corral cervantes

Disponible desde el 26 de mayo de 2020 en PC, desde el 9 de junio de 2020 en Xbox One y PlayStation 4, y desde el 16 de junio de 2020 en Google Stadia.

Recorrer mundos de fantasía, en los que poder explorar tierras inhóspitas mientras pones a prueba tu acero enfrentándote a feroces criaturas, es un sueño que muchos fans de los videojuegos han visto cumplido gracias a la saga The Elder Scrolls. Aunque todas las entregas de la franquicia han contado con una innegable calidad, creo que no voy muy desencaminado si afirmo que The Elder Scrolls V: Skyrim ha sido el más exitoso de toda la serie. Aunque su lanzamiento se produjo hace casi 9 años, todavía hoy mantiene un estatus muy alto entre los aficionados a los juegos de rol. Pues bien, ha llegado el momento de volver una vez más a esta gélida región. Bienvenidos a The Elder Scrolls Online: Greymoor.

Esta nueva expansión para el MMORPG de Bethesda y ZeniMax Online Studios, nos permite recorrer la parte occidental de Skyrim visitando ubicaciones ya conocidas de la quinta entrega, como Solitude, Morthal, Labyrinthian o Dragon Bridge, por poner algunos ejemplos. Sin embargo, lo haremos más de 900 años antes de los acontecimientos ocurridos en el título original. Las novedades no acaban ahí, pues también se ha introducido un interesante sistema de antigüedades y unos misteriosos eventos llamados Harrowstorm. Además, los jugadores tendrán que hacer frente a una siniestra amenaza que se cierne sobre la región.

Una antigua maldad resurge de las profundidades de Blackreach

The Elder Scrolls Online: Greymoor trae bajo el brazo un nuevo hilo argumental en el que los vampiros, las traiciones y los experimentos secretos están a la orden del día. En esta ocasión, tendremos que desbaratar los maléficos planes de una poderosa criatura, la cual comanda un temible ejército de monstruos surgidos de las tinieblas. Aunque la trama tiene un tono más lúgubre y oscuro que en capítulos anteriores, debo decir que se vuelve predecible, sobre todo en sus horas finales. La historia tampoco alberga muchas sorpresas, ya que está dividida en las clásicas misiones principales y secundarias, complementadas con algunos puzles y minijuegos.

Por suerte, sus creadores no se han olvidado de incluir nuevas actividades en las que invertir nuestro tiempo. Una de las más relevantes es Kyne’s Aegis, un desafío para 12 jugadores en el que nos enfrentaremos a innumerables hordas de enemigos, algunos de un tamaño considerable. También están las Harrowstorms, unas extrañas tormentas sobrenaturales que transforman a los habitantes en peligrosos engendros sedientos de sangre. Nuestro cometido consistirá en colaborar con otros usuarios, para exterminar a las criaturas antes de que siembren el pánico por todo Tamriel. En cierta medida, son similares a los eventos que ya pudimos ver en anteriores expansiones, pero aquí todo el protagonismo se lo llevan los seres de ultratumba.

En ‘Greymoor’, convertirse en vampiro es una opción bastante atractiva

Otro de los añadidos más interesantes lo encontramos en la búsqueda de antigüedades. Esta nueva actividad arqueológica, permite desbloquear exclusivas piezas de colección y poderosos objetos míticos. Para llevarla a cabo, contamos con dos minijuegos. El primero tiene como propósito desvelar la ubicación exacta de los artefactos. El segundo, por su parte, nos permite excavar con sumo cuidado en el lugar indicado, una vez hemos localizado la zona donde está enterrado. Si le dedicáis el tiempo suficiente, podréis haceros con equipamiento especial, tesoros, antiguas reliquias… además de llenar vuestras alforjas con una generosa cantidad de oro.

Para terminar con el apartado jugable, comentar que la raza de los vampiros se ha visto expandida y potenciada. En Greymoor, convertirse en uno de estos seres es una opción a tener muy en cuenta, pues se han añadido algunas habilidades a las que solo pueden acceder aquellos que acepten el siniestro abrazo de las tinieblas. Lógicamente, esta decisión tiene consecuencias, pues si algún personaje nos sorprende mordisqueando el cuello de un incauto aldeano, no dudará en alertar a los guardias de nuestra presencia. Sin embargo, los poderes que adquirimos al transformarnos son muy divertidos de usar y nos hacen sentir como auténticos señores de la noche.

Skyrim sigue teniendo un encanto especial

A nivel tecnológico, The Elder Scrolls Online: Greymoor aporta diversas mejoras aquí y allá, pero se nota que el motor gráfico ya tiene algunos añitos a sus espaldas. A pesar de ello, el título sigue contando con un apartado artístico que luce de maravilla en pantalla. En ese sentido, me gustaría ensalzar la región subterránea de Blackreach, la cual posee un diseño muy atractivo. Además, las Harrowstorms son un espectáculo digno de ser contemplado. Si a esto le sumamos la belleza de los entornos y la sensación de amplitud que transmiten, nos queda un juego que se disfruta en lo visual, pero que acusa el paso del tiempo.

En lo sonoro, destacar las magníficas melodías elegidas para acompañar nuestras andanzas por Skyrim, ya que contribuyen a crear esa ambientación tan característica de la saga. Por desgracia, las voces siguen estando en inglés, algo que no sería ningún problema si, al menos, contáramos con subtítulos en castellano, pero no es el caso. Tanto los diálogos como los textos —menús incluidos— están en la lengua de Shakespeare, y no parece que eso vaya a cambiar a corto plazo, así que es recomendable tener un nivel medio/alto de inglés si quieres abordarlo con garantías.

Conclusiones — ‘The Elder Scrolls Online: Greymoor’

La expansión de los vampiros. Esa podría ser una forma sencilla de resumir el nuevo contenido adicional que ha recibido el MMORPG de Bethesda y ZeniMax Online Studios. Afortunadamente, el completo rediseño que han recibido los señores de la noche no es el único añadido que vamos a encontrar. Las Harrowstorm son muy espectaculares, sobre todo a nivel visual, y el desafío para 12 jugadores Kyne’s Aegis es bastante duro de pelar, especialmente en su modo de dificultad más alto. Además, el sistema de antigüedades es un soplo de aire fresco dentro de las actividades ya conocidas, y a buen seguro mantendrá entretenidos a los aficionados durante meses.

En el lado negativo encontramos unos gráficos algo desfasados, animaciones un tanto rígidas, una trama que no sorprende y eventos que recuerdan mucho a los de anteriores entregas. En general, parece que la fórmula empieza a mostrar signos de agotamiento, pues es difícil librarse de la sensación de estar viviendo la misma historia de siempre, pero aderezada con vampiros y hombres lobo.

A pesar de ello, estoy convencido que los seguidores de la franquicia recibirán con los brazos abiertos la inclusión de la parte occidental de Skyrim, pues es, posiblemente, una de las regiones más queridas de todo Tamriel. En definitiva, The Elder Scrolls Online: Greymoor es una expansión que viene para insuflar nueva vida al título, aportando una gran cantidad de contenido y novedades interesantes de cara al futuro.

Lo mejor:

  • Kyne’s Aegis y las Harrowstorm son añadidos muy interesantes.
  • La región subterránea de Blackreach es una maravilla visual.
  • Volver a Skyrim siempre es un placer.
  • El nuevo sistema de antigüedades es una actividad bastante entretenida.
  • Ser vampiro ahora es mucho más satisfactorio.

Lo peor:

  • Esta expansión no incluye nuevas clases.
  • La historia de Greymoor es algo predecible.
  • Totalmente en inglés.
  • La fórmula empieza a dar señales de agotamiento.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre