corral cervantes

Durante  casi tres años, el fotógrafo británico Brock Elbank fotografió a 30 personas con Nevus Melanocítico Congénito (CMN por sus siglas en inglés), para su serie ¿Cómo me ves ahora? El CMN es una marca de nacimiento extremadamente rara que puede cubrir hasta el 80% del cuerpo. Elbank realizó la serie con su Hasselblad H4D-60 para concienciar sobre esta enfermedad de la piel poco conocida que afecta a algo menos del 1% de la población mundial.

Retratos con CMN

El CMN, puede originarse en cualquier parte de la piel y es causado por una mutación genética aleatoria durante el desarrollo del bebé en el útero. CMN crece proporcionalmente en la superficie de la piel a medida que la persona se hace más alta y más grande. Esta piel es más frágil, debe protegerse de la luz solar directa y, por lo general, puede cubrirse con pelo.

Los retratos de Brock abarcan 14 países de los 5 continentes, incluidos Australia, Brasil, Estados Unidos, Suecia, Italia, Suiza, Polonia y China. Como hizo en sus  anteriores series, sobre las Pecas y el Vitiligo, cada  participante se desplazó hasta Londres para dejarse fotografiar por Brock. Para algunos de ellos  fue su primera experiencia en ser fotografiados sin maquillar su CMN e incluso, la primera vez que conocieron a otra persona que lo tuviera.

La autoaceptación

Gemma Whyatt, una inglesa de 24 años señala que su piel diferente no supuso un problema hasta que entró en la adolescencia, y la volvió más tímida. Intentaba usar leotardos cuando hacía deporte. “Probablemente llamaba más la atención por mi atuendo en verano, con bufandas, que por mi piel. Mis amigos y familiares fueron comprensivos. Gradualmente dejé de tapar mi piel”, afirma. “Es un contínuo viaje de autoaceptación que duró diez años”.

Gemma accedió a dejarse fotografiar por Brock después de ver su serie Pecas  porque quería ayudar a crear conciencia y promover mensajes positivos sobre tener un cuerpo distinto.

Gemma afirma que este proyecto le ha obligado a dejar de lado sus propias inseguridades y ver su imagen en perspectiva. “Desde la exposición, he empezado a usar moño, cuenta, lo que deja al descubierto el lado más afectado de mi cuello y cabeza. También he comenzado a utilizar vestidos más escotados. La verdad es que quiero hacer mis marcas de nacimiento más obvias. Me ha decidido a apoyar más a las personas con diferencias visibles como el CMN, para crear conciencia y alentar la aceptación”.

Marginación social

Yulianna Yuseff tiene 25 años y CMN  en la espalda, glúteos y estómago.

Cuenta que antes de cumplir 7 años no prestaba mucha atención a mis marcas de nacimiento. Pero después comenzó la intimidación: empezó a notar que todos los ojos estaban sobre ella y los dedos apuntaban a sus piernas. “Los padres de otros niños les prohibieron jugar conmigo porque pensaban que era contagiosa”, recuerda.  El momento más difícil fue durante mi adolescencia: “ Pensaba que nadie querría a una chica con la espalda negra y peluda porque tendrían la opción de una chica «normal» con piel perfecta. Cuando comprendí que solo yo misma podía ayudarme, trabajé en mi confianza. Pensé que la mayoría de la gente tenía miedo porque no sabían que es el CMN. Pensé que tal vez si supieran sobre mi vida y la vida de otros con CMN las cosas serían mucho más fáciles. Empecé a publicar sobre mi CMN en Instagram y Facebook. Y estoy feliz de haberlo hecho. Quiero ser feliz, saludable, sentirme bella, segura y sexy en mi propia piel, y ahora lo soy. Pero ha sido un largo camino”.

Yulianna explica que “después de conocer gente con la misma piel que la mía, entendí lo sola que había estado durante todos estos años. Nadie puede entenderlo mejor que una persona que atraviesa la misma situacion, una persona que literalmente vive en la misma piel. Mis amigos nunca entenderán completamente lo que significa para mí caminar por las calles mostrando mi piel, viendo todos los ojos en mí y escuchando comentarios groseros. Puedo ser muy abierta sobre mis marcas de nacimiento, pero también hay días en que tengo miedo y nadie de mi familia o amigos puede encontrar las palabras adecuadas para consolarme. No siento pena por mí misma, pero es una pena que en mi infancia no hubiera nadie que me entendiera.  Habría aprendido a quererme y a entenderme si estas exhibiciones y  esta positividad corporal hubieran existido cuando era pequeña”

Marianna Mendes
Marianna Mendes

Inspirar a otros

Alejandra tiene 26 años, es española y tiene CMN en espalda y glúteos. Dice que siempre fue consciente de su piel, y que aunque al principio intentó esconderse, con el tiempo entendió que no todo está relacionado con el cuerpo.

Se coló en la serie porque vió el trabajo Pecas de Brock y le envió un mensaje por Instagram. Le pareció un proyecto increíble para crear conicencia sobre el CMN. “Mis pecas y mi CMN han sido parte de mí toda mi vida y, de hecho, no las veo cuando me miro en el espejo. Mi propósito al participar en este proyecto, era inspirar a otros a sentir lo mismo y esta exposición supera las expectativas. Estoy segura de que ha tenido un impacto importante en las personas que nunca antes habían visto a alguien con esta afección de la piel y también en aquellas que tienen esta afección que no se sienten seguras”.

Ropa especial

Frederik Gjøg  es noruego, tiene 19 años y su CMN se extiende desde justo arriba del ombligo y alrededor de la espalda hasta la rodilla izquierda. Se detiene casi en la cadera en la pierna derecha.

Cuando era más joven”, relata, “siempre tenía que usar un jersey especial y pantalones cortos para bañarme para no recibir tanta luz solar en mi CMN y luego tenía que usar protector solar con factor solar alto. Casi siempre me quemaba a pesar de las precauciones. He practicado natación y he tenido que enfrentarme a llevar un Speedo delante de otros nadadores. Creo que me ha ayudado a construir mi confianza”.

“En Noruega tenemos un grupo para personas nacidas con CMN , y celebramos algunas pequeñas s pero participar en este proyecto ha aumentado mi confianza” y he recibido una cantidad increíble de mensajes positivos tanto de amigos cercanos como de otros aquí en Noruega”.

Celebrar la diferencia

Lucy Reeves es británica y tiene 35 años y lo que se conoce como CMN gigante: el más grande le rodea todo el cuello hasta la parte inferior de la espalda y le cubre frente hasta debajo del esternón y ambos brazos hasta los codos. También tiene parches más pequeños y satélites (lunares) que le cubren el resto del cuerpo. El CMN la condicionó mucho siempre. “Nunca participaba en nada que involucrara mostrar parte de mi piel, así que  no iba de vacaciones ni a bañarme. Solía ​​cambiarme encerrándome en el baño y solo en los últimos meses que he dejado de hacerlo. Me perdía las fiestas en las que todas mis amigas llevaban vestidos”

Mi CMN me causó una profunda angustia que traté de ocultar a todos. Me tapaba incluso con temperaturas de 30 ° C para ocultar mi piel. No iba a barbacoas porque todo el mundo llevaba  ropa de verano  y yo no podía.  Iba tapada a la escuela: me ponía una blusa debajo de la camisa  y usaba tres pares de medias para que no se apreciaran los lunares”

“Conocer a mi pareja me ha ayudado a celebrar el hecho de que soy diferente, pero conocer a Brock y a los demás con CMN me cambió la vida” explica, “La felicidad que sentí al ver a otras personas con mi misma situación, fue como si se me hubiera quitado un peso. Puedo hablar de este secreto que he estado ocultando todos estos años y me entiendendice. “Sentía que me estaba mirando al espejo, aunque no nos parecíamos, sentía que éramos iguales. Fue una conexión instantánea, una celebración de nuestra singularidad. Me sentí emocionada mirando a los niños, a quienes vi como una versión más pequeña de mí misma. Estos niños parecían felices y saber que no están solos les ayudará a medida que crezcan. Estoy muy agradecida a Brock y a la exposición. Ha cambiado toda mi perspectiva y miro mi piel de una manera diferente, más como arte. Siento que mi vida finalmente comienza ahora

Difundir la conciencia CMN

La serie CMN de Brock, filmada para la organización benéfica CMN del Reino Unido Caring Matters Now, se ha exhibido en la Galería OXO Wharf de Londres y viajará a Italia, Estados Unidos, España, Suiza y Australia, para continuar dando a conocer y comprender esta rara enfermedad.

Una de las asistentes a la inauguración de la serie de imágenes CMN de Brock en Londres fue Lucy Reeves, que tiene CMN gigante y nunca había conocido a otra persona con esta rara marca de nacimiento. Conocer a Brock en la muestra ha cambiado su mundo entero y su visión de la vida. Después visitar la exposición, Lucy acordó que se dejará fotografiar por primera vez, sin maquillaje y sin ropa de manga larga.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre