Como era en un principio – Daniel Blanco Parra – Algaida – 20,00€

La aparición de un viejo reloj es el desencadenante de Como era en un principio, una historia familiar que guarda errores del pasado y viejos secretos que saldrán a la luz 30 años después. Una novela con una dosis de suspense narrada con una firme prosa, donde nos muestra que la realidad es imperfecta

Sinopsis inicial

Adela está al borde de la jubilación, días previos a la fiesta aparece en su oficina una paquete, ella nunca creyó lo que estaba viendo. La caja guardaba en su interior su viejo reloj, aquel que perdió hace treinta años y del cual había perdido la esperanza de recuperar. Ese reloj fue el mejor regalo que le hizo su marido cuando apenas llevaban un tiempo casados, ese reloj no solo tenía un valor sentimental sino también económico debido a que era de oro y diamantes.

Portada de "Como era en un principio' de Daniel Blanco Parra
Portada de «Como era en un principio’ de Daniel Blanco Parra

La noticia corrió como la pólvora, todo su entorno se enteró de que Adela había recuperado aquella preciada joya y es que presumía de él ante todos, al igual que hizo en el pasado. Pese a su radiante felicidad también se escondía temor y suspicacia. ¿Por qué apareció el reloj justo en ese momento? Si la pérdida hace varios años supuso un antes y un después en su vida, ahora no lo iba a ser menos. Necesitaban encontrar respuestas y es que el “ladrón” debía de estar cerca de ellos.

Parece que la vida de Adela empezaba a despegar de nuevo, ahora tenía nuevos proyectos y es que la jubilación en parte le apetecía, pero no tanto a Virginia y es que la retirada de su madre del trabajo suponía más tiempo en casa y pese a que ella ya tenía casi cuarenta años seguía viviendo en casa y además estaba en paro. Era periodista de formación y prefería seguir sin empleo a trabajar de cualquier otra cosa que no fuera de lo suyo, y el hallazgo de ese reloj le permitiría hacer un buen reportaje aunque eso supusiera indagar en asuntos del pasado que quizás hubiera sido mejor tener guardados.

Errores del pasado

Virginia tenía un solo objetivo, encontrar al culpable de la pérdida y recuperación del reloj, todos los de su alrededor eran presuntos culpables, nadie se escapaba de ser sospechoso. Ella lo hacía en parte por su puro interés, por tener algún trabajo pero no sabía que la raíz de todo ese asunto sería tan escabrosa y más después del nuevo mazazo para la familia tras lo ocurrido con Adela. Ella era el único salvoconducto para poder descubrir esa mentira desde hace años, para ello contó con la ayuda de un profesional, un detective del que sabía poco más que su nombre.

Entre ambos irán interrogando a todos los que por aquel año de 1987 rondaban el círculo de sus padres, eso permitió conocer más sobre quiénes eran en realidad sus progenitores, y también permitiría saber por qué su padre le regalo a su madre un objeto de tanto valor y más por esa época donde tampoco sus asuntos económicos eran tan holgados. Cada día era un nuevo hallazgo, y mientras ella iba encaminando su futuro profesional se dio cuenta de que la vida de su ejemplar hermana no lo era tanto.

Ese descubrimiento en parte le alegró, y es que la idílica vida de Chari también se iba desmoronando. Todos los pilares que creían asentados de su pasado iban cayendo como naipes, ¿había algo de cierto en su historia familiar? ¿Realmente por qué o quién quería descifrar la verdad?

Entrando de lleno

Virginia no era un ser sencillo, tenía sus virtudes pero guardaba en su interior un poco de envidia pero no codicia, no pretendía que los de su alrededor estuvieran mal pero tampoco quería ser ella siempre el blanco de todas las burlas, por lo que el desenmascaramiento de su entorno le brindó la oportunidad perfecta de no ser ella la única “oveja negra”, pero a medida que esto pasaba todo en lo que creía firmemente se iba debilitando y es que nadie había dicho realmente la verdad.

La confrontación de personajes del pasado y actuales será la única oportunidad de saber la verdad, aunque esta sea dura e inverosímil y es que no todos son como nos pensamos, no todo es Como era en un principio.

Comentario personal

Daniel Blanco Parra ha creado con Como era en un principio una novela con un toque ingenioso pero sencillo donde las rencillas familiares son uno de los puntos más destacables de la novela. La búsqueda del culpable o el porqué del robo son algunas de las piezas claves de ese libro donde los dramas familiares son el principal aliciente. En este libro nos narra una familia de lo más convencional con los problemas más comunes como son el paro, la apariencia de la vida acomodada y el “favoritismo”.

unnamed 1

Pero cada uno de estos hilos los define perfectamente dotando a la novela de entidad propia, la interacción de los personajes es bastante buena y es que ellos convergen a la perfección y no hay nada forzado. Se muestra una realidad difícil de encontrar en otras novelas y es que todo tiene una respuesta. Solo me ha fallado que en algunos momentos la fuerza de la acción decae porque con tantas páginas podía haber ahondado en otros temas y no recalcar tantas veces el asunto del reloj sin mostrar nada más, aun así debo decir que me ha sorprendido la novela y para bien.

Creo firmemente que la estructura es buena y al hablar de una realidad tan cercana a los lectores hace que la ambientación sea más real. Aquí no hay un fin determinado, todo depende del tiempo y es que la historia de este libro no finaliza con las últimas páginas del libro. En definitiva, quitando algunas obviedades que recalca en determinadas ocasiones he disfrutado de esta novela clasificado en lo conocido como domestic noir.

Otro domestic noir que podéis leer es ‘Penitencia’ de Pablo Rivero

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre