corral cervantes

El chico de las bobinas – Pere Cervantes – Ediciones Destino – 20.90€

Un pequeño desencuentro en un bloque de vecinos desencadena una serie de acontecimientos difíciles de olvidar. El chico de la bobinas mezcla el suspense y la historia de forma brillante haciéndonos partícipes de las consecuencias del pasado y los por menores del futuro, una historia donde la guerra sigue presente pero también las ganas de salir hacia adelante

Nil, el niño de la bicicleta

Nil es un niño brillante, algo tímido pero generoso. Su pasión es el cine, muestra de ello es que se pasa el día en el interior de uno, allí él se encarga de llevar las bobinas de las películas de un lugar a otro, al menos así podrá estar más cerca de lo que él anhela, pero no solo eso gracias a sus pequeños contactos puede estar presente en los doblajes de los films, profesión a la que también se dedicaba su padre.

Actualmente Nil solo vive con su madre, Soledad, en un pequeño piso en la ciudad condal allí ella trabaja en una pequeña tienda regentada por Romagosa, este es una ayuda fundamental para la familia ya que los ayuda en todo lo que puede, convirtiéndose en alguien imprescindible para ellos.

Portada de "El chico de las bobinas" de Pere Cervantes
Portada de «El chico de las bobinas» de Pere Cervantes

Pero no es el único personaje destacable en esta historia y es que Bernardo actúa como el padre que Nil nunca ha tenido, él es más que un jefe para el niño y muestra de ello es cuando le muestra un lugar secreto del que solo son conscientes algunas personas, ese pequeño lugar será parte de su aventura y allí encontrará también su primer amor. Muchos cambios en un corto periodo de tiempo si a ello le sumamos lo acaecido anteriormente.

Un extraño cumpleaños

El día de su decimotercer cumpleaños y de regreso a casa Nil fue testigo de un hecho que marcó un antes y un después en su vida, estuvo presente en el asesinato de un hombre, por más que él intente borrarlo de su mente será imposible y más teniendo en cuenta que sucedió en el portal de su casa. Nadie quedó ajeno a lo que allí ocurrió, parte del edificio también supo que algo extraño sucedió pero ese crimen no fue lo más relevante, sino todo lo que eso supuso.

De ese crimen Nil cogió algo que a priori no era significativo, un cromo de un personaje relevante en la industria del cine, pero parece que ese pequeño juguete tenía más valor de lo que pensaba. No le contó a nadie su pequeño secreto ¿pero qué tendría de relevante?

Después de este suceso todo cambió en la vida del pequeño, había alguien que estaba tras su pista y no era una persona cualquiera era un agente policial, el señor Valiente alguien que tenía mucho que decir con respecto a todo lo que de ahora en adelante le sucediera al niño y su entorno más cercano.

Parece que para Nil el 13 sí sería su número maligno porque desde ese momento su apacible vida dedicada puntualmente al cine daría un vuelto definitivo, con mucha premura él tuvo que saber adaptarse a lo que la vida le iba imponiendo. Él tenía pocos sueños, al menos no muy difíciles de alcanzar ser proyeccionista, conocer a su padre y ser feliz con Lolita, sueños que se podrían cumplir y es que tras perder a su hermana y su mano en la guerra merecía una segunda oportunidad.

MI valoración personal

El chico de las bobinas tiene parte de realidad, ficción y un toque de fantasía. Es una historia que nos recorre por una España alejada de la guerra civil pero guarda ciertos miedos de ese pasado tan reciente. Tiene un hilo argumental muy bueno pero que para mi gusto es demasiado lineal ya que esperas más acción durante su lectura; no obstante, no se puede decir que la narración sea mala quizás sea desde mi punto de vista lo mejor del libro.

Foto de archivo de Pere Cervantes autor de El chico de las bobinas con su novela
Foto de archivo de Pere Cervantes autor de El chico de las bobinas con su novela

No me ha decepcionado pero sí que esperaba más de ella, ha habido momentos en los que no conseguía envolverme la trama pero después poco a poco ha sabido ir desarrollándola de mejor manera. Esa mezcla de suspense con tintes nostálgicos y dosis de venganza hacen de ella una buena historia.

Los capítulos no son especialmente largos y los personajes secundarios en ocasiones están mejor perfilados que los propios protagonistas, personalmente he disfrutado con Bernardo y he odiado a Delfina, la vecina cotilla del edificio. Me ha gustado la evolución personal y emocional de Nil, además tras ese breve epílogo conocemos como fue su vida después, algo que la mayoría de gente odia de la trama y que para mí ha sido todo un acierto.

Pequeños detalles

Este libro ha supuesto para mí la contradicción, he tardado mucho tiempo en poder hacer la reseña de este libro y es que no quería plasmar un comentario al uso. Creo que la historia tiene potencial que será extraordinario poder llevarla al terreno cinematográfico pero me ha hecho falta ese punto de locura y adicción que haga que no pueda soltar la novela de mis manos. Cómo ya digo, El chico de las bobinas ha supuesto una mezcla de emociones donde destaca por encima de todo la calidad literaria de Pere Cervantes.

Una novela poderosa con dosis de nostalgia, fuerza, resistencia y suspense así es este libro, un hervidero de acontecimientos plasmado de elementos de la literatura clásica y contemporánea, y después de todo esto ¿os decidís a leerla?

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre