La suspensión de asistencia de los alumnos de todas las edades a los centros educativos es una medida que afecta a la totalidad del territorio español. La Administración apuesta por una enseñanza online durante la situación de alerta. Pero, ¿estamos preparados para este tipo de enseñanza?

La pasada semana fueron varias las comunidades autónomas que decretaron el cierre de las clases presenciales en todos los niveles educativos. Madrid y La Rioja fueron las primeras en establecer este cierre. Varios días más tarde, tras la declaración de estado de alerta en la totalidad del país, este cierre se ha hecho extensible a las 17 comunidades autónomas españolas. Todos miramos a la enseñanza online.

Enseñanza online

Lo más llamativo de la medida es que se decretó la no asistencia de escolares a los centros, pero se mantuvo la obligación de que personal administrativo, dirección, personal laboral y los equipos docentes continuaran acudiendo a sus centros. ¿Por qué? Porque los diferentes gobiernos confían en que la Administración está preparada para impartir docencia online en todos los niveles.

Un sistema educativo de calidad

El consejero de Educación de la comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, afirmó cuando se anunció el cierre de las clases presenciales que “queremos dar todos los pasos para que no se pierda el servicio educativo durante todos estos días, y conseguir que el lunes se pueda considerar que las clases se siguen dando a distancia”. Una tarea que calificó de “compleja”. Sin embargo, comentó a la vez, “gracias a nuestros docentes, a las plataformas online, a los ofrecimientos de empresas que hemos tenido, pensamos que es posible que los alumnos puedan seguir con normalidad.

Leído esto, uno puede pensar que estamos preparados para afrontar esta cuarentena sin detrimento para la educación de los millones de estudiantes de nuestro país. Sin embargo, a la vez que el consejero madrileño afirmaba eso, eran los propios docentes los encargados de “desmentir” a Ossorio. Profesionales del sector afirmaban lo contrario. Tenemos serias “dudas de que los medios y herramientas sea suficientes para hacer una labor educativa a distancia”, decía Teresa Jusdado, secretaria de UGT, quien recogía los recelos de docentes en activo con respecto a la media.

Home de la plataforma EducaMadrid
Home de la plataforma EducaMadrid

Pero no solo los sindicatos han puesto voz al sentir discordante de los docentes con respecto a la Consejería madrileña de Educación. Desde Adimad (Asociación Madrilera de Directores de Secundaria) confirman que el método de trabajo online del que habla Ossorio está en fase de pruebas. Muestran su preocupación porque consideran que sus propios centros escolares no están preparados para ponerlo en funcionamiento. En concreto se refieren a la plataforma Educamadrid, con acceso de los alumnos a través de su correo electrónico. Si bien es cierto que utilizan esta plataforma para acceder a material adicional de los profesores, o para la consulta de dudas directamente con el docente, no está totalmente implementada como sistema de enseñanza online.

Google al rescate

Como alternativa a Educamadrid, algunos docentes señalan la efectividad del sistema de Google implementado en Enseñanza. De esta herramienta dicen que es “muy operativa” y por lo tanto, podría generar ventajas con respecto a la herramienta oficial de la Consejería de Educación.

De hecho, ya son algunos los institutos que han comenzado a hacer uso de esta aplicación como es el caso de el Colegio Internacional J. H Newman, en el que han implementado un Google Classrom desde el que resuelven dudas.

Herramienta Google Classroom
Herramienta Google Classroom

Si movemos la vista hacia los centros de enseñanza de pequeño formato, como son las academias de idiomas o los centros de refuerzo de estudio, cada uno ha tenido que adaptar su fórmula de estudio para continuar dando servicio a los alumnos que regularmente acuden a estos centros y que pagan una mensualidad por sus servicios. La academia First Formación, situado en el distrito madrileño de Vilcálvaro ofrece todas sus clases en formato online desde hoy a través de la aplicación Microsoft Team, que solo necesita de un dispositivo y conexión a internet para dar servicio a sus alumnos. Una fórmula que, aunque no sustituye a 100% a las clase presenciales, es la mejor opción que ha encontrado el centro para continuar formando a sus alumnos.

El Ministerio y sus recursos

El Ministerio de Educación por su parte, ha optado por ofrecer material educativo para paliar los efectos de esta interrupción de la actividad docente española. A través de sus páginas web (INTEF, Procomún, Proyecto EDIA y CIDEAD) se pueden consultar recursos educativos. Si bien es una fórmula que da opciones a docentes y estudiantes, el sistema todavía puede calificarse como rudimentario, porque no responde a que sea una formación online con interacción de docentes y alumnos, sino un espacio virtual de consulta de recursos educativos.

Herramientas disponibles

Los directores de los institutos de Secundaria madrileña parecen optar por Google como la herramienta más eficaz en la tesitura actual. Pero esta no es la única de la que pueden hacer uso. A Google Classroom se une el uso de Hangouts o Edpuzzle, incluso de Screencast que se postulan como las soluciones más eficaces para no dejar a nuestro estudiantes sin clase durante toda la cuarentena.

La clave no está tanto en la cantidad de herramientas al alcance de los centros educativos, sino que tiene más que ver con la implementación de sistemas de docencia virutal y ecosistemas digitales en los diferentes centros. Y, por desgracia, en esta carrera los centros concertados le han pillado la delantera a la enseñanza pública.

El Colegio Menesiano o el Colegio Nuestra Señora del Recuerdo, ambos centros madrileños, ya han puesto en funcionamiento un sistema online de docencia a través del cual, por ejemplo los alumnos reciben sus tareas en sus iPad y responden a estas en el horario y método fijado para ello.

Universidades a distancia

Como cabía esperarse, las universidades online o a distancia son las que mejor paradas están saliendo de esta crisis sanitaria. Sus sistemas de estudio totalmente adaptados a ecosistemas digitales han permitido que sus miles de alumnos en toda España continúen con su formación de la forma habitual y sin perjuicio debido al coronavirus. Estos sistemas modernos, actualizados y testados y usados a diario son la clave para afrontar la cuarentena, y marcan el futuro de la enseñanza online.

Utilicen el sistema que utilicen, el fin último que tratan de lograr estos días centros de todos los niveles y titularidades es ofrecer a los millones de alumnos que se quedan sin clase, un sistema efectivo de atención.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre