Extremadamente cruel, malvado y perverso es un filme sobre uno de los asesinos, violadores y secuestradores más perversos de los Estados Unidos en los años 70, Ted Bundy. Negó todos sus crímenes hasta que los confesó varios años después y fue ejecutado en la silla eléctrica el 24 de Enero de 1989.

Extremdamente cruel, malvado y perverso Ted Bundy

La película cuenta su relación con Liz, una mujer que lo creyó inocente durante mucho tiempo, y que se culpó después también durante mucho tiempo por haberle creído.

La convivencia con un asesino en serie

La convivencia, aunque sea solo por unos años, con un asesino en serie, no debe ser fácil, y más cuando constantemente estás sospechando de él y dudando.

Extremadamente cruel, malvado y perverso Película Zac Efron
Bailando

Eso le pasa a Liz (Elizabeth Kloepfer) que junto con Ted, forman una pareja extraña ya desde la primera noche, o mejor dicho, desde la primera mañana, cuando ella se despierta y se encuentra un hueco vacío a su lado.

Tras esto, lo primero que hace Liz es mirar la cuna de su hija Molly y no está. Es la primera alerta para ella y para el espectador de Extremadamente cruel, malvado y perverso: ese hombre no tiene un comportamiento demasiado convencional. Pese a que se encuentra en la cocina con la niña, dándole el desayuno, uno ya advierte que él no es “trigo limpio”.

Extremadamente cruel, malvado y perverso la pareja cocina
La pareja en la cocina

Pero es que además la película va muy rápida y enseguida constatas que tu primer pensamiento no va muy desencaminado. Porque Ted es parado por la policía por saltarse varios semáforos y detenido. No es de extrañar. Es el sospechoso de varios secuestros y asesinatos en los estados americanos de Seattle, Utah y Colorado.

No sabemos si la acusación es cierta o no, y tampoco lo sabe Liz. De hecho, casi no lo sabe hasta el final. No obstante y pese a sus dudas, Liz acompaña a Ted en los primeras diligencias contra él, en su primer juicio.

Asistimos al padecimiento de ella que se debate entre las sospechas. Es muy clara al respecto la escena en la que llora en la bañera después de que su amiga le hace poner en tela de juicio la versión que él constantemente mantiene: que es inocente.

“Eres una buena madre pero estás cegada” y “estás bebiendo todos los días”, le advierte su amiga.

Extremadamente cruel, malvado y perverso prisión

Los malos augurios de Liz se cumplen después, cuando Ted aprovecha un descuido de un agente y se fuga de Aspen. Al principio, la confianza de la chica sigue intacta, le ama, no encuentra forma de vivir sin Ted. Después, tras su segunda escapada, Liz deja de confiar y más cuando un inspector de Colorado que lleva el caso va a verla y le da un sobre con información confidencial.

Basada en un caso real: Ted Bundy, asesino psicópata ejecutado en 1989

Siempre hemos oído sobre un asesino aquello de que “tiene una cara angelical”, “parecía una persona normal”, “lo veo incapaz de cometer esos crímenes atroces”. Y siempre, desgraciadamente, la persona a la que se refieren estas afirmaciones, es el sospechoso, y a la postre, el culpable. Pues eso pasa también aquí. Ted es el culpable. Y , como veremos, de muchos más asesinatos de los que se le acusa al principio, nada más y nada menos, que unos 30.

Diría que la historia tiene como dos partes, la primera es de amor ciego de la mujer hacia él, y la segunda empieza en el momento en que lo deja.

También en el asesino se produce la evolución pertinente: cuando se cree amado, intenta guardar las apariencias. Después, pese a que siga negando lo evidente, pierde las formas. Y en cuanto al amor, se dejará querer por Caroline, una relación anterior.

Extremamente cruel, malvado y perverso proceso
En el juicio

En esto de perder las formas, es paradójico que en el juicio en Florida, en 1979, se permita que un estudiante de derecho se defienda a sí mismo. Pero ¿cuánto no habrá de espectáculo televisivo en esta decisión? Sí, el asesino, además de serlo, es también licenciado en derecho. Y se atreve a sustituir a su abogado defensor, protestar ante el juez Cowart (John Malkovich) y plantear su estrategia defensiva en el proceso. Increíble, pero posible legalmente, no sólo en Florida, sino en otros muchos lugares.

La mente de un perturbado

No es muy agradable lidiar con la mente de un perturbado, alguien que miente, finge ser quien no es, y se apoya en otro obsesivamente para hacer depender su salvación vital de dicha persona. Eso le ocurre a Ted con Liz. Mientras ella le quiera, quizá habrá resquicio para salir indemne. Todos sabemos que no es así, el primero Ted, en el fondo de su ser.

Cuando fue examinado por una psiquiatra, ésta determinó que era un maníaco-depresivo y sus delitos sucedían normalmente durante los episodios depresivos.

Extremadamente cruel, malvado y perverso ted defendiendose a si mismo
Ted defendiéndose a sí mismo

Los asesinos están entre nosotros, en medio de la sociedad, podemos hasta enamorarnos de ellos. Todas las chicas jóvenes que asisten al juicio de Bundy se enamoran de él. Es guapo, con cara tierna, de niño, pero debajo de ella, esconde un auténtico depredador humano, un vampiro cruel que muerde, estrangula, mata y no tiene ninguna compasión por la vida humana.

El juez que lo envía a la silla eléctrica se lo dice bastante acertadamente. “Usted hubiera sido un buen abogado. Lo hubiera contratado en prácticas. Pero, compañero, decidió ir por otro camino”

Me gusta del final de la «peli» esa especie de homenaje a las víctimas, cuando salen los nombres de todas ellas, al menos las que se conocen.

Datos de la película ‘Extremadamente cruel, malvado y perverso’

La cinta se estrenó en el Festival de Cine de Sundance el 26 de enero de 2019 y en Netflix el 3 de mayo de 2019.

Trailer de la película

El director es Joe Berlinger, escritor y director de diferentes documentales y series tales como «Intent to Destroy» o «Brother’s Keeper».

Quien encarna al protagonista es Zac Efron, conocido por anteriores trabajos en musicales, como saga «High School Musical». El parecido con el auténtico Bundy es más que notable.

Liz es interpretada por Lily Collins.

Me ha resultado acertada la música. En concreto, suena una versión de “Don,t leave me this way” más o menos cuando Liz rompe con Ted. Creo que es una buena elección.

Si quieres conocer toda la actualidad de FanFan e informarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitter e Instagram


2 Comentarios

  1. En la escena en la que Liz se despierta, ve que está sola en la cama y corre asustada a comprobar cómo está su hija, para encontrar a ésta y a Ted en la cocina… el director juega con habilidad con el espectador al enlazar la angustia momentánea de la madre y la presencia de Ted preparando el desayuno a su hija, gracias, en mi opinión, al conocimiento que tenemos de la historia real que hay detrás del personaje. Éste es uno de los casos más famosos de asesinos en serie made in USA.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre