alojamiento perfecto en pleno casco antiguo de Cardona. Un edificio del siglo XIX, con toques rurales y ambiente acogedor, ideal para combinar la aventura con veladas románticas. La escapada incluye una visita a una bodega ecológica, que usa técnicas para evitar las emisiones de CO2, culminando así el viaje con sabor a vino.

  • Descubriendo las galerías de la cueva de los Enebralejos

Una de las cuevas más importantes de Segovia es la de los Enebralejos, situada a tan solo una hora de Madrid. En ella, se puede disfrutar de sus salas y galerías plagadas de inmensas formaciones calcáreas como estalactitas, estalagmitas, columnas, coladas y banderas. Además, parte del encarto son las numerosas muestras de pinturas y grabados, que pertenecen aproximadamente al año 2.500 A.C., de nuestros antepasados de la Edad de Cobre.

La elección perfecta de alojamiento para disfrutar de esta escapada es en una suite en el Hotel Artesa Suites & Spa, en Santo Tomé del Puerto, una antigua panadería del siglo XIX. Al estar a escasos 10 minutos de la cueva y a 20 kilómetros de Sepúlveda, permite que se exprima la visita al cien por cien. Una escapada soñada con acceso al fabuloso spa con piscina, sauna, baño turco, duchas terapéuticas y zona de tratamientos.

  • Ruta por la impresionante Gruta de las Maravillas, en Huelva

En el centro histórico de Alacena, bajo un cerro presidido por un fascinante castillo, se encuentra la Gruta de las Maravillas. Es una de las cuevas más jóvenes en lo que a su descubrimiento se refiere, ya que fue hallada en 1850 debido a la actividad minera de la zona. En su interior, los estanques de agua azul turquesa y los paisajes kársticos crean un ambiente de película de ciencia ficción.

El plan perfecto para vivir esta aventura es el que ofrece el Hotel Convento Aracena & Spa, situado a los pies del Castillo de Alacela, en pleno corazón de la Sierra de Huelva, a muy pocos metros de la cueva. Es un hotel con un gran spa en donde poder relajarse después de visitar la Gruta de las Maravillas.

  • El lado romántico de la Cueva de Mendukilo, en Navarra

Mendukilo es un antiguo establo de montaña, que durante siglos dio su servicio a pastores de la zona. Ahora, con el acondicionamiento necesario, se ha convertido en el gran reclamo turístico del lugar. Con una temperatura de 9 grados y una humedad del cien por cien, la cueva se divide en tres grandes salas visitables inundadas que contienen impresionantes formaciones geológicas.

Para aprovechar el viaje al máximo y descubrir Pamplona, el Hotel Bed4U es un destino ideal para pasar unas vacaciones subterráneas. Además, el establecimiento ofrece a todos sus visitantes una amplia variedad de servicios gratuitos: préstamos de iPads, sauna, parking, sala de juegos infantiles y gimnasio.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre