Almendra – Won-Pyung Sohn – Temas de hoy – 15,95€

Las emociones es aquello que nos hace humanos ¿podrías vivir sin ellas? ¿Cómo afrontarías tu día a día sin ellas? Ese problema es el que padece Yunjae, el protagonista de Almendra. En este libro reflexionaremos sobre la capacidad de adaptación y de empatía que a veces no tenemos al ver a otro ser diferente, y es que no es siempre fácil entender los sentimientos.

Almendra, una historia diferente

Alexitimia esa es la enfermedad que padece Yunjae, es un trastorno que impide no solo emitir o entender las emociones, sino que tampoco le permite ver el miedo. A priori parece similar al Síndrome de Asperger pero nada más lejos de la realidad, el problema de ese síndrome es que cómo dice su madre tiene las almendras del cerebro más pequeñas de lo normal.

Desde que su madre supo de su enfermedad hizo todo lo posible por enseñarle todo tipo de estrategias para que se pudiera defender en la vida rutinaria, preguntas cómo ¿Qué tal estás? o dar las gracias eran conductas que le salían por obligación. Uno de los principales miedos de su madre era que no le temía a nada y no es por intentar ser valiente, simplemente no veía el peligro.

Portada del libro "Almendra" de Won-Pyung Sohn
Portada del libro «Almendra» de Won-Pyung Sohn

En Navidad se celebraba el cumpleaños del niño, con motivo de ello tanto su madre como su abuela decidieron salir a celebrarlo. En solo 5 minutos la vida de aquella familia daría un vuelco terrible, ese niño estaba viendo como lo único que tenía en la vida se estaba desmoronando, que todo estaba lleno de sangre a su alrededor y él no emitió sensación alguna, no es que estuviera en estado de shock es que ese hecho por fuerte que fuera no provocó reacción alguna en él.

Lo sucedido la noche de navidades fue una noticia de gran interés que causó furor en la sociedad pero él debía seguir asistiendo a clase. Todos le tildaron de raro, más bien le calificaron como a un robot, porque era imposible que expresara ninguna reacción y eso que los compañeros le ponían en situaciones comprometidas donde debía reaccionar.

Los libros, sus amigos y rivales

La familia de Yunjae regentaba una pequeña librería de libros de segunda mano, más que eso y es que también vivían allí. En ese espacio él se encontraba libre, su mayor trabajo era decir buenos días, gracias y dar el cambio. Un trabajo sencillo en el que la interacción no era muy significativa.

A pesar de lo ocurrido con su familia, él debía seguir trabajando pero para ello contó con la ayuda del Doctor Shim. Este le propuso un trato y aunque a Yunjae no le gustaba mucha la propuesta, creyó que era la opción más sencilla para continuar con su vida.

Si la vida del chico no era complicada de pronto apareció Guni, un niño rebelde al que no le limitaba nada ni nadie y que puso la vida de Yunjae en peligro, y es que no lograba comprender la actitud de ese chico. La vida de estos adolescentes estaba predestinada porque había algo que les unía y ese lazo cada vez era más íntimo.

Yunjae no era mal estudiante pero su gran debilidad era también su pasión, él adoraba leer pero le resultaba complicado encontrar el significado que denotaban los textos que leía, él entendía perfectamente lo que tenía entre las manos pero le resultaba imposible emitir un sentimiento de ello. Algo muy extraño cuando te dedicas a vender libros.

Mi valoración personal

Al leer la sinopsis sabía que debía leer Almendra, tal y como lo expone quería saber cómo era estar en la piel de una persona que no siente emociones, me parecía que me podía poner en situación y transmitir lo que vemos nosotros si nos encontráramos con alguien así.

Foto de archivo de Won-Pyung Sohn, autora de Almendra
Foto de archivo de Won-Pyung Sohn, autora de Almendra

Al comienzo, la historia se desarrolla de manera fascinante porque vemos cómo esa madre sufre e intenta ayudar a su hijo a manejar todas aquellas acciones tan cotidianas, pero que le resultan tan complicadas al chico. A medida que voy leyendo hay una parte del libro que me engancha pero hay que no llega a convencerme.

Y es que tras el suceso que marca un antes y un después en la vida del chico, hay situaciones que se desarrollan de manera lenta y que en principio se alejan de lo que se quería transmitir en un principio, pero por el otro lado me gusta la actitud de Yunjae, porque él de manera autónoma se va haciendo poco a poco así mismo, quitando así barreras complicadas y permitiendo que otras personas conozcan su manera de entender el mundo.

Este libro es difícil de clasificar pero me gustaría que la gente lo leyese para así poder demostrar y entender las diferentes formas de entender el mundo, porque él no es un robot, solo que su cuerpo no le permite realizar algo tan sencillo como llorar. Y es que él no tiene la culpa de ser así, pero me gusta el apoyo que recibe de su familia, creo que esta novela es muy recomendable para así asignarnos un papel y pensar en cómo reaccionaríamos nosotros siendo cada uno de los personajes.

Almendra no es una novela muy extensa pero guarda en su interior muchos valores que quizás podía haber expresado aun más pero aun así creo que es una novela diferente que puede levantar la curiosidad y el interés de muchos de nosotros.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre