Guía musical de Londres. De Abbey Road al Ministry of Sound. Patricia Godes. Prólogo de Jesús Ordovás. Editorial Anaya

Londres es la ciudad más musical del último medio siglo. El pop o el rock han pasado por sus calles, han sonado en sus bares, aparecen en las portadas de los discos, alberga los estudios de música más celebres. Es, sin duda, una de las grandes capitales de la música. Sea cual sea el estilo de la música de los últimos cincuenta años, ese estilo se ha fraguado en la capital británica. Así que la ciudad está llena de signos, de recuerdos, de emblemas, de estatuas, de recuerdos, de placas, de marcas. Patricia Godes levanta el mapa musical de esa ciudad dentro de la ciudad. Es un callejero minucioso, gráfico, repleto de información, con indicaciones prácticas, anécdotas, leyendas, curiosidades. Un libro que es un verdadero festín para el amante de la música. Sea cual sea tu estilo, está en este libro. No es solo arqueología, es vida actual

londres

Todo empezaba y todo terminaba en Londres. Miren por ejemplo la música jamaicana. Anoten la leyenda. Chris Blackwell era un blanco jamaicano que fue salvado de morir ahogado por unos rastas. Le sacaron del agua medio muerto. En el tiempo que pasó con ellos, Chris quedó fascinado por su música y por su forma de vida. En 1959 volvió a Londres y montó una discográfica independiente: Island Records. Con ese sello dio a conocer la música rasta, impulsó a Bob Marley y por su escudería pasaron Jethro Tull, Cat Stevens, Robert Palmer o el también jamaicano Jimmy Cliff. Island Records aparece en el capítulo seis, dedicado a la zona de Notting Hill, Kensington y Hammersmith, un barrio de grandes auditorios, mercadillos y carnavales.

Si nos vamos a Camden Town podemos hacer un tour por uno de los barrios más multiétnicos de Londres. Es el barrio donde vivió la cantante Amy Winehouse, y donde murió en 2011. Hay bares de música en vivo como Dingwalls y Electric Ballroom. Buena parte de la historia de la música londinense se e concentra en las calles y edificios de Candem Town, lo que fue una aldea, donde puedes encontrar el museo de Dickens, el barrio favorito de Dylan Thomas, de Madness y de Dua Lipa.

El libro de Patricia Godes es una delicia porque está lleno de buena información, muy bien organizada, y repleto de destellos. Por ejemplo: Friedrich Händel y Jimi Hendrix vivieron muy cerca en el espacio, aunque alejados en el tiempo. Sus apartamentos están separados apenas por doscientos metros. Las dos viviendas son hoy museos que exhiben piezas originales, manuscritos, prendas y objetos de los dos músicos.

En el libro están todos: los Rolling Stones, los Beatles, Pink Floyd, Fairport Convention, Led Zeppelin, David Bowie, Amy Winehouse, Queen, Sex Pistols o los Clash. Podemos visitar los lugares en los que hicieron fotografías para las portadas de sus discos, o los bares y clubes en los que cantaron. Por ejemplo, podemos localizar las chimeneas de la central eléctrica que sirvieron para ilustrar la portada de Animals, el disco de Pink Floyd. Aquí están el estudio de Abbey Road y su famoso paso de cebra; el Marquee, con sus míticos conciertos; el Blitz y sus new romantics; el Batcave, con sus pelos cardados y maquillajes de ultratumba; musicales inmortales, como el Rocky Horror Show, o el Ministry of Sound y su célebre pista de baile. Una propuesta diferente para adentrarse en el Londres más musical y descubrir rincones cargados de historia que pueden pasar desapercibidos al turista convencional y, al mismo tiempo, disfrutar y emocionarnos recordando canciones, grupos y modas que, en muchas ocasiones, han marcado nuestras vidas.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre