corral cervantes

Distintos grupos editoriales inician acciones para tratar de salvar las pequeñas librerías, las que tienen menos reservas para abrir de nuevo cuando haya pasado la tormenta. Os comentamos algunas

Sea por razones puramente solidarias, sea por inversión de futuro, sea por interiorización de la responsabilidad social corporativa o sea simplemente por motivos de imagen, las acciones solidarias que parten de las empresas, de todos los tamaños, están proliferando en estos momentos difíciles. Pero sean los que sean los motivos, sean bienvenidas las acciones. Hoy os comentamos algunas iniciativas orientadas a salvar a las pequeñas librerías. Como todos los pequeños negocios, tienen pocas reservas para aguantar meses cerradas. Y sabemos que además, tras el regreso a la normalidad, las ventas tardarán en alcanzar su nivel normal.

Aunque comentamos tres iniciativas. Pero si conocéis otras hacédnoslo saber en los comentario y nos haremos eco de ellas en un próximo artículo.

Editoriales Nórdica, Barrett, Dos Bigotes, Bunker Boooks y Distrito 93. 35% de las compras

Diego Moreno, director de la editorial Nórdica libros, ha iniciado una campaña por la que el 35% de las ventas de su página web irán a la librería que cada comprador indique. Le ha inspirado la campaña Adopta una librería, puesta en marcha por la editorial italiana Eris.

La filosofía de Moreno queda clara desde el nacimiento de Nórdica. Desde que comenzó su editorial, hace 14 años, se decidió que no se venderían libros en papel en su web porque el mejor lugar para encontrarlos era una librería. Solo venden por internet libros en formato digital y objetos literarios. Ahora que las librerías están cerradas, quieren que el hecho de comprar libros electrónicos en su web suponga un apoyo directo a la librería favorita del lector.

Así se expone en la cuenta de Twitter de Nórdica libros

A esta iniciativa se han sumado otras cuatro editoriales independientes. Son Dos BigotesBarrettBunker Books y Distrito 93. Todas ellas entienden que el ecosistema lector-librería-editorial es importante para mantener las pequeñas ediciones. Con ello quieren ayudar a que sobrevivan otros canales de distribución, alternativos a los grandes grupos como Amazon. Sin estas pequeñas librerías y editoriales, sólo unos pocos decidirían qué se promociona, y por tanto qué se vende y qué se edita. Y así se empobrecería el ecosistema editorial y literario.

Penguin Random House. Servicio logístico para librerías 

La estrategia de Penguin Random House Grupo Editorial es actuar de operador logístico de las librerías. El servicio funciona para las librerías que reciben pedidos a distancia de sus clientes, sea por teléfono o por Internet. Penguin pone a disposición de éstas todo su catálogo, con independencia de que tengan stock del título concreto solicitado.

El sistema funciona de la siguiente manera. Cuando un lector solicite un ejemplar de un título del que la librería no tenga stock, basta con que esta curse un pedido a través del sistema dropshipping de la editorial, indicando como punto de entrega el domicilio de su cliente. Penguin prepara el paquete en nombre de la librería, lo entregá en la dirección especificada y envía un acuse de la entrega a la librería. Se trata, por tanto, de una venta realizada por la librería. Y la editorial actúa como proveedor de un servicio logístico de entrega. El objetivo es que a ningún librero le falte stock y así no pierda una venta.

Penguin Random House Grupo Editorial actúa como operador logístico para las pequeñas librerías durante este periodo excepcional.
Penguin Random House Grupo Editorial actúa como operador logístico durante este periodo excepcional

Llibreries Obertes. Comprar ahora para recibir a la apertura

La campaña Llibreries Obertes es una iniciativa privada. Ha sido impulsada por la cooperativa Som -que integra diversas revistas en catalán como Sàpiens además de los sellos editoriales Ara Llibres, Amsterdam o Bernat Metge-, además de la agencia de comunicación Mortensen. Es una iniciativa circunscrita a las librerías de Baleares, Cataluña y Valencia.

El proyecto, planteado en el tiempo récord de una semana, toma como modelo las campañas de crowdfunding culturales. Joan Carles Girbès, director editorial de Som y presidente de la Setmana del Llibre en Català, explica que estas aportaciones se concretan en la compra anticipada de libros. Se trata de un catálogo de 6.500 títulos, en castellano y catalán, publicados entre el 2019 y el 2020 y que pueden adquirirse a través de una web.

Pero la entrega deberá esperar a que las librerías puedan volver a atender a sus clientes. En ese momento, el cliente podrá recoger el libro en su librería de confianza y recibir personalmente el agradecimiento del librero.

El 100% de esta venta anticipada de libros irá a parar a los libreros, ya que al recibir el pedido la librería en cuestión recibirá el 50% de la venta y cuando pueda volver a abrir, el 50% restante. 

Llibreries Obertes, pequeñas librerías
Llibreries Obertes

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre