¡Educacción!, 10 acciones para el cambio que nuestros hijos merecen y necesitan. Sonia Díez. Editorial Deusto

Hay tres palabras clave en la portada de este libro: acción, cambio y necesidad. El ámbito del que habla, es la educación, el más crucial y determinante del futuro de un país, de la felicidad de las personas y de la capacidad de adaptación a los cambios del mundo nuevo. No estamos ante uno más de los libros teóricos que hablan de las razones de un fracaso nacional, el nuestro, sino ante un programa de reforma, de revolución, imprescindible. Sonia Díez estudia la situación en España desde el conocimiento, pero no se detiene en lamentos, propone un programa ambicioso, en el que solo asoma la melancolía cuando llega a la certeza de que será difícil encontrar alguien con la altura de miras como para dar los pasos necesarios. Y sin embargo, consciente de la necesidad profunda que tenemos, comienza el libro con una carta al presidente, o a la presidenta, a la que vendrá. Sonia Díez confiesa que no tiene miedo a equivocarse, porque lo que hoy tenemos es peor que cualquier error en un programa de cambios. Así estamos. No pasen por alto este libro. Es de los pocos que hablan de lo imprescindible.

El porqué y el para qué

Educacción

Sonia Díez, la autora de ¡Educacción! es madre, profesora, y directora de colegios. Y parte de la certeza de que nuestro sistema educativo está organizado y estructurado para un mundo que no existe, un mundo que desapareció. Formamos y preparamos a los alumnos con métodos equivocados, que dejan de lado capacidades fundamentales en el mundo de hoy. La indagación de Sonia Díez parte de una situación personal que le llevó a hacerse las grandes preguntas de la vida.

Cuando te dicen que tu tiempo puede terminar pronto por un cáncer es el momento de indagar en el sentido y en el para qué de la vida. En el libro emerge pronto un objetivo central: «no hay un ser humano medio ni un alumno medio. Cada uno es único e irrepetible, y si bien debemos aspirar a una «equidad» en las posibilidades educativas, cada uno y cada una debería recibir la educación de manera que pueda brillar y alcanzar el máximo desarrollo de su potencial». El alumno debe ser el centro de toda la actividad educativa.

Un programa de autonocimiento

Una losa de burocracia y regulaciones ministeriales o autonómicas ha creado un sistema anquilosado en el que no hay competencia, en el que se impide la innovación, un mundo cerrado e impermeable a la crítica. La educación ha olvidado su misión: «la misión de un colegio, así como sus valores y su cultura, no dependen de lo que la legislación o el inspector de turno determinen, sino del compromiso, la motivación y la determinación con la que sus miembros estén dispuestos a defenderla». ¡Educacción! es, a partir de esta premisa, toda una llamada a la acción

El programa que propone ¡Educaccion! es revolucionario, porque reconoce que se trata de destruir una buena parte de lo que tenemos para dar paso a nuevas formas creativas, impulsar el espíritu emprendedor, cambiar las normas y romper con el espíritu hiperregulador. No es fácil: «los líderes educativos se reclutan con la intención de que salvaguarden organizaciones estables en el tiempo, no para que las sacudan».

La autoevaluación

Sonia Díez propone ser honestos con los alumnos y plantearles un programa educativo de autoconocimiento, el quién eres y cómo es el mundo en el que vives. Una autoevaluación para que sean capaces de gestionar su propio itinerario con responsabilidad y certezas, y una capacitación en habilidades que se adquieren con la experiencia: el trabajo en equipo, la comunicación, la creatividad, la curiosidad, la colaboración, la compasión, la calma y el civismo. Conocimiento y experiencia.

El libro no se detiene en los límites físicos de la escuela. Propone la creación de un ministerio para las familias que termine con el desamparo, la desorientación y la perplejidad de padres y madres frente a la educación. La educación se ha olvidado de los padres. Hay un capítulo para la profesionalización de los maestros, y uno más para la aplicación del small data al control del aprendizaje y el proceso que cada alumno debe seguir para descubrir sus propios talentos. Tenemos el programa, la única pregunta que queda sin resolver en el libro es quién se atreverá al gran cambio que necesitamos.

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, InstagramIvooxSpotify y YouTube

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre