Cuando el cazador es la presa… o no

SINOPSIS

John Wick ha matado a Santino D’Antonio, el hombre que le encargó la muerte de su hermana para ocupar su puesto en la Alta Mesa y que al mismo tiempo puso precio a la vida de Wick por ello. Pero Santino fue asesinado en un lugar consagrado, el hotel Continental. Ahora Wick se encuentra huyendo, sin acceso a los servicios del submundo, sin refugio en los hoteles como el Continental, con la Alta Mesa procurando su muerte con especial interés y con 14 millones de recompensa que animan a muchos asesinos a probar suerte.

Cartel de la película John Wick Capitulo 3 Parabellum

FICHA TÉCNICA

  • Director: Chad Stahelski
  • Guión: Derek Kolstad, Shay Hatten, Chris Collins, Marc Abrams
  • Reparto: Keanu Reeves, Halle Berry, Ian McShane, Lance Reddick, Anjelica Huston, Asia Kate Dillon, Laurence Fishburne, Mark Dacascos, Yayan Ruhian, Cecep Arif Rahman
  • País: Estados Unidos
  • Duración: 130 minutos
  • Música: Tyler Bates, Joel J. Richard
  • Fotografía: Dan Laustsen
Primer asalto de Zero contra John Wick, en la estación

COMENTARIO

Nueva entrega de la saga de John Wick dirigida en solitario por Chad Stahelski. El director, amigo Reeves, ha colaborado con éste en películas como Matrix o Constantine. Se ha ganado los galones en multitud de producciones como especialista y coordinador de éstos (Sr. y Sra. Smith, Asesinos de élite, The Mechanic, Lobezno Inmortal, Los Mercenarios, Iron Man 2, 300, Matrix…) pero también como asistente de dirección y director de segunda unidad (Los juegos del hambre, Hitman:Agente 47, Capitán América:Civil War, After Earth…)

John Wick a caballo por Nueva York

Esta película es un auténtico recital de la muerte, y la violencia es algo más explícita de la habitual en el cine de Hollywood. Esta violencia y la muerte se ejecutan en diversas circunstancias y con multitud de métodos. Se puede matar en el agua, a caballo, en moto, en una biblioteca, en el almacén de un anticuario o en una estación de tren. Se puede matar con cuchillo, con espada, con revolver, con pistola, con escopeta, con fusil, con las manos, con perro, con caballo, esta especie de Horse-Fu es una sorpresa total, pero también con un grueso libro de cuentos rusos… y aquí ya nos quitamos el sombrero. Aunque hay algo que se echa en falta, el automóvil, tan importante para Wick en las dos entregas previas.

Sofía y sus dos pastores malinois

Por el lado técnico

Siendo antiguo especialista y coordinador de éstos, el director pone en juego toda su experiencia con unas escenas de lucha coreografiadas de modo extraordinario. Y en una vuelta de tuerca se atreve a hacerlo con tomas largas que otros directores hubieran resuelto con múltiples tomas y trabajo de montaje. Y si a esto sumamos coordinar escenas con animales, el mérito técnico resulta innegable.

Buscando resarcir a la Alta Mesa

Pero Satahelski no se queda en la acción espectacular. No sólo las luchas y persecuciones sino cada escena parece coreografiada al detalle, de modo estudiadamente artificioso. Los escenarios, la estética, la luz y el color de la fotografía están extraordinariamente cuidados. El trabajo de un experimentado Laustsen es brillante a pesar de ser oscuro casi todo el metraje. La belleza del desierto, la casa de acuñación, el teatro ruso o la biblioteca dónde se produce la primera pelea, son ejemplos de esta atención al detalle.  Y como joya de la corona están las estancias más privadas del hotel, bellas oficinas con suelos y paredes de cristal, con galerías de esculturas que se repiten en un ordenado patrón, como columnas de una sala hipóstila.

John Wick en la galería de esculturas de cristal

Quizá sea la banda sonora diferenciada y relevante lo más sorprendente, por su conspicua ausencia a pesar del trabajo de Tyler Bates. Estando muy bien ambientada a nivel  de sonido, se echan en falta un score épico y temas que tararear. En la actualidad, siendo el merchandising una importante fuente de ingresos y estando las bandas sonoras en el top de ventas musicales, no se comprende la decisión. Más aún cuando esta saga, con su barroca mitología, se presta a la venta de todo tipo de parafernalia.

Sello de Magistrado y Sello de Pacto de Sangre

La Alta Mesa y el Wickverso

En ésta entrega Stahelski explora y profundiza en el Wickverso. Enfatiza las ideas de la primera película, que las acciones tienen consecuencias y que no se puede salir fácilmente de una organización de asesinos pero menos aún volver a entrar como si nada. Descubriremos los orígenes de Jardani Jovonovich, John Wick. También descubriremos que existen diversas organizaciones como la Ruska Roma, sometidas a la Alta Mesa pero que resisten su influencia todo lo posible. Esta misma actitud la observamos en los directores de hotel (como el Continental) o en el Bowery King. Vamos a conocer su casa de acuñación, sus representantes y normas de administración de justicia y se nos sugerirá un origen milenario asociado al Viejo de la montaña, Hasan bin Sabbah, padre de los hashshashin.

La Directora de la Ruska Roma

Y queda una ética de asesinos y criminales, de simpatía por los que vulneran las normas por motivos “razonables”, de resistencia ante el poder absoluto impuesto a sangre y fuego y la idea de que los asesinos majetes somos amantes incondicionales de los animales.

John Wick y su perro

Los actores

En cuanto a los actores, Reeves representa en su actitud hierática la frialdad del asesino y la impasibilidad ante el dolor, tanto moral como físico. Su duro entrenamiento con Taran Butler ha dado sus dividendos y su manejo de las armas y sus movimientos resultan fluidos y naturales. También plasma el castigo físico que va sufriendo con evoluciones más lentas y doloridas en determinados momentos.

La participación de Halle Berry es refrescante, con la pasión y técnica que pone en sus escenas de acción, la mala baba que destila con Wick a pesar de la simpatía que le manifiesta, y sus dos pastores Malinois tácticos aficionados a morder testículos. Nos acompañan los habituales Ian McShane como elegante e independiente director del Continental, Lance Reddick como amable y discreto jefe de recepción, Laurence Fishburne como rebelde rey del Bowery. También tenemos a una Directora de la Ruska Roma encarnada brillantemente por Anjelica Houston. Igualmente disfrutaremos del cameo de Jerome Flynn, al que conocemos por Juego de Tronos, como director de la casa de acuñación.

Jerome Flynn

Pero dejamos lo mejor para el final. Mark Dacascos es Zero, el obsesionado admirador y asesino encargado de la muerte de Wick, y demuestra que no sólo sabe lanzar patadas y ejecutar acrobacias sino que puede interpretar. Y Asia Kate Dillon, antipático e inquietante Magistrado de la Alta Mesa cuya única fijación es el sometimiento de todos a dicha institución y sus normas. Es un personaje que resulta especialmente odioso.

El Magistrado de la Alta Mesa

Concluyendo

Quizá si ha de hacerse alguna crítica es que va de más a menos con un último tercio menos brillante. Resulta extraño criticar una película de acción por el exceso de ésta, pero la lucha final se hace demasiado larga. Y se hace larga no sólo por su duración sino porque el excesivo castigo que John Wick recibe está al nivel de las películas de artes marciales de Hong Kong. Pero el juego psicológico entre Wick y Zero, su relevancia para el resultado final del combate, logra salvar la escena.

John Wick luchando en la sala de cristal

El cine es ante todo Kinetos, movimiento, y esta cinta es puro Kinetos de principio a fin. Pero el Stahelski no olvida el aspecto plástico, con unos escenarios y una fotografía muy cuidados. La exploración del universo de Wick enriquece y aumenta el interés de la historia que, rematada con un final sorprendente, la abre a una nueva entrega. Atentos a ese subtítulo, Parabellum, que parece anunciarnos las intenciones del director para una próxima entrega.

Zero charla con Wick en el Continental

TRAILER

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre