Este 8 de abril llega Vivarium a los cines que pueda haber abiertos y a la Sala Virtual de cine. Esta cinta de ficción no puede ser más apropiada para estos momentos que vivimos

¿Home cinema o cine? No sabría responder. ¿Habrá algún cine abierto en su estreno? A contracorriente films estima que serán pocos, si hay alguno, y la lanzará en su Sala Virtual de Cine. Yo tuve la ocasión de disfrutar de Vivarium durante la 30 Semana de Cine Fantástico y de Terror en San Sebastián. En aquel momento no llegué a apreciarla en todas sus dimensiones. Curiosamente, con la perspectiva del tiempo me ha ido pareciendo más valiosa. Pero es la actual situación de confinamiento la que realza su interés.

Sinopsis

Una joven pareja se plantea la compra de su primer hogar. Para ello visitan una inmobiliaria donde los recibe un extraño agente de ventas, que les acompaña a una nueva, misteriosa y peculiar urbanización para mostrarles una vivienda unifamiliar. Allí quedan atrapados en una laberíntica pesadilla surrealista.

Cartel de Vivarium
Cartel de Vivarium

Ficha técnica

  • Director: Lorcan Finnegan
  • Guión: Lorcan Finnegan, Garret Shanley
  • Reparto: Imogen Poots, Jesse Eisenberg, Jonathan Aris
  • País: EE.UU.
  • Duración: 97 minutos
  • Música: Kristian Eidnes Andersen
  • Fotografía: McGregor (Miguel López Ximénez de Olaso)

Comentario

Los festivales parecen abrir sus puertas al cine de género. Así, Vivarium se coló en Cannes, en La semana de la crítica, obteniendo el Premio de la Fundación GAN para la Distribución. A su paso por Sitges Imogen Poots se llevaría el Premio a la Mejor Interpretación Femenina.

Con estas credenciales abordamos este análisis de una película que probablemente no llegue a las salas de cine. La cinta tiene evocaciones de dos cortos. Uno homónimo de 2015 es del director Thomas Révay´,y también trata sobre una pareja atrapada, en este caso en un apartamento. El otro es de 2012, Foxes, del propio Finegan. También aquí hay una pareja en una urbanización a las afueras. Parece que es un tema recurrente para este director.

Martin, el agente inmobiliario
Martin, el agente inmobiliario

En el aspecto más técnico, las interpretaciones de Poots y Eisenberg son muy apropiadas. Sus personajes evolucionan de modo creíble desde el noviazgo hasta el hartazgo, salpicados con lógicos momentos de ilusión. Un comentario aparte merece Martin, al tiempo peculiar agente inmobiliario e hijo adulto de la pareja. Su aséptica y artificial corrección resulta de lo más inquietante.

La puesta en escena y la fotografía se conjugan para obtener una atmósfera de perfecta artificialidad, de anónima felicidad aparente. Todo parece de plástico, hasta las nubes, y muchas imágenes nos evocan los cuadros Escher, con sus bucles y repeticiones, y de Magritte, con su aspecto estudiadamente artificial. Finalmente la música, con sus motivos repetitivos, contribuye a esta sensación de atrapamiento y de reiteración.

El mensaje

Autorreferencia en un cuadro, aromas de Magritte y Escher
Autorreferencia en un cuadro, aromas de Magritte y Escher

En esta cinta Finnegan incoa muchas cuestiones importantes aunque desaprovecha la oportunidad de profundizar en alguna. Empieza con la pareja y sus dificultades para encontrar hogar y da contra todo. Plantea la vida perfecta de las urbanizaciones de las afueras como un entorno muerto, sin vida ni relaciones. Pero además, la propia inversión en dicho entorno nos atrapa en él. En ese mundo no hay comercios, por eso todo llega en una caja. La comida en estos tiempos es precocinada, de plástico. Todo el entorno es de plástico e idéntico, en una aparente perfección de puertas afuera.

Las relaciones de pareja también tienen su espacio. Trata la diferencia entre el noviazgo con su ilusión, y el choque con la realidad de la convivencia. Y evidentemente, si la rutina es parte de nuestras vidas, en estos entornos se refuerza. Por supuesto esto se salpica con momentos de ilusión y de expansión.

Tom y Gemma
Tom y Gemma

Capítulo aparte merece su visión de la maternidad. Una de estas etapas que hay que cumplir. El niño llega por obligación. Y con él el trabajo de criarlo y educarlo. Pero también llega la pérdida de intimidad. Y como en la vida real, la madre se vuelca en el hijo. Y esa falta de atención genera el rechazo del padre hacia el hijo y su obsesión con un hobby, una expansión exterior a una vida familiar de la que se siente desplazado.

Concluyendo

En definitiva, esta es una película para reflexionar sobre la convivencia y sobre las decisiones vitales que tomamos. Muy oportuna en este momento de confinamiento, pero su mensaje también es apropiado para cualquier otro. Porque, ¿no estamos confinados en nuestro entorno? ¿Atrapados por las decisiones que la sociedad toma por nosotros? ¿O prisioneros de nuestras propias inercias? Quizá sea la ocasión de desatarse o aceptar como propias nuestras ataduras.

Tráiler

Tráiler de Vivarium

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre