• 007 ya está de vuelta. La caja negra es la sexta aventura gráfica de Bond y coincide con una noticia triste: Danny Boyle, director de Trainspotting y Slumdog Millionaire, deja el proyecto. Iba a liderar el filme número 25 de la saga, y la fecha de estreno está prevista para finales de 2020, cuando parecía que llegaría en octubre. Pero, afortunadamente, la novela gráfica de 007 no tiene estos problemas.
  • Hagamos un poco de historia. En 1953, el periodista Ian Fleming creó un personaje que a lo largo de las décadas se ha convertido en un icono mundial. El agente James Bond ha sido protagonista de numerosas novelas, un sinfín de películas, cómics y videojuegos. Sus célebres frases han trascendido a todos los niveles, hasta para la coctelería, como: «Por favor, un Martini con hielo,mezclado, no agitado».

Panini publica ‘La caja negra’, lo último de las aventuras de 007

  • Su profesión, su encanto, su licencia para matar, su arte en la seducción… Todo James Bond destila clase y glamur. La versión en tebeo de las aventuras del espía ha ido evolucionando con el paso del tiempo, adaptándose a las nuevas tecnologías. Este 007 no tiene nada que ver con el personaje cinematográfico.
  • En la nueva aventura de Dynamite Entertainment el sofisticado héroe se moderniza, ya no lucha con los villanos de antaño. Así, deberá enfrentarse a los hackers que filtran información a través de las redes sociales, los correos electrónicos y demás formas de ciberataques. Ahora no deberá detener el lanzamiento de armas nucleares, ni misiles, sino tratará de controlar el arma más poderosa de los nuevos tiempos: la información. El MI6 debe evitar por todos los medios que salgan a la luz pública los trapos sucios de políticos y evitar el consiguiente chantaje que puede desestabilizar gobiernos o hacerlos caer. Quien tiene la información tiene el poder y aquellos que guardan secretos, harán todo lo possible para que sean de dominio público.
  • Las primeras secuencias del tomo de Panini nos presentan al Bond más clásico. Una persecución en la nieve, esta vez en los Alpes suizos, en la que no faltan los tiros, los virajes imposibles, los gadgets de siempre. Otro clásico es el Aston Martin, el casino, así como el conflicto de intereses entre la lealtad a su país y sus amigos (en este caso, Felix Leiter). Evidentemente, hay que hacer mención, cómo no, a las mujeres que siempre aparecen en todas sus aventuras. Una belleza letal que ayuda a Bond a salir ileso de sus primeras escaramuzas y de la cual apenas sabemos nada.

La novela gráfica se basa en el clárico del periodista Ian Fleming

  • El trabajo gráfico corre a cargo de Rapha Lobosco, combinando el guión con Benjamin Percy. Una tarea notable, en la línea de los anteriores tomos. Quizá el cómic no esté al mismo nivel de las historias realizadas por el tándem Ellis-Masters, pero es recomendable. No debe faltar en las estanterías de los seguidores de 007. Cabe reseñar, como en otras ediciones, que se incluyen las portadas de la serie, tanto las originales como las alternativas.
Diseño Web

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre