1994. Dirigida por Diego Enrique Osorno. Producida por Vice Studios. Netflix

Colosio. Historia de un crimen. Dirigida por Hiromi Kamata y Natalia Beristain. Netflix

México es el país de las oportunidades perdidas. Lo dicen los mexicanos, y la frase cae a plomo sobre el pesimismo de un país que con frecuencia transmite una impresión de derrota, de abatimiento. Es lo que apunta Octavio Paz en El laberinto de la soledad, y con algo más de humor lo reiteran algunos pensadores contemporáneos como Aguilar Camín o Enrique Krauze. Si la frase es cierta, el año en el que mejor encaja es el de 1994. Un año de oportunidades perdidas que comenzó con la sublevación de los guerrilleros del EZLN en Chiapas, siguió con el magnicidio en Tijuana del candidato del PRI, Luis Donaldo Colosio, y se cerró, entre escándalos de corrupción, con la mayor crisis económica que ha sacudido a México: el efecto Tequila. Dos series nos recuerdan aquellos sucesos y nos ayudan a entender qué paso en México en aquel año aciago. La primera es la más reciente: 1994. La segunda tiene unos años y se llama Colosio. Historia de un crimen. Les recomendamos comenzar por esta última para ver después el documental seriado.

Fue un año convulso para México. El hecho más relevante fue el asesinato de Luis Donaldo Colosio. Hiromi Kamata le dedica una serie de ocho capítulos, en los que el hilo conductor es la esposa del candidato, Diana Laura, que murió de cáncer ocho meses después de Luis Donaldo. En 1994, como señala su director, la historia de Colosio es el centro de los hechos que se narran: “El recorrido es a través de la figura de Luis Donaldo que me parece el personaje más importante de ese año, alguien que generó una expectativa de poder estar en medio del salinismo del PRI y del despertar social que generó el Ejército Zapatista”, comenta Osorno. Siempre se refiere familiarmente al político fallecido como Luis Donaldo, pocas veces como Colosio, “no necesariamente era el estadista que quizás algunos han querido plantear pero tampoco era un amaestrado más del mundo priista. Yo no quería hacer un Luis Donaldo de piedra, sino más bien, alguien humano que de repente parecía muy cercano al despertar social y de repente muy cercano al régimen”.

En noviembre de 1993 Colosio es «destapado»: Salinas le nombra sucesor, y candidato del PRI a la Presidencia de la República. La elección deja fuera de juego a Camacho, su gran rival. Pero Colosio percibe pronto que Salinas cambia de actitud. Las presiones y el acoso a Colosio crecen hasta que el 23 de marzo es asesinado en Lomas Taurinas, un barrio de la ciudad de Tijuana. Un crimen a plena luz del día, en medio de un masa de gente que zarandea al candidato. Una mano acerca una pistola a la cabeza de Colosio y dispara. Es lo que se ve en un video. Un disparo. Pero Colosio muere de dos tiros. Uno de ellos, como vemos, en la sien. Pero es un disparo que no deja restos de quemadura y pólvora en la piel. No hay testigos. Nadie ha visto a Mario Aburto disparar, pero todos le señalan como culpable. Él mismo dice que lo hizo, sin dar más detalles. No hay investigación y los escasos interrogatorios comienzan semanas más tarde.

Colosio. Historia de un crimen es un thriller político trepidante, intenso, y que sigue las reglas de la narración del género. La serie está basada en los hechos, en la historia, e inclina su tesis hacia el crimen político. El villano es Carlos Salinas de Gortari, y su supervillano es su hermano Raúl, que sería detenido y encarcelado por corrupción al final del mandato de su hermano. Colosio era un candidato que anunciaba que su ejercicio de la presidencia iba a ser diferente, centrado en la justicia social, un reformista que creía en la alternancia.

Es cierto que una vez asesinado se puede construir una figura legendaria y que la realidad de su presidencia no necesariamente tenía que obedecer a esa visión mitológica. Pero lo cierto es que Colosio se convierte en una figura incómoda, probablemente porque el México de Salinas y del PRI de la época era esa «dictadura perfecta» que decía Vargas Llosa y había llegado a un grado de mentira y podredumbre que no se sostenía más. Y Colosio era consciente de que solo una reforma profunda podía recuperar la legitimidad democrática. Una reforma que incomodaba a todos los que estaban instalados en el poder.

La Historia de un crimen es una narración muy bien armada, que camina entre la lucha de Diana Laura por exigir la verdad antes de que se muera por su cáncer, y el trabajo incansable del comandante Benítez, jefe de la policía de Tijuana, que consigue cercar a los organizadores materiales del crimen contra Colosio. No los autores materiales, sino los encargados de la seguridad en el mitin del candidato, policías federales y ex agentes organizados en un grupo llamado «Los Tucanes».

En el caso de 1994, la historia está más matizada. La serie documental cuenta con numerosos testimonios, entre ellos el de Carlos Salinas de Gortari. Los años han pasado y sigue manteniendo el mismo grado de cinismo. Las perplejidades en torno al asesinato de Colosio siguen siendo las mismas, porque no hubo una investigación completa del caso. La hipótesis del asesino solitario no se sostiene, pero todos los caminos llevan a un punto ciego, un callejón en el que solo está Mario Aburto con sus incoherencias. 1994 profundiza en el contexto: la guerra de Chiapas, que apenas duró diez días. Algún periodista se pregunta con buen criterio porqué se sublevó marcos en aquel momento, y cómo es posible que lo de Chiapas durara diez días: ¿guerra o sainete? Y se analiza la crisis económica y la explosión de casos de corrupción en los que la figura central era Raúl Salinas de Gortari. México comenzó 1994 con el entusiasmo por la entrada en la globalización y la modernidad gracias al Tratado de Libre Comercio, y lo terminó hundido por la crisis económica más feroz de las últimas décadas, y la conmoción por dos asesinatos, el de Colosio y el de Ruiz Massieu (secretario general del PRI) sin investigación y sin verdad.

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, InstagramIvooxSpotify y YouTube

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre